Los “X-Men” que sí existen en la vida real y la ciencia no puede explicar

Un hombre con visión remota, un maratonista que puede correr días sin cansarse y una joven con vista de rayos X son algunos de los casos que han intrigado a la ciencia.

Guía de: Fenómenos Paranormales

El año 2000 se estrenó mundialmente la película X-Men, cinta basada en los personajes de la serie del mismo nombre de la editorial Marvel Comics y que inauguraría una exitosa franquicia cinematográfica. Los X-Men, niños que nacían con un gen especial que se manifestaba en su niñez o pubertad, era mutantes que constituían el siguiente paso evolutivo en la cadena de la humanidad.

X-Men reales

 

De ese modo teníamos, por ejemplo, al profesor Charles Xavier, un poderoso mutante que, pesar de que estaba en una silla de ruedas, tenía grandes habilidades telepáticas; a Magneto, un viejo sobreviviente del Holocausto que tenía poderosas capacidades magnéticas y era capaz de manipular los metales a voluntad; A Wolferine, un rudo y solitario hombre que tenía sus sentidos altamente desarrollados, la capacidad de curarse rápidamente de numerosas lesiones, sin mencionar que su esqueleto estaba recubierto de Adamantium y unas garras rectráctiles: O Rogue, una joven de 17 años que cuando tocaba a alguna persona absorbía su fuerza vital, recuerdos y habilidades.

Pues bien, sin perjuicio de que estos personajes sean totalmente ficticios, lo cierto es que en las últimas décadas han existido varias personas que han tenido ciertas habilidades especiales que no han podido ser explicadas por la ciencia, por lo cual han sido llamados por algunos como los “X-Men de la vida real”. Estos son algunos de los casos más paradigmáticos:

-Ingo Swann y su increíble visión Remota:

El norteamericano Ingo Swann fue una de las figuras más prominentes en la investigación de fenómenos psíquicos en las últimas décadas, y parte primordial del programa piloto de la CIA y el Stanford Research Institute que desarrolló las bases de lo que hoy se conoce como visión remota, un tipo de clarividencia que se relaciona con la capacidad de una persona para describir una ubicación geográfica a una distancia de hasta varios cientos de miles de kilómetros de su ubicación física real. Swann fue parte del proyecto Stargate de la CIA, al mando del DR. H.E. Puthoff y Russell Targ, científicos que en reiteradas ocasiones manifestaron haber comprobado en varios experimentos que Swann tenía habilidades psíquicas reales. La demostración más patente de esto ocurrió cuando el mismo Swann pidió realizar un experimento de visión remota en el planeta Júpiter. Según los documentos que quedaron de este experimento, Swann observó los anillos de Júpiter, auroras, cristales de hielo y otros fenómenos de ese planeta antes de que la sonda Voyager los hubiera descubierto.

X-Men reales

Ingo Swann.

X-Men reales

Swann relató que sus habilidades comenzaron a manifestarse cuando era un niño, después que fuera sometido a una operación de amígdalas. Luego que fuera anestesiado y mientras estaba acostado en la mesa de operaciones, Swann contó que se sintió flotando a un metro de distancia de su propio cuerpo, observando todo lo que sucedía a su alrededor. Vio al cirujano, a la enfermera y a su propia madre, a la cual le habían permitido entrar a la sala de operaciones para calmarlo. Además, no se perdió detalle del momento en que el cirujano, usando la hoja de un bisturí, hizo un corte detrás de su lengua para extraerle las amígdalas, las mismas que fueron guardadas en un recipiente dentro de un rollo de papel sobre una mesa que estaba ubicada contra la pared. Cuando Swann despertó de los efectos de la anestesia y volvió en sí, le preguntó a la enfermera dónde estaban sus amígdalas, a lo que ella le respondió que las habían tirado a la basura. El niño le replicó diciendo “Eso no es cierto, porque están puestas sobre esa mesa, al lado de la pared”. Tanto el médico, como la enfermera y la madre de Swann, por cierto, no se explicaron cómo el niño había podido saber aquello.

Swann, ya adulto, diseñó numerosos experimentos y condujo investigaciones sobre estados de conciencia no-ordinarios (por lo que se le apodó “el psíquico científico”). Y antes de morir a los 79 años, escribió un libro autobiográfico llamado “Penetration: The Question of Extraterrestial and Human Telepathy”, donde relataba todos los pormenores de su extraña habilidad paranormal.

-Wim Hof, “El Hombre de Hielo”

En el cómic de X-Men Bobby Drake, uno de los personajes mutantes, tiene la capacidad de crear hielo, algo ciertamente imposible de hacer para cualquier persona en la vida real. Sin embargo, sí existe un hombre que tiene la inexplicable capacidad de aguantar temperaturas extremadamente bajas. Se trata de Wim Hof, quien actualmente es poseedor de 20 premios ‘Guinness World Records’ por soportar temperaturas extremas. Wof, de hecho, escaló el Monte Everest (a más de 6.900 metros de altura) y el Kilimanjaro sólo en pantalones cortos y zapatos, corrió una maratón totalmente descalzo en los fríos escenarios de Finlandia, se mantuvo cómodamente en baños de hielo durante horas, y se dio incluso el lujo de correr una maratón en pleno desierto sin beber agua. Hof, incluso, apareció en el programa de televisión “Fact or Fiction” para que los televidentes pudieran comprobar su extraña resistencia al frío extremo. Uno de los médicos que se encontraba en el estudio comprobó que “durante 20 minutos estuvo en una baño de hielo y su temperatura y su ritmo cardíaco se mantuvieron estables”.

