Abducciones: ¿Farsa o experiencia paranormal?

Definidas como el acto de secuestrar seres humanos por parte de extraterrestres, las abducciones intrigan a la comunidad científica y ufológica, que han lanzado toda clase de teorías para explicarlas.

Guía de: Fenómenos Paranormales

Las historias de personas presuntamente raptadas, tras sufrir episodios de pérdida de voluntad y de conciencia, por misteriosos tripulantes de platillos volantes se han multiplicado en los últimos cuarenta años y tienen varios casos paradigmáticos.

Uno de ellos es el del norteamericano Travis Walton quien, en 1975, mientras  viajaba junto a seis compañeros de trabajo a bordo de una camioneta, se encontró de sopetón con una potente luz brillante que emanaba de un gran disco metálico que flotaba en el aire. Walton, en un arranque de osadía, se bajó del auto para ver más de cerca el platillo mientras sus paralogizados amigos se quedaban en el vehículo. Cuando Walton se dio cuenta que no era tan buena idea acercarse a la nave, reculó para refugiarse rápidamente dentro de la camioneta, pero sus amigos aseguran que un rayo de energía azul golpeó su espalda.  En ese momento el platillo y el mismo Walton desaparecieron.

Dentro de una nave espacial

Abducciones

Foto: El Mercurio

Las historias de personas presuntamente raptadas por OVNIS se han multiplicado.

Tras cinco días de intensa búsqueda y cuando muchos lo creían muerto, Walton reapareció desnudo en una cabina telefónica en las afueras de su ciudad -Snowflake, Arizona-, deshidratado y balbuceando incoherencias. Tras meses de convalecencia, el trabajador recordó después haber estado en el interior de la nave especial. “Vi a varias criaturas extrañas inclinadas sobre mí. Me volví histérico y salté, golpeándoles, pero estaba tan débil que me derrumbé. Me arrastraron hasta la mesa, me aplicaron una mascarilla sobre la cara y me desvanecí”, relató por ese entonces.

Walton y sus colegas pasaron  después – y con éxito- una prueba del detector de mentiras en una de las escasas abducciones presenciadas por testigos imparciales.

Abducción en Brasil

En Sudamérica el primer caso de abducción registrado data de 1957, cuando Antonio Villas Boas, un campesino de 23 años, fue presuntamente raptado por ovnis mientras se encontraba arando en su tractor, en la localidad brasileña de Minas Gerais. Villa Boas afirmó, eso sí, que no sólo fue secuestrado, si no que fue obligado a mantener relaciones sexuales con una alienígena.

Una vez que los supuestos extraterrestres lo dejaran de nuevo en el campo, padeció durante días erupciones cutáneas, náuseas, falta de apetito, molestias oculares, insomnio y episodios de sopor profundo. Convertido más tarde en un respetable abogado -se dice que muchos abducidos incrementan su coeficiente intelectual después del episodio- y padre de familia, Villas Boas nunca se desdijo de su historia.

Falleció en 1992 y su cuerpo, al momento de morir, todavía exhibía una cicatriz en el lugar donde los supuestos extraterrestres le extrajeron sangre. Su caso fue profusamente cuestionado, pese a que Villas Boas fue sometido a varias sesiones de  hipnosis, instancia donde ratificó toda su experiencia.

Relatos parecidos de abducción

La mayoría de los relatos de abducción son muy parecidos entre sí y suelen seguir un patrón reconocible: las personas abducidas por lo general son de ambos sexos -aunque con preponderancia de los hombres-, físicamente sanos y no demasiado interesados por la temática Ovni. La gran mayoría, además, aseguran haber pasado por un “tiempo perdido”, suerte de amnesia que les impide recordar los detalles mismos de la abducción, aunque tras ser retornados de la misma es bastante común que sufran de pesadillas, presenten cicatrices inexplicables o fobias repentinas a olores, colores o cosas. También no es raro que muchos aseguren tener pequeños objetos metálicos implantados dentro de su cuerpo.

Los científicos y escépticos prefieren creer que las abducciones en realidad obedecerían a un intento inconsciente, por parte del supuesto individuo abducido, de explicar episodios paranoides o sueños lúcidos no controlados. Es el caso del síndrome de la falsa memoria, trastorno en el que el subconsciente crea una nueva memoria para reemplazar algún trauma psíquico. La abducción, en este caso, funcionaría como una pantalla para ocultar alguna experiencia personal desagradable del pasado. Ello explicaría en parte porqué los casos de abducciones se incrementaron exponencialmente en los últimos lustros, en especial después que el fenómeno Ovni se masificara y empezara a inspirar libros, películas y series de televisión.

Los ufólogos más ortodoxos, en tanto, más interesados por las pruebas sólidas del fenómeno Ovni -fotos, señales de radar y evidencias forenses-, prefieren analizar este material con sumo cuidado por ser demasiado subjetivo. Sin embargo, aún así aseguran que si las abducciones fueran una forma de engaño, los relatos de las mismas serían dictadas por la imaginación de cada cual, por lo que deberían diferir bastante entre sí. Pero, por el contrario, la mayoría de los casos se ciñen a patrones demasiado análogos y repetidos.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X