Las 10 mejores películas de vampiros de la historia

Estos macabros seres diabólicos, cuya posible existencia ha sido descrita en crónicas y leyendas populares, fueron inmortalizados en el Séptimo Arte con películas memorables.

Guía de: Fenómenos Paranormales

El folklore y las leyendas de varios países definen al vampiro como una criatura demoníaca que se alimenta de la sangre de otros seres vivos, para así mantenerse activo. Los atributos del vampiro tradicional, basado en el vampiro eslavo (la palabra vampiro deriva del vocablo serbio “Wampir”, formado por las palabras “Wam”, sangre, y “pir”, monstruo) se basan sobre todo en su condición de no muertos o redivivos, seres que están en un estado intermedio entre la vida y la muerte. A saber: son alérgicos a la luz del sol, y no se reflejan en los espejos ni tampoco proyectan sombra (quizás por la carencia de un alma). Debido a su naturaleza demoniaca o sacrílega, no soportan los símbolos cristianos y por ello pueden ser alejados usando una cruz cristiana o agua bendita, aunque no pueden ser destruidos por medios convencionales. Se les describe como seres flacos, pálidos y con largas uñas, aunque su aspecto más reconocible son sus caninos puntiagudos (colmillos). Según la mitología popular, sólo podían ser destruidos exponiéndolos a la luz del día, clavándoles una estaca en el corazón o bien decapitándolos y llenando su boca con ajos.

El reciente fallecimiento del actor inglés Christopher Lee, quien inmortalizara a Drácula en varias películas producidas por la mítica productora inglesa Hammer, trajo de nuevo a colación a estas criaturas, cuya existencia ha sido descrita profusamente en centenares de crónicas, tratados y libros a lo largo de toda la historia. Precisamente, a manera de modesto homenaje a Christopher Lee –el mejor Drácula en la historia del Séptimo Arte- y a estas míticas y temidas criaturas, a continuación les presentamos las 10 mejores películas de vampiros de la historia del cine:

1)“Horror de Drácula” (1958):

peliculas-vampiros-1

Dirigida por el director inglés Terence Fisher y producida por la productora Hammer, esta obra maestra absoluta del cine de terror lanzó a la fama al actor Christopher Lee, quien personificó aquí por primera vez al conde Drácula. La película, tras su estreno, tuvo un éxito inmediato, debido a su innovadora combinación de terror, fantasía, romance y sexualidad, además de sus escenas sangrientas explícitas. Gran parte del éxito del film se debió al contrapunto protagónico que Lee, con su metro 96 de estatura y su apostura imponente, tuvo con el enjuto actor inglés Peter Cushing, quien personificó con maestría a su antagonista, el enérgico doctor Van Helsing. El enfrentamiento final entre los ambos adversarios, en uno de los salones del castillo del vampiro, es de antología. George Lucas, creador de “Star Wars” y gran fanático de los películas de la Hammer, homenajearía a esta dupla protagónica incorporando a sus dos protagonistas en su inolvidable saga especial. Peter Cushing interpretó a Grand Moff Tarkin en “La Guerra de las Galaxias” (1977), mientras que Christopher Lee encarnó al Conde Dooku en “El ataque de los clones” y “la Venganza de los Sith”. “Horror de Drácula”, al contrario que el inocuo vampiro encarnado por Bela Lugosi en “Drácula” (1931), entró en la historia del cine de terror porque nunca un vampiro lució tan diabólico (su maléfica estampa, con el cabello peinado hacia atrá, los colmillos acechantes y sus ojos inyectados en sangre siguen causando más de una pesadilla) y exudó tanto poder sexual sobre sus femeninas víctimas. Mérito absoluto de Christopher Lee, de un guión eficaz y de la acertada dirección de Terence Fisher, que facturó aquí su mejor película.

 

2) “Nosferatu” (1922)

peliculas-vampiros-2

Esta película muda dirigida por el director alemán F.W. Murnau, con el paso del tiempo, se convirtió en una de las mejores películas sobre el mito del vampiro y en uno de los máximos paradigmas del cine expresionista alemán. Rodada en escenarios naturales, gran parte del éxito de esta película recayó, además de la dirección de Murnau, en el gran trabajo del actor alemán Max Schreck (cuyo apellido en alemán significa “terror”), quien personificó al calvo, esquelético y ominoso vampiro. Murnau, antes de rodar esta cinta, pretendía realizar una adaptación cinematográfica de la novela “Drácula”, del escritor irlandés Bram Stoker, pero su estudio no logró hacerse con los derechos de la historia. De este modo, decidió filmar su propia versión de la novela y el resultado fue una película que tuvo un gran parecido con la historia original de Stoker. El nombre de Drácula se cambió por el de Nosferatu, y también debieron cambiarse los nombres de los personajes. Así, el conde Drácula pasó a llamarse conde Orlok. Luego que la viuda de Stoker demandara a los realizadores de la película por infracción de derechos de autor, un tribunal ordenó que se destruyeran todas las cintas de “Nosferatu”. Afortunadamente, un reducido número de copias de la película ya se habían distribuido por todo el mundo, y permanecieron escondidas por particulares hasta la muerte de la viuda del escritor.

 

3) “Nosferatu, el vampiro” (1979)

peliculas-vampiros-3

Escrita y dirigida por el director alemán Werner Herzog, esta película fue concebida como una suerte de homenaje a la película anterior, una estilizada nueva versión del clásico dirigido por Murnau en 1922 (aunque esta vez sí los personajes pudieron utilizar los nombres de la novela original). Esta cinta, que fue muy bien recibido por la crítica y disfrutó de un relativo éxito comercial, se caracterizó por su lograda atmósfera de horror, matizada por una fúnebre música, y por darle un mayor énfasis a la trágica soledad del vampiro. El “Drácula” encarnado aquí por el actor alemán Klaus Kinski (quien, al igual que Max Schreck, luce un traje negro, la cabeza calva, los dientes de rata y uñas largas), es una patética y desesperanzada figura fantasmal, agobiado, condenado a la inmortalidad y deseando algo de amor que no llegará nunca. Entre las escenas más recordadas de esta película se cuenta la escena cuando el conde recibe y ataca en su castillo a Jonathan Harker (encarnado por el actor alemán Bruno Ganz, quien años más tarde personificaría a Adolf Hitler en la elogiada cinta “la caída”), la secuencia de miles de ratas tomándose las calles y los espacios públicos de una ciudad alemana y la escena final, cuando la belleza y la pureza de Lucy (encarnada por la bella Isabelle Adjani) le hacen olvidar a Drácula la inminencia de la llegada del amanecer. En un giro final novedoso y escalofriante, el vampiro finalmente muere, pero Jonathan Harker, convertido ahora un vampiro, se encargará de propagar esta “enfermedad” por otras ciudades de Europa.

 

4)”La danza de los vampiros” (1967)

peliculas-vampiros-4

Dirigida por el cotizado director Roman Polanski, esta cinta (la primera a color que hacía el realizador polaco) de una lograda estética cinematográfica tiene la particularidad de jugar con los aparentemente opuestos códigos de la comedia y el cine de terror. El argumento, por cierto, es el que desencadena una trama absorbente y bien filmada: El profesor Abronsius (Jack MacGowran) y su fiel ayudante Alfred (el mismo Roman Polanski) llegan en el invierno a una población remota en la región de Transilvania motivados por los extraños sucesos que allí ocurren, provocados por la supuesta presencia de vampiros. Se alojan en una posada, donde Alfred termina enamorándose de Sara (Sharon Tate), la hija del posadero, pero pronto ella desaparece y comienza a extenderse el rumor de que ha sido secuestrada por el conde von Krolock, un aristócrata que vive en un castillo de las cercanías. La pareja, después de una comedia de enredos y de participar en un baile que le da el nombre a la película, logrará rescatar a la muchacha, pero sin saber que ya se ha convertido en vampiro. De ese modo, en vez de acabar con la maldición del vampirismo, el bien intencionado profesor Abronsiuns terminará ayudando a propagar este mal por todo el mundo civilizado. La cinta tiene momentos francamente desternillantes, como la escena en que Alfred es seducido por Herbert, el vampiro homosexual hijo del conde.

 

5) “Drácula” (1992)