X-Men reales

X-Men reales

Los científicos, intentando explicar la capacidad de Hof al frío extremo, determinaron que éste podía regular sus niveles de cortisona, lo que le permitía producir más células para aguantar condiciones adversas. Sin embargo, el mismo Hof confesó que su habilidad era posible, en realidad, gracias a una técnica de meditación y respiración que le permitía controlar los sistemas autónomos de su cuerpo y que, según él, podía ser aprendida por cualquier ser humano. Hof detalló que este método le permitía no sólo soportar el frío, sino que también controlar conscientemente su sistema inmunológico para combatir cualquier enfermedad.

El Método de Wim Hof, quien estudió yoga y meditación por muchos años, es bastante parecido a la Meditación Tummo (un método o práctica de origen ascético practicado por los monjes tibetanos, cuyo fin es sobrevivir en medios inhóspitos) y al Pranayama (ejercicios de respiración del yoga que aumentan la vitalidad y tranquilizan la mente). Sin embargo, según Hof, su técnica tiene características más particulares, pues viene primordialmente de lo que él llama “cold hard nature”, es decir, el proceso de someterse a sí mismo a las condiciones adversas de la naturaleza para aprender a resistir el  frío, el calor y el miedo. Hof, por lo pronto, recientemente impuso una nueva marca mundial de resistencia al frío al estar inmóvil en contacto directo con el hielo por una hora y 12 minutos.

-Dean Karnazes, el hombre que puede correr sin parar

Este “mutante”, que ya pasó la cincuentena de edad, tiene la particularidad de que puede correr sin parar. En una oportunidad corrió 50 maratones en 50 estados diferentes de Estados Unidos durante 50 días seguidos y, en otra, corrió 350 millas (unos 563 kilómetros) en 80 horas y 44 minutos sin dormir, además de una ultra maratón de 135 millas. También ha corrido maratones en el Polo Sur a temperaturas de 25 grados bajo cero y carreras sobre arena (como la famosa Marathon des Sables), pero lo insólito es que jamás en su vida sufrió de calambres o agotamiento muscular, incluso luego de correr más de 160 kilómetros de corrido.

X-Men reales

 

X-Men reales

Su gran secreto, según los científicos, es que sus músculos tienen una capacidad supernatural de eliminar ácido láctico, la sustancia que produce el dolor en los músculos, y que hace que una persona se sienta adolorida después de practicar por largo tiempo algún deporte. Karnazes relató que se dio cuenta de que era biológicamente diferente al resto cuando se preparaba para correr 50 maratones en 50 días, de punta a punta de los Estados Unidos, en 2006. “Me mandaron a un centro de pruebas en Colorado, donde me midieron el ácido láctico. Dijeron que no llevaría más de 15 minutos, pero luego de una hora vinieron a decirme que nunca habían visto nada así. Me aclararon que muchos atletas podían tener una buena capacidad aeróbica, pero que no era para nada común que un cuerpo, como el mío, pudiera extraer ácido láctico de la sangre a toda velocidad para transformarlo nuevamente en energía”.

“A cierto nivel de intensidad, siento que puedo seguir y seguir corriendo sin cansarme. Es lindo saberlo si planeo correr una distancia larga. Pero, para ser sincero, lo que eventualmente me pasa es que me da sueño. He corrido tres noches sin dormir y la última se me volvió un poco psicótica. He experimentado trechos de corrida en sueños, cuando me iba quedando dormido en movimiento”, relató una vez este corredor oriundo de California, quien agregó que “en ciertos niveles de intensidad, sí pienso que puedo seguir por mucho tiempo sin cansarme. No importa que tanto empuje, mis músculos nunca se cansan”, concluyó.

-Natalya Nikolayevna Demkina: la niña con visión de rayos X

Esta rusa, de actuales 29 años, causó un gran impacto en su país natal después de que afirmara tener una aterradora habilidad: tenía una visión similar a la de los rayos X. A los diez años Demkina comenzó a manifestar algunos problemas en su visión, pero no eran inconvenientes comunes y corrientes. A simple vista era capaz de distinguir partes internas y elementos extraños en el cuerpo humano. “Yo estaba en casa con mi madre y de repente tuve una visión. Pude ver el interior de su cuerpo y empecé a hablarle de los órganos que podía ver. Ahora, tengo que pasar de mi visión regular a lo que yo llamo la visión médica. Por una fracción de segundo, veo una imagen de colores dentro de la persona y luego me pongo a analizarlo”, relató la joven en una entrevista concedida al diario inglés The Guardian.

X-Men reales

 

X-Men reales

Después que describiera los órganos internos de su madre obtenidos por su extraña visión, la habilidad de Demkina comenzó a comentarse por toda la población local, lo que le sirvió como sustento económico para atender algunas consultas médicas. Su historia fue recogida por un periódico local en la primavera del 2003 y una cadena de televisión en noviembre del mismo año. Poco después, el periódico sensacionalista inglés “The Sun” la invitó a dar unas charlas con demostración en Londres. En mayo del 2004 Natalya Demkina (también conocida como Natasha Demkina) viajó a Nueva York invitada por el canal Discovery Channel, para la publicación del documental “The Girl with X-Ray Eyes” (“La chica con los ojos de rayos X”), donde tuvo que sortear varias pruebas para demostrar su supuesta habilidad. Demkina, en esa oportunidad, identificó con éxito todas las fracturas y patillas de metal de una mujer que había sufrido un accidente automovilístico.

A contar del año 2006 Demkina comenzó a trabajar para su propio centro de diagnósticos especiales (“Center of Special Diagnostics of the Natalya Demkina, TSSD”), cuyo objetivo es la investigación y tratamiento de enfermedades junto a los curanderos y expertos en medicina tradicional.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X