Al Capone y el supuesto fantasma que lo atormentó en vida

El mítico gángster ítaloamericano fue perseguido supuestamente por una de las víctimas de la Matanza de San Valentín en 1929.

Guía de: Fenómenos Paranormales

Al Capone, considerado el gángster más famoso de todos los tiempos, nació en Brooklyn, Nueva York, en 1889. Hijo de un matrimonio de inmigrantes italianos, tras unirse en su adolescencia a los Five Points Gang, una de las pandillas más temidas de la ciudad, se mudó a Chicago cuando era un veinteañero y se convirtió en guardaespaldas y lugarteniente de confianza de Johnny Torrio, jefe de un sindicato criminal que suministraba alcohol ilegal durante la época de la Ley Seca.

Al Capone.

Al Capone.

En 1925, escapando por milagro de un intento de asesinato, Johnny Torrio se retiró y le entregó el control de su organización a Capone, quien amplió el negocio del contrabando usando medios cada vez más radicales y violentos. Capone, quien también era conocido con el apodo de “Scarface” (“Caracortada”) debido a una gran cicatriz que le surcaba el lado izquierdo de su rostro, ejercía hacia 1926 el control total de la mafia de Chicago, excepto a dos bandas rivales, la de Aiello (cuyos miembros serían masacrados por los sicarios de Capone en menos de un mes), y la banda de Bugs Moran.

Capone neutralizaría a la banda de Bugs Moran en la célebre “Matanza de San Valentín”. El 14 de febrero de 1929, día de San Valentín, cinco capitanes de la banda de Bugs fueron acribillados en un garaje por los hombres de Capone, quienes se habían hecho pasar por policías que estaban haciendo una redada pero, en vez de arrestarlos, los pusieron contra una pared y los acribillaron usando sus metralletas Thompson.
956d89d8-99c2-4451-80b7-e8ea9c3e561b

Convertido en amo y señor del mundo criminal de Chicago, Capone siguió enriqueciéndose gracias al tráfico ilegal de bebidas alcohólicas, que era comercializadas impunemente a través de su vasta red clandestina de salas de juego. En 1927 su fortuna ya ascendía a unos cien millones de dólares.

Después de eludir durante años a las autoridades norteamericanas, que no podían enjuiciarlo debido a la falta de pruebas, Capone finalmente sería detenido acusado de evasión de impuestos. En el año 1931, el “Enemigo Público Número 1″ de los Estados Unidos fue condenado a once años de prisión. Ingresó en la cárcel de Atlanta en 1932 y en 1934 fue trasladado al centro penitenciario de Alcatraz.
2CUSDNT35NDD3GWAVTAYB5LWZA

Antes de ser recluido en Alcatraz, Capone purgó en 1929-1930 una pena de 10 meses en la penitenciaría del Estado del Este, por posesión de un arma encubierta. Allí, pese a que vivía rodeado de comodidades en una celda de lujo comparada con las celdas de los otros reclusos, Capone comenzó a ser atormentado por el supuesto espíritu de un tal “Jimmy”. Los guardias de esa prisión relataban que el otrora duro jefe criminal de Chicago se había transformado en un sujeto aterrorizado y llorón que soltaba gritos de miedo en medio de la noche, gritando que “Jimmy” lo dejara en paz.

Muchas personas creían que “Jimmy” era, en realidad, una de las víctimas de la “Matanza del día de San Valentín”: James “Jimmy” Clark, quien había nacido originalmente con el nombre de Albert Kachellek, era el cuñado de Bugs Moran y había muerto acribillado, como ya se mencionó, ese sangriento día del 14 de Febrero de 1929.
1613163240218

El supuesto espíritu atormentador venido del Más Allá persiguió a Capone después de que dejara la Penitenciaría Estatal del Este. En 1931, antes de cumplir su sentencia de 11 años en el presidio de US Atlanta y Alcatraz por evasión de impuestos, Capone buscó los servicios de una médium, llamada Alice Britt, para intentar averiguar cómo podía desembarazarse de “Jimmy”.

Aparentemente, Britt no tuvo éxito y Capone siguió siendo aterrorizado hasta el fin de sus días por el supuesto espíritu de una de sus víctimas, aunque otros sostienen que, en realidad, Capone ya estaba sufriendo los devastadores efectos de la sífilis, una enfermedad neurodegenerativa que había contraído en su juventud cuando trabajaba como portero en un prostíbulo de Nueva York.
al-capone2

Habiendo cumplido ocho años de condena, Al Capone obtuvo la libertad condicional, pero su deterioro mental y físico era ya grave. Tras pasar un tiempo internado en un hospital, se retiró junto a su esposa a su mansión ubicada en Palm Island, en Miami Beach, Florida, donde residió hasta el final de sus días.

El 21 de enero de 1947 Capone sufrió un derrame cerebral y, cuatro días después, fue encontrado muerto en la bañera, al parecer por una neumonía. Su cadáver fue trasladado al cementerio Mount Carmel, al oeste de Chicago, donde fue enterrado junto a los restos de su padre y de su hermano. En su lápida se escribió la siguiente leyenda: “Jesús mío, ten compasión”.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios