El extraño mito de Antonio Vilas-Boas: El supuesto caso de la primera abducción conocida

El 16 de octubre de 1957 un granjero brasileño de 23 años fue presuntamente secuestrado por un ovni y obligado a mantener relaciones sexuales con una extraterrestre.

Guía de: Fenómenos Paranormales

El 16 de octubre de 1957 Antonio Vilas-Boas, un granjero brasileño de 23 años del estado de Minas Gerais, habría vivido una de las primeras supuestas historias de abducción extraterrestre en recibir cobertura mundial.

Según su relato, durante la noche, cuando trabajaba arando con su tractor en su campo para evitar el calor del día, habría aparecido una especie de “estrella roja” en el firmamento, que al final resultó ser una nave espacial de forma ovoide, con una luz roja frontal y una cúpula giratoria, que comenzó a descender y finalmente aterrizó extendiendo tres “patas”.

Opera-Instantâneo_2019-09-30_151418_rumoanovahumanidade.com_.br_-1024x574

Según el relato de Vilas-Boas, intentó huir luego que las luces y el motor de su tractor se apagaran abruptamente, pero fue apresado por un ser humanoide de 1,50 m de altura vestido con un traje gris y casco, quien en lugar de articular palabras emitía unos sonidos semejantes a ladridos o aullidos. Posteriormente, otros seres iguales se le unieron para introducir al campesino en la nave.

Una vez que estos seres se sacaron los cascos, Vilas-Boas los describió como parecidos a los humanos, aunque más pequeños y con los ojos azules.

Una vez en el interior de la nave, se produciría supuestamente la parte más insólita del relato de Vila Boas. El campesino aseguró que fue desvestido por los tripulantes, quienes cubrieron después su cuerpo con una especie de gel, mientras también le sacaban una muestra de sangre.

Cuando Vilas-Boas regresó a su casa, pese a que su supuesta experiencia había durado toda la noche, se percató de que solo habían pasado unas pocas horas. Tras la supuesta abducción, el campesino habría sufrido náuseas, dolores de cabeza, debilidad muscular y lesiones en la piel.

Su caso sería relatado por el periodista José Martins, quien puso a Vilas-Boas en contacto con el doctor Olavo Fontes de la Escuela Nacional de Medicina de Brasil. El galeno examinó al joven granjero y concluyó que había estado expuesto a una gran dosis de radiación y que todavía sufría leves síntomas de irradiación.

retrato_antonio_certo

Años más tarde Antonio Vilas-Boas se convertiría en abogado. Se casó y tuvo cuatro hijos, falleciendo en 1991 a los 56 años de edad. Hasta el último momento de su vida aseguró que su experiencia había sido totalmente real. Hoy, su extraño caso está considerado como la primera abducción oficial de la historia de la ufología.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios