Inicio » Feng Shui » Equipo

¿Qué se recomienda para los dormitorios de los niños?

El Feng Shui permite conocer qué hacer y qué no en las habitaciones de los niños, de modo que ellos logren la armonía deseada. Aquí entregamos recomendaciones.
  • Los niños pequeños necesitan habitaciones bien proporcionadas y con una buena iluminación. Elija los colores suaves que armonicen, como los tonos pasteles, el celeste para tranquilizar la energía, el rosado para una suave estimulación, el color amarillo suave para nutrir y dar apoyo y el verde claro para alegrar un poco la atmósfera.
  • En ocasiones me ha tocado visitar hogares donde los niños menores de un año tienen problemas para dormir, están intranquilos y necesitan una atención constante de sus padres. No es extraño encontrarme con habitaciones con colores estridentes, muebles llenos de juguetes sin un orden adecuado para que el niño pueda caminar libremente por su dormitorio. En general, son espacios sobre estimulados que evitan el descanso. Como recomendación, se sugirió cambiar el tono de los muros por uno más suave y tranquilizador, sacar todos aquellos elementos que activan como imágenes de acción y juguetes que llaman a la guerra, también tener receptáculos de plástico para guardar los juguetes y tenerlos a la mano para que el niño pudiera alcanzarlos y crearles el hábito de ordenar. El objetivo es hacer del dormitorio un lugar para tranquilizarse y descansar.
Pieza niños

Fotos: Carla Dannemann

La pieza de los niños idealmente debe tener colores pastel y evitar los colores estridentes. Además, los juguetes deben estar ordenados para permitir su desplazamiento.

  • Los bebés necesitan de energía Tierra para su desarrollo inicial. Esta energía está representada por colores pasteles claros como el amarillo, naranjo, rosado y beige. También alfombras de texturas naturales para que los niños puedan explorar en cuanto empiecen a gatear. Elija muebles bajos y anchos con bordes redondeados y suaves y ropa de cama con telas naturales. No se aconseja pintar completamente de color azul un dormitorio, ya que resultan demasiados fríos y poco acogedores para un bebé.
  • Tampoco es aconsejable tener móviles sobre la cuna a la hora de dormir, ya que estimulan a los niños. Es mejor tener la posibilidad de ponerlo o sacarlo dependiendo de la actividad del niño.
  • Los cuadros o imágenes que se ubiquen en un dormitorio, deben ser positivas, alegres y agradables que permitan a la mente del niño estar en armonía y tener tranquilidad.
  • En el caso de que los niños tengan que compartir una habitación, es de vital importancia para el desarrollo equilibrado y armónico, que cada uno pueda disponer de un espacio personal que sienta como propio.
  • Es necesario que todas las camas tengan un respaldo, para crear una separación y aislación entre el muro y la cama y a su vez no sentir la falta de apoyo en la cabeza.
  • No está de más decir que hay que tener las cortinas, cubrecama y cojines en buen estado, sin roturas, manchas y mal olor. Como también, deshacerse de cualquier adorno o juguete roto o irreparable. También es recomendable mantener la habitación ordenada, ya que al estar llena de cosas y desordenada, hace que los niños no quieran pasar tiempo en ella y que le pierdan el respeto a su ambiente.

Más sobre Feng Shui

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X