Choferes de Concepción aseguran ser víctimas de “la maldición de La Llorona” tras dramáticos eventos

Aseguran que afiches de una película de terror instalados en microbuses desencadenaron hechos inexplicables.

Guía de: Fenómenos Paranormales

La leyenda urbana de La Llorona, uno de los espectros más conocidos del folklore latinoamericano, asegura que se trata del espíritu o alma en pena de una mujer que tras perder al hombre que amaba, decidió asesinar a los hijos que había tenido con él, para luego terminar suicidándose por el complejo de culpa. Consecuentemente, su espíritu, que siempre anuncia malos presagios y aparece vestido con atavíos de color blanco, y al cual no se le puede ver el rostro y tampoco los pies –por lo que parece flotar en el aire- vaga errante por este mundo, llorando siempre de noche a sus hijos, sin conseguir jamás la paz.

la llorona

La autora Margarita Castro Rawson, en su obra “La Llorona”, asegura que el espectro de esta mujer, después de matar cruelmente a sus hijos, había sido objeto de la siguiente maldición: “¡Maldita seas! Los espíritus malignos te perseguirán siempre y vivirás miles de años llorando tu desgracia para ejemplo de las hijas que manchan la frente de sus padres. ¡Maldición sobre ti!”.

la-llorona-imagenes-oficiales-2-1554464280

Sin embargo, lo que para muchos es sólo una superstición o un conocido mito urbano, para otros se trata de algo totalmente palpable y real. Así al menos lo piensa un grupo de conductores de la locomoción colectiva de Concepción, de la línea “Las Bahías”, quienes aseguraron a los medios de prensa locales que habían sido víctimas del nefasto influjo de La Llorona, luego que se instalaran en la ventana trasera de todas sus máquinas unos afiches publicitarios que promovían el estreno de la película norteamericana “La maldición de la Llorona”, que se estrenó en nuestro país el pasado mes de abril.

micros 10-t13-llorona-buses

Domingo Aravena, presidente del sindicato de conductores de la línea “Las Bahías”, entrevistado por Canal 13, relató que desde que se instalaron los afiches publicitarios de la película “La maldición de la Llorona” en la parte trasera de los microbuses, y que mostraban una imagen de este terrorífico espíritu cubierto con un velo blanco y con uno de sus brazos terroríficamente extendido -acompañada del nombre de la cinta y la leyenda “Viene por tus hijos”- comenzaron a suceder una serie de hechos desgraciados e inexplicables, como accidentes sin sentido y el incendio de un microbús, así como la muerte de un mecánico que gozaba de muy buena salud.

“Desde que instalamos los afiches comenzaron a suceder cosas que nunca antes habían sucedido. Choques infantiles, donde chocaban máquinas de la misma empresa, ruidos extraños, cosas que nuestros choferes, que son conductores profesionales con mucha experiencia, jamás habían sufrido en carne propia. En total fueron 11 accidentes, sin mencionar que una de las máquinas, que era prácticamente nueva y que tenía su mantención totalmente al día, se quemó sin razón aparente. Por si ello fuera poco, uno de nuestros mecánicos, un hombre totalmente sano, después de arreglar una de las máquinas falleció tras sufrir un infarto jugando fútbol. Algunos de nuestros choferes, antes que se instalaran los afiches, ya habían advertido que los afiches posiblemente traerían “malas vibras” y eventos desafortunados. Y así no más ocurrió”.

micros la llorona.jpg II

El dirigente agregó que ante esta situación “se decidió retirar la publicidad de la película de todas las máquinas de nuestra línea, porque cuando la gente empieza a creer que suceden hechos inexplicables hay que tomar cartas en el asunto. El temor de que pueda tratarse de la maldición de La llorona, de todos modos, se mantiene. Uno no quiere creer en estas cosas, pero sí el río suena es porque piedras trae”.

micros la llorona

El abogado, ex sacerdote, profesor y teólogo Hugo Zepeda, panelista del matinal “Bienvenidos” de Canal 13, aseguró a este respecto que “este caso podría tratarse de una cadena accidental de hechos desgraciados y de histeria colectiva, aunque no se puede descartar otro tipo de situaciones. Nuestro enemigo, que es el nombre con que suelo referirme al diablo, siempre aprovecha cualquier grieta u oportunidad para que entre el mal a nuestras vidas y pueda provocar espanto, fatalidades y desorden. Y evidentemente, cuando el maligno encuentra a un grupo de personas que están en una situación psicológica propicia, inmediatamente actúa para provocar el mal. La leyenda de La Llorona, en todo caso, no solamente es un mito de origen mesoamericano, sino que también puede estar relacionado con algunos hechos paranormales concretos, como el caso del fantasma de una mujer que según testigos solía aparecerse de noche en el Cementerio General de Santiago y que supuestamente vagaba por entre las tumbas buscando en vano a sus hijos perdidos”.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X