Investigación del famoso escritor J.J. Benítez lo confirma: Sí existe vida más allá de la muerte

Autor español investigó más de mil casos durante 40 años y entregó conclusiones e historias que desafían lo conocido.

Guía de: Fenómenos Paranormales

El periodista español Juan José Benítez, conocido en toda Hispanoamérica por sus trabajos en investigación y divulgación del fenómeno Ovni y su famosa saga de novelas “Caballo de Troya” -que narraba la vida de Jesús de Nazaret según el relato de un viajero del tiempo procedente del siglo XX-, dedicó más de 40 años para recopilar testimonios de personas que aseguran haber mantenido encuentros con familiares y amigos fallecidos. Tras reunir casi un millar de casos, condensó 160 de esas historias en el libro “Estoy bien”, un revelador volumen que concluyó lo siguiente: sí existe vida después de la muerte.

jj

En una entrevista concedida al medio español “El Periódico”, Benítez relató que se topó por primera vez con uno de estos casos en 1968, mientras trabajaba como periodista en el diario “Heraldo de Aragón”. “ Un compañero del periódico, Miguel París, que había formado parte de la División Azul, me contó que un día, en el frente ruso, logró esquivar las bombas soviéticas gracias a la indicación que le dio un compañero, con el que tuvo un encuentro en mitad de la nieve. Luego se enteró de que ese militar llevaba varios meses muerto. Me impresionó su testimonio. En aquel momento no le di más importancia, pero poco a poco empezaron a llegarme historias parecidas, relatos de personas de todo orden y condición, ricas y pobres, cultas e incultas, y de todos los rincones del mundo, que aseguraban haber mantenido encuentros personales con muertos de todas partes del mundo. Estas situaciones suceden más de lo que pensamos, pero a la gente le cuesta hablar de ellas. No está bien visto. Si se indaga un poco y pregunta en su entorno, se comprobará que al menos en cada familia hay alguien que ha tenido una experiencia de este tipo: en persona, o en sueños, ha hablado con muertos”.

JJ Alma

Benítez añadió que “hay historias escalofriantes. Como la de la viuda que recibió la visita de su marido muerto para decirle el número de cuenta y el banco donde tenía dinero escondido. Nadie más, aparte de él, conocía su existencia, pero cuando fueron al banco había 300.000 dólares. O la mujer que vio en sueños a su abuela, ya fallecida, que le dijo: “Lo siento, he tratado de evitar lo que va a pasar, pero no he podido, es inevitable”. Esa misma tarde fallecía su bebé de 14 meses. O la que salió de la consulta del médico y va a pedir cita para la siguiente revisión, y la recepcionista le dice que su marido, que llevaba tiempo muerto, acaba de hacer la reserva. Y sin posibilidad de duda: su marido era mudo y se comunicaba a través de una pizarra, como el hombre que describió la recepcionista. Hay muchos casos, y todavía me siguen llegando”.

JJ Caso hospital

Otro caso que impactó a J.J.Benítez ocurrió en un recinto hospitalario. “En un hospital apareció en la recepción una chica que iba a ver a su madre enferma. Después que le dijeron que estaba en reanimación, ella subió a verla y bajó de nuevo para hablar con la médico de guardia, que la tranquilizó y la acompañó desde la planta baja a la tercera. Cuando la médico se metió en la pecera de ese piso vio a la chica en la habitación frente a su madre. A los tres días la médico entró en la habitación de la misma mujer enferma, que ahora estaba consciente, más recuperada y acompañada de su hijo. Cuando vio una foto de la chica a la que había acompañado días atrás, puesta en el velador de la paciente, le dijo a ambos: “El otro día ella estuvo aquí”. La madre se echó de inmediato a llorar mientras su hijo sacaba fuera a la doctora y le decía: “Mi hermana murió en un accidente de moto hace tres años”. La médico, después de ese incidente sobrenatural, tuvo que pedir licencia. Y en su testimonio me decía: “Hablé con ella, la acompañé e incluso la toqué”. No es habitual que se pueda tocar a los muertos, pero a veces sí sucede. Y te dicen que están helados”.

Haunting

Con respecto a esto, Benítez confirmó que cuando se aparecen las personas fallecidas a sus seres queridos, a veces suele descender la temperatura inexplicablemente. “El frío no se presenta en todos los casos, pero es habitual. De repente una enfermera entra en el ascensor de un hospital detrás de otra, y lo que era una temperatura cálida baja a 5 bajo cero cuando una segunda enfermera entra. Suben juntas y cuando la segunda se va, el frío desaparece. No se sabe porque se produce esto, pero una vez alguien me dijo que era posible que para materializar a alguien tengas que absorber calor”.

JJ 2

Benítez relató que tituló su libro con el nombre de “Estoy bien” porque esa exclamación –“estoy bien”-, es la que suelen repetir los muertos cuando se le aparecen a sus seres queridos, porque, según lo que cuentan, el Más Allá es un lugar totalmente real. “Los testimonios que recabé me demostraron que cuando morimos, no morimos, sino que pasamos a otro estado de vida física, del cual podemos volver para mantener contactos con los que se quedan aquí. Hoy no tengo ninguna duda de que esto es así. Desconocemos los detalles, las reglas, las fases de ese proceso, pero tengo clarísimo que la vida no se acaba con la muerte, que hay otra vida después que esta. Diferente, pero real”.

JJ Benitez libro

Benítez detalló que la mayoría de los casos que investigó -el 99,9 %, según seguró- se trató de personas que decían estar bien en el Más Allá. “Todos tienen cara de alegría, una gran sonrisa, están más jóvenes, irradian luz y en muchas ocasiones dicen: “Estoy bien, no te preocupes, dile a mi hija que estoy bien”. Cuando estas personas fallecidas se presentan hay una atmósfera muy apacible que hace sentir paz y calma. Algún caso sí asusta, como el de un niño que se acostó, había muerto su abuelo, y al darse la vuelta en la cama de noche notó que había alguien. Era el abuelo tumbado mirándole, y se llevó un gran susto, claro, pero no es lo habitual. Lo normal es que te digan: “Tranquilo, estoy bien”. Y la gente que escucha esto dice que no tiene miedo”.

JJ Vida Más Allá 2

El autor español agregó que “las personas que entrevisté no me hablaron nunca de religión. Se puede creer, o ser ateo, y asumir que los muertos no se mueren cuando se mueren, sino que siguen vivos en otro lugar. Esto no tiene nada que ver con la fe. Las iglesias se han aprovechado de la muerte para meterle miedo a la gente. La han convertido en una herramienta de poder, pero en realidad no tiene nada que ver con ese uso. Cuando te mueres, sigues viviendo en otro lugar, en otra dimensión, ya seas cristiano, musulmán o ateo”.

Benítez afirmó también, en tono jocoso, que la muerte era “uno de los mejores inventos que existen” por las siguientes razones. “La muerte es un malentendido con muy mala prensa. Es un breve tránsito, rápido, como un sueño dulce, a través del cual pasamos de un estado a otro, de una dimensión a otra. Como invento, hay pocos que le superen en eficacia. Logra lo que persigue a la perfección. Desde luego, el que la inventó es un genio. Ahora no le temo a la muerte en absoluto. Veo la muerte como una vuelta a casa, al origen, al lugar del que venimos. La vida no es nuestra casa, aquí estamos de excursión durante un tiempo, pero luego volvemos a lo nuestro. Pienso mucho en la muerte, pero sin miedo, con tranquilidad, con normalidad”.

El autor español concluyó que imaginaba su muerte como “una transición dulce hacia otra vida. Confieso que siento una enorme curiosidad por morirme y ver qué sucede después. No solo no me da miedo, sino que lo veo como algo positivo. Y a mi edad, más todavía. En el peor de los casos, puede ocurrir que la muerte sea ese simple final que algunos anuncian. Si es así, mala suerte, pero no creo que ese sea mi destino. Sé que me lo voy a pasar bomba cuando me muera. En serio, no tengo ningún problema en morirme mañana, ¿dónde hay que firmar? La muerte es trágica para el que se queda, no para el que se va”.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X