Hugo Chávez habría gobernado Venezuela usando la brujería y el espiritismo

Libro “Los brujos de Chávez” revela la obsesión del fallecido mandatario venezolano por las sesiones de ouija y los rituales de santería.

Guía de: Fenómenos Paranormales

La relación de Hugo Chávez, el fallecido presidente de Venezuela que gobernó ese país caribeño durante más de 10 años, con el oculto mundo de la brujería, el espiritismo y los vaticinios del Tarot comenzó muchos años antes de llegar al poder. En 1987 Chávez era pareja de la historiadora socialista Herma Marksman y, precisamente a través de ella, conoció a su hermana, Cristina Marksman, la primera vidente con la que habló en su vida, la que inmediatamente después de conocerlo le leyó las cartas del tarot y le profetizó dos hechos impactantes que se iban a cumplir indefectiblemente en los años siguientes: Chávez se convertiría en presidente de Venezuela, pero moriría de una grave y fulminante enfermedad antes de cumplir los 60 años.

Hugo Chávez

“Tú vas a ser presidente de Venezuela, pero vas a estar preso primero. La señal la cargas encima”, le dijo Cristina Marksman a Hugo Chávez, en cuya cabeza ya rondaba la idea de un golpe de estado, el cual concretaría el 4 de febrero de 1992, aunque el movimiento militar fracasó, lo que le valió a Chávez permanecer más de dos años tras las rejas. La mujer, además, le aseguró que “antes de los 60 años te vas a enfermar gravemente y te vas a morir. Mira, Hugo, esta es la muerte y este eres tú. Han salido dos veces en la misma posición”.

El mismo Hugo Chávez relataría que, inmediatamente después de escuchar las palabras de la vidente, “me sentí sentenciado. Me subió un escalofrío por la espalda. Y como cristiano que soy, pensé: “Bueno, Jesucristo, si eso es lo que quieres, si me toca morir joven, estaré listo”. Pero ese pensamiento duró sólo un momento. Intenté asumirlo sin dramatismo, pero sí me acuerdo de que le pregunté cuál sería la causa de la muerte. Ella sólo me dijo “Yo no sé qué es, pero lo que sí te veo es la muerte y antes de los sesenta años”. Seguro es un infarto o un ACV, le respondí yo. Tú no te imaginas la cantidad de carne de cerdo que comí de niño y de muchacho también, Cachapas, chicharrón, sándwiches de pernil. Debo tener ese colesterol por las nubes”, comentó Chávez, ignorando que en definitiva iba a ser el cáncer, y no un infarto o un accidente vascular, el que le iba a causar la muerte cuando tenía 59 años de vida.

Hugo Chávez

 

 

A contar de ese momento, Chávez se acostumbró a pedirle a Cristina Marksman que le leyera las cartas del Tarot, pues ésta ya se había transformado en una amiga personal y allegada al grupo conspirador del golpe de Estado del 4 de febrero de 1992. y la mujer nunca dejó de hacerlo, especialmente antes de un viaje de Chávez o de una reunión importante.

Después de hacerse con el poder en Venezuela, Hugo Chávez se convertiría en un verdadero obsesionado por las ciencias ocultas, según reveló el periodista David Placer en su libro “Los brujos de Chávez: la magia como prolongación de la política”, lo que arrastraría al caudillo militar a realizar todo tipo de prácticas relacionadas con el ocultismo.

Hugo Chávez

 

 

Placer, quien visitó su país de origen a lo largo de tres años y recogió más de sesenta entrevistas con personas del entorno íntimo de Hugo Chávez, sobre todo del grupo que lo ayudó a llegar a la Presidencia de Venezuela (1999-2013), aseguró que “las prácticas santeras surgen con el chavismo gracias a la influencia de Fidel Castro, que aprovechó la superstición de Chávez para introducir a los santeros en todas las instituciones del Estado. Esto me lo reveló en persona Raúl Baduel, ex ministro y amigo personal de Chávez desde la cárcel de Ramo Verde”.

