Iglesia Católica chilena nombra a su primer exorcista oficial para expulsar demonios

El sacerdote Luis Escobar, quien aseguró que el "demonio existe y actúa", tiene ya 8 años de experiencia en realizar ritos solemnes de expulsión de demonios y fuerzas malignas.

Guía de: Fenómenos Paranormales

Un exorcista, que nuestro inconsciente colectivo asocia indefectiblemente con la famosa película de terror del mismo nombre, es una persona autorizada por la Iglesia Católica para expulsar demonios y fuerzas malignas de personas u objetos que eventualmente se encuentren bajo una posesión demoníaca. El ritual de exorcismo, que incluye la repetición continua de oraciones y órdenes de expulsión, y el uso de objetos que pueden repeler a la entidad maléfica, como crucifijos, agua bendita y reliquias religiosas, tiene su inspiración en los textos evangélicos donde se narran las liberaciones y expulsiones de demonios que realizó Jesús, poder que Cristo posteriormente traspasó a sus discípulos.

Así, según unos de los artículos del catecismo de la Iglesia católica, se cuenta que “cuando la Iglesia pide públicamente y con autoridad, en nombre de Jesucristo, que una persona o un objeto sea protegido contra las asechanzas del maligno y sustraída a su dominio, se habla de exorcismo. Jesús lo practicó, de Él tiene la Iglesia el poder y el oficio de exorcizar. En forma simple, el exorcismo tiene lugar en la celebración del Bautismo. El exorcismo solemne sólo puede ser practicado por un obispo o un sacerdote con el permiso del obispo. En estos casos es preciso proceder con prudencia, observando estrictamente las reglas establecidas por la Iglesia. El exorcismo intenta expulsar a los demonios o liberar del dominio demoníaco gracias a la autoridad espiritual que Jesús ha confiado a su Iglesia. (…) Muy distinto es el caso de las enfermedades, sobre todo psíquicas, cuyo cuidado pertenece a la ciencia médica. Por tanto, es importante asegurarse, antes de celebrar el exorcismo, de que se trata de una presencia del Maligno y no de una enfermedad”.

exorcista chileno

Foto: Agencias

Luis Escobar Torrealba

Pues bien, lo que para muchos parecería algo sorprendente o derechamente cinematográfico, se transformó en diciembre pasado en una realidad. La revista diocesina Rumbos reveló recientemente que, mediante el decreto 66, monseñor Alejandro Goic, obispo de la diócesis de Rancagua y Vicepresidente del Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile, nombró al primer exorcista formal en nuestro país. Se trata del sacerdote Luis Escobar Torrealba, quien fue designado oficialmente como “exorcista de la diócesis de la Santa Cruz de Rancagua”.

El padre Escobar, quien es párroco en la Parroquia Santísima Trinidad de su diócesis en Rancagua, gestor de proyectos educativos, capellán de cárceles y columnista habitual del portal de evangelización Portaluz, aseguró que este nombramiento “da cuenta de una situación que está afectando a muchas personas en el país. Me refiero a quienes hoy padecen junto a sus familias la acción extraordinaria del demonio en sus vidas y que, en ausencia de sacerdotes formados y disponibles para este ministerio, buscan solución a manos de inescrupulosos –chamanes, magos, tarotistas, adivinos, brujos y semejantes- que no sólo les expolian su dinero, sino que potencian el mal espiritual que les afecta”.

El avance del mal en Chile

El sacerdote aseguró, además, que la actividad demoníaca “se ha incrementado en Chile demasiado, más allá de lo que cualquiera de nosotros pudo haber esperado. Sucede que cuando la gente se aleja de la fe o, en este caso, cuando una sociedad se descristianiza, no sólo aumenta la superstición como ha ocurrido en Chile, sino que se crean las condiciones para el mal”.

El flamante exorcista chileno añadió que junto con la acción extraordinaria del demonio, como posesión, vejación, opresión o infestación, su presencia queda en evidencia en otros ámbitos de la vida. “Una sociedad que rechaza los valores cristianos como la vida, el matrimonio, la familia, los hijos; una educación cada vez más laica, relativista, donde se promueve una moral particular que alienta al hacer cada uno lo que quiere; el aumento del consumo de drogas; el aumento de la violencia en familias y las desigualdades tremendas que genera un modelo económico que no mira el bien común. El demonio existe y actúa, pero el triunfo es de Dios”.

Consultado sobre si realmente él es el único exorcista nombrado oficialmente por la Iglesia católica chilena, el padre Escobar agregó que “no tengo antecedente de otros nombramientos. En otras diócesis hay sacerdotes que exorcizan ad casum o en casos específicos. Es decir, intervienen de acuerdo a la necesidad, caso a caso, pidiendo la autorización de su obispo, tal cual yo también lo estuve haciendo. Mi labor como exorcista ya tiene ocho o nueve años. Fue un proceso porque primero y aunque yo no era un carismático, llegaron a mi parroquia las misas de sanación. Los caminos de Dios, simplemente. Luego comenzaron a presentarse fenómenos y personas con padecimientos que yo no conocía y para los cuales la ciencia era obtusa al no reconocer sus límites, dejando a las personas sin solución o, peor aún, expuestas a los secuaces del demonio como espiritistas, brujos y otros. Eso me llevó a orar, pedir el auxilio de la Santísima Virgen María para comprender, investigar, leer y asistir a congresos fuera del país, porque en Chile no había nada para poder tener mayor claridad de cómo actuar en estos casos”.

El religioso concluyó que “si bien ya se realizaban exorcismos, esta designación oficial se hizo necesaria porque el Ritual (de exorcismo) para ser aplicado, en cada caso requiere tener la autorización del obispo. Así, el nombramiento busca facilitar el servicio pastoral que, por cierto, exige realizar el discernimiento previo, entrevistas y diagnósticos antes de aplicar el rito de un exorcismo solemne. En particular porque no es una actividad que el sacerdote ejerce como una cuestión independiente, sino para desplegar los medios a través de los que se manifiesta la misericordia y la gracia de Dios, que es la actividad propia de la iglesia”.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X