Los dos exorcismos practicados por Juan Pablo II, el Papa cuyo nombre hacía “temblar” a los demonios

El exorcista P. Gabriele Amorth, aseguró que decir el nombre de Karol Wojtyla hacía “temblar y escupir rabia” a los espíritus malignos.

Guía de: Fenómenos Paranormales

Juan Pablo II, el Papa número 264 de la Iglesia Católica, que ejerció como Sumo Pontífice de la Ciudad del Vaticano desde el 16 de octubre de 1978 hasta su muerte en 2005, y que visitó nuestro país en abril de 1987, es considerado uno de los líderes más influyentes de todo el siglo XX, especialmente cuando se transformó en uno de los bastiones del anticomunismo en los países sojuzgados (como en su Polonia natal) por el marxismo de la Unión Soviética, lo que le valió un intento de asesinato, cuando por órdenes de los servicios secretos búlgaros y de la temida KGB soviética, el terrorista Mehmet Ali Ağca intentó asesinarlo el 13 de mayo de 1981 en la Plaza de San Pedro, tras dispararle desde corta distancia cuatro tiros mientras se escondía entre la multitud.

juan-pablo18mayo-640x350

Durante el Papado de Wojtyla, quien visitó 129 países, transformándose en uno de los Sumos Pontífices más “viajeros” de la historia, la Iglesia Católica mejoró ostensiblemente sus relaciones con otros credos como el islam, el judaísmo, la comunión anglicana y la Iglesia Ortodoxa, lo que lo transformó en uno de los papas más queridos de todos los tiempos.

San Malaquías, el arzobispo católico irlandés que en el siglo XII experimentó una visión de los futuros Sumos Pontífices que ocuparían el sillón de San Pedro hasta la segunda venida de Jesucristo, escribió 112 lemas o frases breves en latín describiendo a los futuros Papas, calificando a Juan Pablo II con el apelativo en latín “De Labore Solis”, que significa “De la labor del Sol” o “El que trabaja todo el día”.

Este apelativo, por cierto, se relacionaría con el hecho de que durante su pontificado Karol Wojtila realizó numerosos viajes por todo el mundo -lo que lo hizo acreedor de el apelativo de “El Papa viajero”- y de que nació un día de eclipse de sol y su funeral se realizó mientras se producía un eclipse solar. Otras interpretaciones del lema, por otra parte, aseguran que su traducción en latín fonético, “Labor del suelo”, se relacionaría con el hecho de que Juan Pablo II trabajó en una cantera en su juventud.

Juan_pablo_ii_y_que_la_iglesia_jamas_desmintio_4

El sacerdote italiano Gabriele Amorth, conocido más popularmente como el Padre Amorth y quien ejerció como exorcista en la diócesis de Roma, se hizo mundialmente popular gracias a sus libros, conferencias e intervenciones radiofónicas y televisivas sobre la materia, siendo considerado por algunos como el exorcista más famoso del mundo (ver nota de Guioteca sobre el tema).

Antes de fallecer el año 2016 a los 91 años, después de celebrar miles de exorcismos y enfrentarse a toda clase de demonios, el padre Amorth dejó varias lecciones que aprendió en sus años de exorcista, sorprendiendo que en una de sus lecciones aludiera a Juan Pablo II y al poder que otorgaba su nombre para expulsar demonios.

Juan Pablo II exorcismo

Según detalló en su libro “El último exorcista: Mi batalla contra Satanás”, publicado en el año 2012, el P. Amorth confidenció que cuando se enfrentaba a los demonios en los exorcismos y nombró a San Juan Pablo II “los demonios escupen rabia. Otros tiemblan. Otros lloran y suplican que no lo nombre más”.

Amorth agregó que ocurría lo mismo cuando nombraba al sucesor de Juan Pablo II, el Papa alemán Benedicto XVI, quien llegó a ser llamado por la prensa como “El rottweiler de Dios”. “Cada gesto de Joseph Ratzinger, su liturgia, son un poderoso exorcismo contra la furia del demonio”, detalló Amorth, quien añadió que “Satanás ataca sobre todo al Papa. Su odio por el sucesor de Pedro es feroz. Lo he experimentado en mis exorcismos. Después del Papa, Satanás ataca a los cardenales, obispos y a todos los sacerdotes y religiosos. Es normal que sea así. Ninguno se debería escandalizar. Los sacerdotes, religiosos y religiosas, están llamados a una dura lucha espiritual”.

Juan Pablo II

Según confidenció Amorth, el Papa Juan Pablo II fue el primer Papa en casi 400 años que se enfrentó cara a cara con el diablo en un exorcismo, el 4 de abril de 1982, al inicio de su pontificado. “Lo recuerdo perfectamente. Yo conozco a Francesca, la joven que acudió aquella mañana a la audiencia papal en el Vaticano. Previamente, el obispo de la diócesis a la que pertenecía esa chica le preguntó a Juan Pablo II si estaba dispuesto a exorcizarla, a lo que el Papa asintió sin ningún problema. De modo que el Pontífice procedió poco después al exorcismo en su capilla privada del Vaticano. Francesca no hacía más que escupir y revolcarse por el suelo. Las personas que rodeaban al Papa no daban crédito a lo que veían: “¡Nunca habíamos presenciado una escena como la que se describe en los Evangelios!”, reconocían, admiradas. Juan Pablo II decía, en efecto: “Todo lo que sucede en los Evangelios, sucede también hoy”.

Juan Pablo Ii mujer poseida

Según Amorth, el Papa Juan Pablo II posteriormente celebraría otro exorcismo, en el año 2000, cuando debió atender a una chica italiana de 19 años proveniente de la localidad de Monza, en el norte de Italia, quien se encontraba poseída desde los 12 años. Amorth relata que “la chica era un portento de bondad y de pureza. Cuando no se manifestaba la posesión, era buena y candorosa, ofreciendo su particular calvario por la expiación de las almas. El exorcismo del Papa tuvo algún efecto beneficioso, pero no sirvió para liberarla del diablo, cosa que se conseguiría mucho tiempo después. Juan Pablo II trató a la joven, eso sí, con inmenso cariño durante media hora, anunciándole que ofrecería por ella la Misa del día siguiente. Un día jueves repetimos el exorcismo, durante dos horas. El demonio aludió entonces al encuentro celebrado la víspera con el Papa. Estaba contentísimo. Menudas carcajadas soltó el miserable. Indujo a la pobre muchacha a decirme: “¡Ni siquiera tu jefe [Juan Pablo II] ha logrado hacer nada conmigo!”.

juan pablo ii II Parte

El Padre Amorth detalla que al ver que en los exorcismos al invocar el nombre de Juan Pablo II conseguía despertar el temor en los demonios, una vez le preguntó al demonio: “¿Por qué tienes tanto miedo a Juan Pablo II?”. “Me dijo que por dos motivos: primero, porque había desbaratado sus planes con la caída del régimen comunista en Europa; y segundo, porque le había arrebatado las almas de muchos jóvenes durante su pontificado. Acto seguido, al preguntarle por qué temía también a la Virgen María, me contestó: “Porque he sido muy humillado y vencido por una criatura humana”.

El Padre Amorth, finalmente, aseguró en sus escritos que “en términos generales Satanás está siempre activo. Es el tentador desde el principio. Hace de todo para que el hombre peque y cada vez que se realiza el mal, él está detrás, dejando en claro que es el hombre quien decide libremente sus actos. Pero también existe una acción extraordinaria del maligno: y ésta es la posesión diabólica…Lamentablemente la Iglesia, todavía hoy, hace muy poco por formar a nuevos exorcistas”.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X