Los supuestos “fantasmas” que aparecieron en la grabación de cuatro famosos discos de rock

Artistas como The Clash, Black Sabbath, Red Hot Chili Peppers y Radiohead grabaron famosos álbumes en lugares supuestamente encantados.

Guía de: Fenómenos Paranormales

En 1968 el mítico guitarrista Jimi Hendrix compró un estudio ubicado en el 52 West Eight Street, en el bohemio barrio de Greewnwich Village, en Nueva York, con la idea de transformarlo en un club nocturno. Sin embargo, su técnico de sonido lo convenció de convertirlo en un estudio de grabación. De ese modo, el 27 de agosto de 1970 el estudio, diseñado por el arquitecto John Storyk y bautizado como “Electric Lady”, que contaba con ventanas redondas y una máquina para generar un ambiente de iluminación relajante con varios colores, abrió oficialmente sus puertas.

Jimi Hendrix tras las consolas de grabación de su estudio "Electric Lady".

Jimi Hendrix tras las consolas de grabación de su estudio “Electric Lady”.

Después de la trágica y prematura muerte de Jimi Hendrix a los 27 años de edad, acaecida sólo tres semanas más tarde, comenzó a correr el rumor de que el fantasma del genial guitarrista rondaba por este estudio, que por lo demás ha cambiado bastante poco desde que Hendrix grabara allí algunas de sus visionarias composiciones, pues todavía tiene las mismas pinturas que cuelgan en las paredes, algunos sofás e incluso una consola de color púrpura, el color favorito del fallecido músico.

F jimi_hendrix_electric_lady_studio

En 1980, cuando el grupo británico The Clash grabó allí su álbum doble “Sandinista!”, se cuenta que fue el espíritu de Jimi Hendrix el que añadió una misteriosa línea de guitarra extra que aparece en una de las canciones de ese disco, sin mencionar que los mismos técnicos y músicos que han trabajado en el estudio “Electric Lady” aseguran que a veces las puertas se abren y cierran solas, crujen los pisos y una extraña atmósfera y energía se puede percibir en el aire.

sandinista-foto1

Pero este no es el único caso de fenómenos paranormales asociados a la grabación de famosos discos del rock. En diciembre de 1973 el grupo británico Black Sabbath lanzó “Sabbath Bloody Sabbath”, su quinto álbum de estudio, considerado por la crítica como uno de los álbumes clásicos del Heavy metal gracias a su destilada técnica musical y sus letras imaginativas y polifacéticas.

Black Sabbath.

Black Sabbath.

Este disco, cuya portada muestra la cruda imagen de un hombre acostado sobre una cama teniendo una pesadilla o una visión de ser atacado por demonios en forma de humanos mientras la figura de la muerte le rodea en su lecho de sufrimiento con el número 666 (el número de la bestia) de fondo, fue grabado en Clearwell Castle, una antigua mansión gótica ubicada en Gloucestershire, en el Reino Unido. Según relataría el guitarrista Tony Iommi, lo lúgubre del castillo y el tupido bosque que lo rodeaba, inspiraron la oscuridad de este disco, cuyos ensayos incluso se realizaron en los calabozos del vetusto edificio.

Tony Iommi agregó que él y sus compañeros de banda habían visto una vez un verdadero fantasma merodeando por los viejos aposentos del gótico castillo: “Geezer (Butler), Ozzy (Osbourne) y yo íbamos caminando por el pasillo y de improviso vimos esta figura vestida con ropas antiguas y una gran capa viviendo hacia nosotros. Caminó al interior de una habitación, y la seguimos para ver quién era, pero cuando entramos no había nadie allí. Se había esfumado en el aire”.

El viejo castillo Clearwell Castle, donde el grupo Black Sabbath grabó su disco "Sabbath Bloody Sabbath".

El viejo castillo Clearwell Castle, donde el grupo Black Sabbath grabó su disco “Sabbath Bloody Sabbath”.

En septiembre de 1991, la banda californiana de funk-rock Red Hot Chili Peppers publicaría su clásico álbum “Blood Sugar Sex Magik”, disco que los consagraría artística y comercialmente y que tuvo la particularidad de que fue grabado en una supuesta mansión embrujada.

El productor de ese disco, Rick Rubin, quiso sacar a los cuatro integrantes del grupo del ámbito de grabación al que estaban acostumbrados, por lo que arrendó una vieja mansión construida originalmente en 1918 en Laurel Canyon, Hollywood Hills, en la ciudad de Los Ángeles, también conocida como La mansión Houdini, pues había sido habitada por el célebre mago e ilusionista Harry Houdini.

La mansión Houdini, ubicada en Hollywood Hills, Los Ángeles.

La mansión Houdini, ubicada en Hollywood Hills, Los Ángeles.

Los Peppers relatarían años más tarde que la mansión estaba llena de espíritus y presencias de otras dimensiones. El bajista Flea aseguró que una vez, mientras cenaban, él y sus tres compañeros vieron la hoja de una planta flotar de arriba a abajo enfrente de ellos, como si alguien la estuviese moviendo. El guitarrista John Frusciante, por su parte, afirmó que escuchaba voces femeninas gimiendo por todas partes y que, constantemente, sentía presencias a su alrededor cuando grababa.

En las sesiones fotográficas para el arte de tapa del mismo disco, el fotógrafo Gus Van Sant, al poner filtros rojos, aseguró por su parte que aparecían sombras, haces de luz y otros objetos que según él no estaban en el momento de tomar las fotos. La cosa llegó a tanto, que el grupo invitó a algunos expertos en fenómenos paranormales a la mansión, quienes confirmaron que el lugar estaba lleno de espíritus.

Red Hot Chili Peppers.

Red Hot Chili Peppers.

“Pasaban cosas muy extrañas en esa mansión. También escuchamos que la propiedad era penada por una mujer que fue asesinada a los 30 años, y eso no le cayó bien a nuestro baterista Chad Smith, quien se negó a quedarse a dormir en ese lugar durante las primeras semanas de los ensayos y grabación de nuestro disco”, relataría el cantante Anthony Kiedis, a propósito de estos misteriosos fenómenos. Sin embargo, los cuatro integrantes de los Red Hot Chili Peppers aseguraron que a medida que aprendieron a convivir con estos seres y este paranormal ambiente fueron encontrando una energía misteriosa pero muy positiva, que les ayudó sobremanera en el proceso de grabación y composición de su álbum.

Finalmente, en 1997 la banda británica Radiohead lanzó su disco “OK Computer”, considerado como la obra maestra de su larga y brillante carrera. Este disco fue grabado en St. Catherine’s Court, una mansión del siglo XV ubicada en la localidad de Bath que había pertenecido a los integrantes de la casa real británica de los Tudor, y donde el célebre Rey inglés Henry VIII mantuvo oculta a una de sus hijas, para ocultar el hecho que era ilegítima.

Según relataría el cantante y guitarrista Thom Yorke, la mansión, que actualmente pertenece a la actriz Jane Seymour y que también ha sido usada como estudio de grabación por artistas como New Order, Robbie Williams y The Cure, estaba habitada por algunos de los antiguos y originales moradores de la casa: “Había una atmósfera muy rara y estimulante en ese lugar. En mi caso, los fantasmas que allí había me hablaban mientras dormía. Hubo un punto en que durante una noche escuché tantas voces extrañas que cuando me desperté en la mañana, lo primero que hice fue cortarme el pelo, sin aviso ni razón aparente”.

Radiohead.

Radiohead.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X