peliculas-vampiros-5

Dirigida por el director Francis Ford Coppola, y protagonizada por el actor inglés Gary Oldman en el rol del mítico conde, esta película es considerada la mejor adaptación jamás realizada a la obra de Bram Stoker. Con un presupuesto de 50 millones de dólares, una cantidad bastante ingente para una película de terror, la cinta terminaría recaudando más de 215 millones de dólares y ganando tres premios Oscar (mejor diseño de vestuario, mejor maquillaje y mejor edición de sonido), además de significar el retorno al éxito de Coppola, quien había sufrido sonoros fracasos comerciales (mas no de crítica), con cintas como “Apocalipsis Ahora” y “El Padrino III”. El argumento es bastante fiel a la novela: En el siglo XIX, Jonathan Harker, recientemente recibido como abogado, debe viajar hasta Transilvania, para que el conde Drácula firme unos papeles referentes a unas propiedades que acaba de adquirir en Londres. El único inconveniente es que el conde no es quién dice ser, pues en realidad es un vampiro y ex noble rumano que perdió a su amor cuatrocientos años atrás. Y, para desgracia de Harker, su novia es un vivo retrato de ella. Así, Drácula decide viajar hasta la capital británica para conquistarla, dejando una estela de sangre y horror en su camino. La cinta destaca por su lograda ambientación, sus buenas actuaciones (especialmente de Oldman y el gran Anthony Hopkins, como un excéntrico profesor Van Helsing), sus logrados efectos especiales y algunas escenas de antología, como el duelo final contra el vampiro o la parte en que Jonathan Harker es vampirizado en el castillo del conde por las tres seductoras novias de Drácula, una de las cuales era interpretada por la bella actriz italiana Mónica Bellucci.

 

6)”Salem’s Lot” (1979)

peliculas-vampiros-6

Esta película basada en la novela de Stephen King y que se estrenó en la televisión abierta de nuestro país con el nombre de “la Noche del vampiro” fue dirigida por Tobe Hooper, un eficaz artesano del cine de terror y suspenso (dirigió “Poltergeist, juegos diabólicos” y “The Texas Chain Saw Massacre”). Protagonizada por el actor David Soul (mundialmente famoso por su rol de Hutch, en la serie policíaca de los años 70′ “Starsky y Hutch”) y el reconocido actor británico James Mason, la cinta narra lo siguiente: el escritor Bean Mears regresa a su pueblo natal de Salem’s Lot, en Nueva Inglaterra, para escribir un libro sobre la aterradora “casa de los Marsten”, la casa embrujada del pueblo en la cual vivió una aterradora experiencia de niño. Pero Mears se encuentra con que la casa ha sido alquilada por Richard Straker, un enigmático hombre extranjero que desea abrir un negocio de antigüedades en el pueblo junto a su desconocido socio, que se apresta a llegar al pueblo. Mears, luego de producirse la desaparición de dos niños, sospecha inmediatamente de Straker porque sabe que “la casa de los Marsten es una casa malvada que atrae a hombres malvados”. En efecto, lo que los habitantes de Salem’s Lot desconocen es que el socio de Straker, Kurt Barlow, es un horripilante vampiro europeo que no tardará en dejar un espeluznante reguero de víctimas. La cinta destaca por su opresora atmósfera de terror y por la actuación de un gran elenco, en el que destaca Reggie Nalder como el vampiro Barlow, pues si bien en la novela de Stephen King Barlow aparece retratado como un refinado y mortal vampiro, en esta cinta es una criatura atroz y derechamente abominable, más animal que humana, escupida directamente de los páramos del infierno.

 

7) “Generación Perdida” (1987)

peliculas-vampiros-7

Dirigida por Joel Schumacher, esta cinta, conocida en Estados Unidos por su nombre de “The lost boys”, jalonada por una soberbia banda sonora y que mezclaba con maestría el humor y el horror, lanzó a la fama a un puñado de prometedores actores norteamericanos, entre los que destacaba un jovencísimo Kiefer Sutherland, quien posteriormente se haría célebre interpretando al agente Jack Bauer en la serie “24”. La trama era la siguiente: Michael y Sam, dos jóvenes hermanos, junto a su madre recién divorciada, llegaban a vivir al pueblo costero de Santa Carla, en California. Los problemas comenzaban cuando el mayor de ellos, por culpa de una bella chica, se mezclaba sin querer con una banda de cuatro jóvenes pelilargos motociclistas, y que resultaban ser unos despiadados vampiros. El hermano más joven intentaba ayudar a su hermano, que comenzaba a convertirse progresivamente en un chupasangre después que la pandilla lo someta a un oscuro rito de iniciación, recurriendo a los hermanos Edgar y Allan Frog, dos adolescentes cazavampiros que trabajaban en una tienda de cómics. La película es rica en momentos terroríficos y otros derechamente jocosos, como cuando Sam descubre que su hermano mayor no se refleja en los espejos: “No puedo creerlo, mi propio hermano es un vampiro, un maldito chupasangre” -le dice- “Espera que se entere mamá”.

