Las inexplicables experiencias que son atribuidas a la presencia de personas cercanas fallecidas

Según los entendidos, una persona fallecida puede comunicarse con sus allegados mediante varias formas.

Guía de: Fenómenos Paranormales

La muerte de un ser querido puede convertirse en una de las experiencias más tristes y desgarradoras de nuestra vida, pero incluso en esas trágicas circunstancias no son pocos los que creen que las personas fallecidas todavía pueden tratar de comunicarse con nosotros, incluso después de que, supuestamente, se hallan ido para siempre.

almas-visitan

Son muchas las personas –psíquicos, autores de libros sobre la materia y gente común y corriente- que han relatado diversas e inexplicables experiencias y sentimientos que, potencialmente, han atribuido a sus seres queridos fallecidos. Las 7 siguientes señales son algunas de las más comunes:

1) Percibir algún olor asociado al ser querido fallecido:

El olor o fragancia puede ser una de las maneras más palpables para saber que un familiar o amigo fallecido todavía se encuentra cerca de nosotros. Algunos deudos, comúnmente, aseguran que pueden percibir el olor a perfume o colonia de algún ser querido fallecido, el olor de algunos alimentos que éstos disfrutaban comer en vida e, incluso, el inconfundible aroma de un cigarrillo encendido, en los casos en los que los seres queridos fallecidos hayan sido impenitentes fumadores.

don ramón

 

A este respecto, es famoso el caso del actor y comediante mexicano Ramón Valdés, mejor recordado y conocido por interpretar al icónico personaje de Don Ramón en el popular programa televisivo humorístico “El Chavo del 8”. Valdés era un empedernido fumador que reconocía que sufría una adicción fuerte al tabaco, por lo que solía fumar incluso durante la filmación de los numerosos programas televisivos en los que participó. Tras fallecer debido a un cáncer fulminante el 9 de agosto de 1988 a los 64 años de edad, la pareja del fallecido Ramón Valdés relató que en las semanas después de su muerte, en la casa donde ambos vivían, solía aparecer un inexplicable olor a tabaco consumiéndose, como si el actor que interpretó a don Ramón todavía estuviera allí presente.

2) Soñar con el ser querido fallecido:

Los expertos en comunicación psíquica aseguran que es bastante frecuente que las personas fallecidas se comuniquen a través de los sueños con sus parientes vivos, debido a que el mundo de los sueños actúa como una especie de puente entre los vivos y el mundo espiritual, por lo que es más fácil para los espíritus comunicarse con nosotros: durante la vigilia, de hecho, la persona está con sus cinco sentidos activos y no tiene concentración mental, mientras que durante el sueño, en cambio, la mente es más receptiva a recibir mensajes desde el mundo sobrenatural.

sonar-seres-queridos-fallecidos-ayuda-mas-alla

Por lo general, este tipo de sueño es más vivo y claro, su mensaje suele ser más conciso (el soñador podría tener una larga conversación con ese ser espiritual o simplemente “escuchar” una advertencia) y en ocasiones puede existir una sensación de frío alrededor de nosotros. Otro detalle importante es que el soñador recordará fácilmente toda la experiencia, a diferencia de un sueño normal donde los detalles son confusos, y cuando se despierte se sentirá como si simplemente abriera los ojos y en ningún caso sentirá cansancio. Además, generalmente, no aparecen otros personajes en el sueño, sólo el soñador y su ser querido difunto.

De acuerdo a los entendidos, los seres queridos se comunicarían con nosotros a través de los sueños por varias razones: para pedirnos perdón por algo que hicieron o dejaron de hacer, advertirnos de un peligro, un problema inminente o de nuestra propia muerte o, simplemente, para decirnos que se encuentran bien en el plano etéreo y espiritual en el que se encuentran.

3) Encontrar objetos de la persona fallecido en nuestro camino:

Los objetos de un ser querido fallecido que se mueven inexplicablemente del lugar donde se encontraban y que inexplicablemente aparecen en otro sitio distinto también pueden ser un signo evidente de que un ser querido está todavía cerca. Muchos afirman que objetos particularmente significativos, como fotografías, llaveros, encendedores o piezas de joyería como anillos, relojes, crucifijos o pulseras, pueden ser movidos por una persona fallecida para indicar su presencia.

hand

De acuerdo a los entendidos, los seres queridos fallecidos también podrían comunicarse con nosotros desde el Más Allá a través del uso de los números, fenómeno que ocurre cuando la gente inexplicablemente empiezan a ver aparecer números importantes o significativos por todas partes, como relojes, libros o la televisión. La importancia de estos números podría relacionarse con fechas importantes (un cumpleaños, un casamiento o el nacimiento de un hijo), edades, o, incluso, con los números favoritos que tenía la persona fallecida.

4) Sentirlos cerca o sentir que uno es tocado:

Probablemente la forma más común de saber que un familiar o amigo fallecido está cerca de uno es que a veces casi se puede sentir su presencia. Si bien esto puede parecer como físicamente imposible, esta detección puede ser tan simple como percatarse de un cambio inexplicable de energía o temperatura en una habitación o bien sentir un cambio sutil en la cama o un sofá. Por lo general, se trata de un fenómeno bastante subjetivo y personal, difícil de describir, pues sólo lo puede saber o sentir la persona afectada.

unnamed

También, a veces, existe la la sensación de haber sido “tocado” por alguien invisible, cuando supuestamente nos encontramos aparentemente solos, lo cual constituye otra gran señal de que un ser querido fallecido pudiera estar cerca. Según los especialistas, existen muchas maneras en que los difuntos pueden tratar de tocarnos, ya sea con un beso, el roce de tu pelo o incluso una palmadita de cariño en la espalda o el brazo.

De acuerdo con algunos psíquicos, las personas fallecidas asisten a sus propios funerales; vagan por la habitación, tratando de consolar a sus seres queridos y darles señales de que todo está bien. A menudo, debido a que los deudos están sumidos en su dolor, estos signos no pueden ser detectados.

5) Detectar actividad eléctrica extraña:

Aunque podría parecer sacado de una película de terror, existen muchos testimonios de actividad eléctrica inusual después que una persona ha fallecido, la cual sería el indicio de que esta misma persona se encuentra muy cerca.

Estas ocurrencias extrañas relacionadas con la electricidad pueden adoptar muchas formas, como parpadeos en luces o la televisión, un aparato de radio que de repente se enciende o apaga sólo, o un dispositivo electrónico que inexplicablemente comienza a pitar o hacer ruido. Algunos, incluso, aseguran que han recibido llamadas telefónicas en las que no había nadie en el otro extremo de la línea.

persona más allá

6) Pensamientos inusuales:

A veces los deudos de una persona fallecida puede experimentar pensamientos que se sienten como si no fueran suyos. Esto, según los entendidos, puede ser una señal de que el ser querido fallecido quiere decirles algo y la persona viva no le está prestando la atención adecuada. Por ello, se recomienda prestar mucha atención ya que esto, por lo general, sucede cuando los seres queridos fallecidos intentan protegernos de algo o hacer que cambiemos de opinión sobre algún asunto en particular.

7) Encontrase con algunos animales concretos:

Muchos creen que un ser querido, después de partir de este mundo, puede despedirse de sus seres queridos en la forma de algún animal o criatura grácil, como una mariposa o un pájaro.

Uno de los casos recientes más impresionante al respecto ocurrió tras la muerte del conocido abogado, diplomático y político demócrata cristiano chileno Gabriel Valdés Subercaseux, acaecida el 7 de septiembre del año 2011.

Bird

El día de su muerte, sus tres hijos adultos, que se encontraban en ese momento en tres lugares geográficos distintos, aseguraron que recibieron la visita de un misterioso pájaro. Juan Gabriel Valdés, cientista político y ex canciller del gobierno del presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle, relató que se encontraba con su esposa en su casa cuando repentinamente, sin saber cómo, un pájaro entró al living de su casa, retirándose después de varios minutos.

Casi al mismo tiempo, la gestora cultural María Gracia Valdés se encontraba sentada en su oficina en el centro de Santiago cuando un pequeño pájaro entró por la ventana de su oficina y se posó en su escritorio, mirándola fijamente durante varios minutos antes de irse del lugar. Increíblemente, casi simultáneamente, en el sur del país, el director de orquesta Maximiano Valdés se encontraba ensayando con una orquesta cuando, repentinamente, un pájaro se posó en el podio donde se encontraba dirigiendo a un grupo de músicos, mirándolo fijamente durante algunos minutos. Y pese a que el director de orquesta intentó ahuyentarlo con su batuta, no consiguió hacerlo salir del lugar. Los sorprendidos tres hermanos Valdés, tras relatar posteriormente este misterioso incidente dentro de su núcleo familiar, concluyeron que posiblemente el pájaro era el espíritu de su padre que se estaba despidiendo de todos ellos.

Gabriel Valdés Subercaseux.

Gabriel Valdés Subercaseux.

Lo anterior pudo ser posible debido a que, según varias culturas, los pájaros simbolizan la comunicación que va más allá del tiempo, el espacio y la comprensión humana, constituyéndose en una suerte de intermediarios entre los seres humanos y el mundo divino, entre la tierra y el cielo, entre la vida y la muerte.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios