Inicio » Feng Shui » Equipo

El Comedor y el Feng Shui, clave para la salud

La comida es un punto esencial y el entorno del comedor cumple un papel fundamental. La energía chi de la comida se ve fácilmente afectada por la energía chi del ambiente.

El comedor es una zona social donde la familia y los amigos se reúnen, hablan y disfrutan de una buena comida. Dado al estilo de vida que se lleva hoy en día, tal vez la cena sea el único momento en que la familia se reúna para conversar, ponerse al día y compartir. Un buen comedor crea una atmósfera placentera en donde cada uno puede relajarse y disfrutar de la comida. Asimismo, ayuda si el lugar estimula la conversación y la armonía familiar.

Para el Feng-Shui el comedor es una habitación acogedora, sociable y sobre todo de nutrición, representado por la energía de Tierra, de los cinco elementos, porque es el espacio que nutre las necesidades de los habitantes. Es por esto que se asocia con el órgano del estómago. La actividad que se desarrolla en el comedor es la del Metal, porque es el lugar de las comunicaciones y del compartir, y por ende, el órgano asociado es la boca.

Comedor

Foto: Cristian Carvallo

Para el Feng-Shui el comedor es una habitación acogedora, sociable y sobre todo de nutrición.

La comida es un punto esencial y el entorno cumple un papel fundamental. La energía chi de la comida se ve fácilmente afectada por la energía chi del ambiente, por lo que resulta esencial que la energía chi de un comedor estimule la buena salud.  La nutrición es esencial para la salud y el bienestar, por ello el comedor debe estar diseñado de modo que permita bajar el nivel de actividad cotidiana y laboral, que esté al margen de las preocupaciones y tareas y pueda convertirse en un lugar de serenidad y regocijo.

El diseño del comedor debe ser alegre, agradable y sereno, y estar muy bien iluminado para favorecer la digestión y las buenas relaciones entre los familiares o residentes. Si los distintos miembros de una familia se encuentran en el comedor, al menos una vez al día, para compartir la comida y el espacio es propicio para quedarse y conversar, promoverá el desarrollo, la confianza, el apoyo y la armonía de las relaciones del grupo familiar.

Es por esto que la atmósfera tendrá una influencia significativa en cómo se sentirán las personas mientras comen. Si el ambiente es demasiado estimulante o yang no se sentirán a gusto y tenderán a comer de prisa. Un ejemplo de lugares muy yang son los restaurantes de comida rápida, en los que se decora con elementos llamativos, colores fuertes, superficies brillantes y harta iluminación, lo cual es ideal para atraer clientes e igualmente buena para que se marchen a penas hayan terminado de comer. En el caso contrario, una atmósfera muy relajada o demasiado yin, donde prevalezcan los colores oscuros, sillones o sillas acolchadas y poca iluminación, generará un ambiente muy tranquilo que invita a tomar una postura de más relajo.

Lo importante es generar a través de la decoración, espacios donde se equilibre el yin con el yang, ya que como vimos, los extremos generan ciertos conflictos a la hora de generar un ambiente. El grado de armonía y equilibrio de esta habitación afectará positiva o negativamente, a las relaciones familiares o entre los residentes. La decoración, la distribución, la forma de los muebles, la iluminación, etc, así como la frecuencia con la que se use, marcará las relaciones armoniosas entre los residentes.

La ubicación del comedor dentro de la vivienda es otro factor que hay que considerar a la hora de hacer Feng-Shui en un inmueble. Dependiendo en qué sector se ubique con respecto al centro de la casa, se determinará el tipo de decoración si es más yin o yang considerando el Mapa Bagua general del inmueble, cuya materia veremos más adelante.

 

Más sobre Feng Shui

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X