 

8)”La hora del espanto” (1985)

peliculas-vampiros-8

Dirigida por Tom Holland, esta película, al igual que “la danza de los vampiros”, mezclaba con maestría la comedia y el horror. La cinta contaba el duro trance por el que pasaba Charley Brewster, un adolescente aficionado a ver el programa televisivo de horror de Peter Vincent, “el gran matador de vampiros”. Una noche, desde la ventana de su dormitorio, Charley descubre a Jerry Drandrige ,su nuevo vecino, que acaba de mudarse. El único problema es lo que lo ve trayendo un ataúd. Para empeorar las cosas, a la noche siguiente Charley escucha un aterrador grito y con sus prismáticos ve a Jerry mordiendo el cuello de una chica adolescente. Espantado, intenta contarle todo a su madre, a su amigo “Evil” y a su novia Amy, pero ninguno de ellos le creen una palabra. Cuando Jerry se da cuenta que Charley conoce su secreto trata de asesinarlo, pero Charley logra escapar de milagro y pide ayuda al mismísimo Peter Vincent, quien acaba de ser despedido de su programa por bajo rating y quien, al contrario que su personaje televisivo, resulta ser un pusilánime personaje. Para empeorar la situación, el vampiro se encapricha con Amy, quien resulta ser idéntica a un amor que tuvo hace siglos. Sin embargo, el cobarde Peter Vincent (cuyo nombre fue concebido en el guión como homenaje a Peter Cushing y Vincent Price, dos emblemáticos actores del cine de horror) tendrá una oportunidad de redimirse. La cinta, que tuvo una secuela y un remake en el año 2010, llamó la atención por su ágil historia y sus acertados efectos especiales.

 

9)”la sombra del vampiro” (2000)

peliculas-vampiros-9

Dirigida por E.Elias Merhige la cinta recrea la filmación de la célebre versión muda de “Nosferatu”, de 1922. El director F.W. Murnau (interpretado por el actor John Malkovich), decidido a filmar la película de vampiros más realista de la historia, cuando busca locaciones en Europa Oriental para rodar su cinta, logra dar por accidente con un vampiro verdadero (interpretado por Willem Defoe), quien malvive en un abandonado castillo de Checoslovaquia. Murnau logra convencer al vampiro de que participe en su película, tras prometerle que obtendrá el cuello de Greta Schrôder, la bella actriz principal. Para hacer las cosas más fáciles, Murnau le dice al elenco y al equipo de producción que el vampiro es un actor llamado Max Schreck quien, imbuido completamente de su papel, aparecerá en todo momento ataviado como un chupasangre de verdad. El problema es que el vampiro, incapaz de controlar su sed de sangre, comenzará de a poco a diezmar todo el equipo de producción, no sin antes que Murnau logre terminar su anhelada película. Willem Dafoe obtendría una merecida nominación al Oscar por su increíble transformación en uno de los vampiros más inolvidables de los últimos tiempos.

 

10) “vampiros” (1998)

peliculas-vampiros-10

Dirigida por el célebre John Carpenter, maestro norteamericano del cine del horror, la película cuenta las andanzas de Jack Crow, el líder de un grupo de cazavampiros de la misma iglesia católica, quien, ayudado por su fiel lugarteniente Montoya y una prostituta que ha sido vampirizada, intenta prevenir que una centenaria cruz caiga en las manos de Valek, un ex sacerdote convertido desde hace siglos en un vampiro y que desea utilizar la reliquia para realizar una ceremonia que les permitirá a los vampiros moverse a la luz del sol. La película reitera uno de los leimotivs más originales del cine de Carpenter, como es la noción de que la misma Iglesia Católica puede ser una fuente del mal, pues en la cinta se revela que Valek, un sacerdote que en la Edad Media lideró en Europa Central una revuelta de los campesinos en contra de los nobles, se convirtió en vampiro luego que fuera condenado por la jerarquía católica y sometido a un exorcismo que salió mal.

 

Bonus Track

11)”Entrevista con el vampiro” (1994)

peliculas-vampiros-11

Basado en el best seller del mismo nombre de la escritora Anne Rice y dirigida por Neil Jordan, esta película protagonizada por los taquilleros actores Tom Cruise y Brad Pitt intentó reflotar el cine de vampiros en la gran industria cinematográfica norteamericana, género que había sido relegado por otros tópicos. La cinta partía con Daniel Malloy , un periodista que consigue la entrevista más importante de su vida: la del vampiro Louis de Pointe du Lac, un joven ex terrateniente de una plantación de Louisiana que decide relatarle qué ocurrió en su vida desde que, tras perder a su mujer y su hija, fue convertido en vampiro por el vampiro Lestat de Lioncourt, doscientos años atrás. La cinta, que no fue especialmente bien tratada por la crítica de la época, tiene en todo caso algunos puntos a favor como la adecuada ambientación de época y la acertada actuación de Tom Cruise como el cínico y sanguinario vampiro Lestat.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X