Paul Walker: ¿Nueva víctima de la maldición de Aaron Ramsey?

La leyenda maldita que persigue al volante del Arsenal Inglés volvió a cumplirse: cada vez que marca un gol muere una celebridad mundial.

Guía de: Fenómenos Paranormales

La trágica muerte del actor norteamericano Paul Walker (quien en los próximos días tendrá una calle con su nombre en Pelluhue, localidad del sur de Chile que el actor visitó tras el terremoto del 2010) sigue dando paño que hablar. Luego que el artista falleciera en un accidente automovilístico el pasado 30 de noviembre, después que el Porsche GT que conducía un amigo se estrellara contra un árbol en la localidad de Santa Clarita, California, en las redes sociales ha comenzado a circular el nombre del presunto y verdadero “culpable” del deceso del blondo y humanitario actor: el jugador galés Aaron Ramsey.

Aaron Ramsey y Paul Walker

Foto: Internet

Para entender esta insólita acusación hay que revisar unos macabros antecedentes. El 1 de mayo del 2011, el jugador británico de fútbol Aaron Ramsey, mediocampista del Arsenal y capitán de la selección de Gales, le marcó un gol al Manchester United, uno de los equipos con los cuales disputa todos los años el título de la Premier League. El gol no tendría nada de particular si no fuera porque, al día siguiente, un grupo de comandos norteamericanos mató al buscado y temido Osama Bin Laden, el líder de la célula terrorista Al Qaeda y cerebro de los atentados que provocaron el derrumbe de las dos Torres Gemelas el 11 de septiembre del 2001.

El 2 de octubre del mismo año continuaría la fatídica racha goleadora. Ramsey le marcó uno de los goles con que el Arsenal derrotó al Tottenham y, casualidad o no, a los tres días falleció Steve Jobs, el genio creador de Apple. Para rematar la ola de presuntas coincidencias el galés volvió a meterla adentro el día 19 en un partido por la UEFA Champions League, un día antes que muriera el dictador libio Muamar Gadhafi.

Desde entonces algunos medios británicos sensacionalistas comenzaron a tejer una suerte de leyenda maldita que afirma que cada vez que el volante galés marca un gol, una celebridad mundial se va al Más Allá. Por supuesto, muchos calificaron esta presunta maldición de meras patrañas, pero debieron esperar hasta febrero del 2012 para tragarse sus palabras. Ese mes Ramsey volvió a anotar un gol ante el Sunderland, horas antes que falleciera la cantante norteamericana Whitney Houston. Y en septiembre de este año, después de anotarle un gol al Marsella por la copa UEFA, falleció el boxeador Ken Norton, uno de los pocos púgiles que consiguió derrotar al mítico Muhammad Alí.

Para coronar el calificativo de “crack maldito”, el pasado fin de semana Ramsey marcó un doblete en la goleada del Arsenal sobre el Cardiff, el equipo donde juega nuestro compatriota Gary Medel. Horas después pasó lo que todo el mundo temía. Un accidente automovilístico le provocó la muerte al actor norteamericano Paul Walker, conocido en todo el mundo por interpretar al personaje de Brian O’Conner en la taquillera saga cinematográfica de “Rápido y Furioso”.

Habrá que esperar si con cada nuevo gol de Ramsey fallece alguna otra celebridad y se confirma su fama de jugador maldito, aunque en defensa del galés es justo precisar que aparte de estos fatídicos goles, el mediocampista ha convertido otra veintena de tantos donde presuntamente no ocurrió nada. ¿Maldición, casualidad o simple mufa? Ni el mismo Ramsey lo sabe.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X