Carlo Acutis: El “beato milenial” de 15 años que habría anticipado su muerte

Por su trabajo de Evangelización en la red ha sido llamado el “Santo Patrono de Internet”.

Guía de: Fenómenos Paranormales

Carlo Acutis nació el 3 de mayo de 1991 en el seno de una familia italiana de Lombardía. Desde los siete años de edad se interesó en la Biblia, la vida de los santos y sus milagros y el Sacramento de la Eucaristía, a la que llamaría “mi autopista hacia el Cielo”. En los años siguientes, mientras se aficionaba a la informática, ayudó como catequista, fue voluntario en los comedores populares y dedicaba su tiempo libre a visitar a los ancianos y ahorraba dinero para dárselo a los más pobres. Una de sus frases de cabecera era “La felicidad es mirar a Dios. La tristeza es mirarte a ti mismo”.
carlo1

Su madre relataría que cuando niño Carlo solía confesarse con frecuencia, pues decía que “igual que para viajar en globo hay que descargar peso, también el alma para elevarse al Cielo necesita quitarse de encima esos pequeños pesos que son los pecados veniales”. De joven, el muchacho además de sentir devoción por la Eucaristía, también veneraba a la Virgen María, a quien luego definiría como “la única mujer de mi vida”.

Su progenitora también contaría que con sus primeros ahorros Carlo le compró un saco de dormir a un mendigo que siempre veía camino de Misa. En su cuaderno de apuntes personales el muchacho escribió: “La tristeza es dirigir la mirada hacia uno mismo, la felicidad es dirigir la mirada hacia Dios. La conversión no es otra cosa que desviar la mirada desde abajo hacia lo alto. Basta un simple movimiento de ojos”.

Por entonces, el joven comenzó a luchar contra su tendencia natural a hacer “el payaso” en el colegio, cuando hacía reír a sus compañeros de clase e incluso a sus profesores. Como se daba cuenta que eso molestaba a algunas personas, se esforzó en mejorar este aspecto de su personalidad. Solía decir: “De qué sirve ganar 1.000 batallas si no puedes vencer tus propias pasiones. La verdadera batalla tiene lugar dentro de nosotros mismos.”

Luego de cumplir los 15 años de edad, Carlo Acutis tuvo una presentimiento de que moriría pronto. En efecto, en octubre del 2006 fue diagnosticado con leucemia. Al entrar al hospital le dijo a su madre: “De aquí ya no salgo”, agregando que “ofrezco al Señor los sufrimientos que tendré que padecer por el Papa y por la Iglesia católica, para no tener que estar en el Purgatorio y poder ir directo al Cielo”. En esos momentos, cuando la enfermera le preguntaba cómo se sentía con los dolores causados por su enfermedad, Carlo respondía: “Bien. Hay gente que sufre mucho más que yo. No despierte a mi madre, que está cansada y se preocuparía más”.

Tras pedir la extremaunción y después de tres días de recibir el diagnóstico médico, Carlo Acutis fallecería el 12 de octubre de 2006 en el hospital San Gerardo de Monza, Italia. Antes de conocer su enfermedad, había grabado un vídeo donde confesó que, en caso de fallecer, le gustaría ser enterrarado en Asís, la tierra de San francisco. Por ello fue sepultado allí. El día de su funeral asistieron al sepelio numerosas personas que su familia no conocía, como personas sin hogar, inmigrantes, mendigos y niños.
60cac5bf67bfb0259c686e8da95fd599_XL

En los años posteriores a su muerte, se conocerían varios milagros e historias de conversión inspiradas en su figura. El 21 de febrero de 2020 el Papa Francisco aprobó un milagro atribuido a la intercesión de Carlo Acutis, la curación inexplicable de un niño en Brasil, que permitió incoar su proceso de beatificación.

El padre Marcelo Tenorio, vicepostulador de la causa de Carlo, relataría que “el 12 de octubre de 2010, en nuestra parroquia de Campo Grande (Mato Grosso del Sur), en el momento de la bendición con la reliquia, se acercó un niño acompañado por su abuelo. El niño estaba enfermo de páncreas anular, una enfermedad congénita que se estaba tratando. Esta enfermedad causaba que el niño vomitara todo el tiempo, lo que lo debilitaba y lo abatía mucho, porque todo lo que comía lo devolvía, incluido el líquido. Ya llevaba una toalla, porque su situación era grave. Cada vez más débil, encontraría una muerte segura. Durante la bendición, el niño le preguntó a su abuelo qué debía pedir y este le dijo que rezara, pidiendo ‘para que dejara de vomitar’, y así sucedió. Cuando llegó el turno del enfermo, tocó la reliquia de Carlo y dijo con voz firme: ‘deja de vomitar’, a partir de entonces ya no vomitó más”. En febrero de 2011, la familia solicitó que se realizaran nuevas pruebas al niño y se descubrió que estaba completamente curado.

Además de este milagro, sólo diez días después de la muerte de Carlo Acutis, el 21 de octubre de 2006, se produciría otro milagro eucarístico en Tixtla, México. Y, al poco tiempo después, se verificaron otros dos milagros en Polonia -en Sokolka en 2008 y en Legnicka en 2013-, además de otro acaecido en Argentina.

El 10 de octubre de 2020 Carlo Acutis sería beatificado en Asís, en una ceremonia que presidió el cardenal Agostino Vallini, delegado del Papa Francisco y donde se presentó una urna que contenía como reliquia el corazón del nuevo beato.

El 5 de julio de 2018 Carlo Acutis fue declarado venerable por el Papa Francisco. El cuerpo del adolescente fue exhumado y se encontró en un estado de incorruptibilidad cadavérica “bien integrado”. De todos modos, para preservar su cuerpo, fue sometido a un proceso de embalsamamiento y su rostro fue retocado utilizando una máscara de silicona. El 1 de octubre de 2020 se abrió su tumba para exponer sus restos reconstruidos a la veneración de los fieles, como parte de los hechos previos a su beatificación. El muchacho, para el deleite de muchos fieles, apareció vestido como un joven de su época, con chaqueta de buzo, jeans y zapatillas deportivas.
Italy: Bishop Domenico Sorrentino during Eucharistic celebration

Carlo Acutis, desde muy temprana edad, fue un pionero en el uso de Internet para evangelizar. Su trabajo de investigación, que comenzó cuando tan sólo tenía 11 años y que le significó utilizar tres computadores, fue una voluminosa obra que explica los hechos milagrosos en torno a la Eucaristía en 20 países de los cinco continentes, con 160 paneles que pueden descargarse de Internet en su web http://www.miracolieucaristici.org y que han recorrido más de 10.000 parroquias en todo el mundo.

La madre de Carlo recordaría que “era impresionante ver a un niño tan joven pasar horas y horas trabajando con el computador en vez de jugar a los videojuegos o con sus amigos. Quería que todos amasen a Dios y comprendieran que la Eucaristía es lo más increíble que hay en el mundo. Hoy está siendo sacerdote desde el cielo; él, que no conseguía entender por qué los estadios estaban llenos de gente y las iglesias vacías, repetía: ‘tienen que ver, tienen que entender’ ”. Por ello, algunos se refieren a Carlo Acutis como el “Beato Milenial” o el “Santo Patrono de Internet”.

Monseñor Ennio Apeciti, responsable de la Oficina para las Causas de los Santos de la Archidiócesis de Milán, comentó finalmente que “su fama de Santidad se ha difundido por todo el mundo, de forma misteriosa, como si Alguien quisiera darlo a conocer. En torno a su vida ha sucedido algo grande, frente a lo cual me arrodillo”.
BEATO_CARLO_ACUTIS

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios