El día en que un programa de televisión chileno visitó a la muñeca diabólica “Annabelle”

La periodista de TVN Paulina de Allende Salazar visitó el famoso “museo del Horror”, en la casa de los demonólogos Edward y Lorraine Warren.

Guía de: Fenómenos Paranormales

La película “Annabelle” no sólo sigue erizando cabellos y ocasionando pesadillas, sino que también sigue haciendo historia en Chile. Se convirtió en la película de terror más vista en la historia de nuestro país durante su fin de semana de estreno, alcanzando el número 1 de la taquilla con el 44 por ciento de total de espectadores (160 mil espectadores).

La película, basada en la historia verídica de una maligna muñeca de trapo, supuestamente poseída por un espíritu demoníaco, que permanece en la actualidad en el “Warren Occult Museum”, en Monroe, Connecticut, ha repetido así el éxito que el 2013 consiguió la cinta “El Conjuro”, donde se presentó al público por primera vez a este diabólico juguete. Esta cinta también dio a conocer a los famosos demonólogos Ed y Lorraine Warren, quienes fundaron en 1952 la Sociedad de Investigación Psíquica de Nueva Inglaterra y quienes fueron los que lograron controlar al espíritu que animaba a la muñeca, encerrándola en una urna de cristal en una de las dependencias de su casa, convertida en la actualidad en una especie de museo del horror y donde se pueden “admirar” toda clase de artículos malignos, provenientes de diversos países de Europa y México.

annabelle-informe-especial

Luego que la muñeca Annabelle tejiera una macabra historia en la década de los 70′ (historia que puede conocer detalladamente en otra nota de este mismo canal), después de ser regalada a una estudiante de enfermería para su cumpleaños, y la muñeca comenzara a moverse sola e intentara estrangular a un joven y matar a un sacerdote, 30 años más tarde, un equipo periodístico del reputado programa periodístico “Informe Especial”, de Televisión Nacional de Chile, encabezado por la periodista Paulina de Allende Salazar, viajó a Monroe, Connecticut, para visitar a Ed y Lorraine Warren, el matrimonio de demonólogos que logró controlar a la temida muñeca.

La periodista, que se encontraba realizando un reportaje de los fenómenos de terror, visitó así el famoso “Warren Occult Museum”, donde se encontró frente a frente con cientos de artículos malignos supuestamente relacionados con el demonio. En el llamado Museo del Horror, por cierto, también se encontraba en el subterráneo la temida Annabelle, el espeluznante juguete de trapo de la colección “Raggedy Ann Doll” que inspiró la película.

“Cuando llegamos a la casa nos recibió Edward Warren, quien nos hizo bajar al sótano. Nunca pensé encontrarme con lo que estaba a punto de ver. Era un verdadero museo del horror. En una esquina, en un vértice del subterráneo, estaba, en una caja de madera con vidrio, una cara dulce, infantil, una muñeca de trapo. Tras una vitrina, como esos avisos que dicen “cuidado con el perro”, había un letrero que decía: “Precaución: No tocar bajo ninguna circunstancia” y “no abrir: esta muñeca es demoníaca” “, recuerda la periodista de TVN.

Ed Warren le advirtió de inmediato al equipo de Informe Especial que no era prudente acercarse demasiado a la muñeca, y menos aún sacarla de la urna de cristal e intentar tocarla. “La muñeca tiene un historial terrible. Si la tocas es como tocar lo opuesto a lo sagrado”, dijo Warren, quien fallecería posteriormente en el año 2006, ante la cámara del programa de TVN.

Espíritu demoníaco no humano

Lorraine Warren, a propósito del estreno mundial de la película “Annabelle”, explicó que supo por primera vez de la muñeca cuando ella y su marido fueron contactados en la década de los 70′ por dos estudiantes de enfermería y un joven que denunciaron que tenían una muñeca supuestamente poseída que se movía sola, escribía mensajes y sangraba. “Cuando este joven, que había intentado deshacerse de ella, nos aseguró que la muñeca había intentando estrangularlo y que una vez había despertado con marcas de garras en su cuerpo, con mi marido concluimos que un espíritu demoníaco no humano estaba dentro de la muñeca y buscaba una persona para hospedarse. Si este espíritu se hubiera ‘apoderado’ de una de las personas en aquella casa, los hubiera podido matar a todos. Nosotros pensamos que este espíritu demoníaco aún posee a esta muñeca y es responsable de, al menos, la muerte de una persona (un joven que llegó al museo en compañía de su novia y se burló de la muñeca, golpeando el vidrio, y que falleció inmediatamente después en un accidente en moto, cuando abandonaba el museo)”.

La demonóloga aclaró también que en las dos películas donde aparece Anabelle, la muñeca fue hecha de porcelana -la verdadera está hecha de trapo- porque James Wan, el director de la película “El Conjuro”, decidió cambiar la apariencia del juguete por ser una marca registrada. “Pero me agrada que la muñeca de la película sea espeluznante, porque no me gustaría que las muñecas de trapo espanten a los niños”.

Finalmente, sobre el motivo por el que todavía tiene a Annabelle dentro de una urna de cristal en el sótano de su casa, Lorraine Warren aseguró que “sería muy imprudente de mi parte deshacerme de ella. Tal como se explica en la película “El conjuro”, deshacerse de la muñeca sólo sería deshacerse del envase, no del mal que reside adentro. Por lo menos, ahí quieta, sabemos dónde está. No está por el mundo causando daño a los demás. Ahora tenemos a un sacerdote católico que todos los meses realiza una oración alrededor de la muñeca, para que actúe como un ‘bloqueo’ a su maléfica influencia”.

Extracto reportaje de Informe Especial sobre Anabelle y el museo del Horror del matrimonio Warren:

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X