Hugo Chávez

Hugo Chávez

 

Raúl Baduel, un político que cayó en desgracia tras ser acusado de corrupción y apoyar a movimientos estudiantiles y de oposición, que costaron, a juicio del régimen, la única derrota electoral de Chávez (la del referéndum para modificar “los cimientos políticos y económicos del país” en 2007), le habría revelado a David Placer que los santeros que llegaron a Venezuela también eran agentes de inteligencia cubanos. “Fidel es un hombre muy inteligente. Hizo una jugada a través de la ideología y también a través de la religión. La inteligencia cubana ha penetrado en Venezuela de manera silente. Lo hizo a través de la santería en las Fuerzas Armadas. Empezaron a llenar de babalawos (los brujos-sacerdotes también llamados “los padres del secreto”) el Ejército, los ministerios y las empresas del Estado para obtener información”, le dijo Baduel a Placer.

Según él mismo Placer, uno de los descubrimientos más impactantes en su investigación fue constatar que “en el Palacio Presidencial de Miraflores se realizaban rituales de espiritismo a los que acudían los jerarcas del chavismo y todavía hoy se siguen haciendo. Durante su encarcelamiento, tras el fallido intento golpista en 1992, Chávez hacía sesiones de espiritismo para hablar con los caudillos del país llanero, en las que los “libertadores”, partiendo por Simón Bolívar, supuestamente hablaban a través de Hugo Chávez y le recomendaban ser el “líder” del movimiento. Varios testigos, de hecho, recuerdan que Hugo Chávez siempre destinaba una silla vacía en sus reuniones la cual, según él, era ocupada por el espíritu de Simón Bolívar. Él era supersticioso, pero también utilizaba este tipo de cosas para manipular a su entorno. Y que esto se realice luego en el propio palacio presidencial no deja de ser sorprendente”.

Chávez y Simón Bolívar

El presidente venezolano Nicolás Maduro en la tumba de Hugo Chávez.

El presidente venezolano Nicolás Maduro en la tumba de Hugo Chávez.

 

El periodista también apunta a que Chávez y sus allegados hicieron rituales paleros, en la que se usaban huesos de muertos. “En el cementerio general del sur se profanaban hasta ocho tumbas diarias. Ningún chavista ha negado todas estas cosas, sino que han intentado justificarlas, diciendo que eran corrientes espirituales que tampoco tienen que ser condenadas, porque el catolicismo también cree en espíritus y hace exorcismos. En cualquier otro país, la imagen de Chávez presentada en mi libro podría desacreditar a la clase dirigente, pero en Venezuela, donde la sociedad es profundamente supersticiosa, esto se ve como algo normal”.

Una grave inconsistencia de parte de la actual clase política cubana, según el periodista David Placer, radica en cómo utilizan estos rituales de índole paranormal. “Los altos jerarcas chavistas que están metidos en temas de santería públicamente pregonan la igualdad, el socialismo y el comunismo, pero luego en la vida privada les piden a sus sacerdotes todo lo contrario: dinero, pertenencias y ascensos. Por ello, hay una contradicción patente entre lo que defienden en la vida pública y lo que piden a sus santos y sus deidades. Lo único cierto es que estas costumbres religiosas, partiendo por el hecho de la práctica de brujería en el palacio presidencial, no se oían antes del chavismo. Y mi libro trata precisamente de desvelar cómo los hombres del poder en Venezuela se aferran a este tipo de cosas para retener y acumular el poder”, concluyó el periodista, cuyo libro, según algunos, evidenciarían algo que hasta ahora era un secreto a voces: Hugo Chávez habría utilizado la brujería y el espiritismo para controlar Venezuela y manipular al pueblo, mientras que sus decisiones gubernamentales eran regidas por las increíbles revelaciones de los poderes ocultos.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X