Veterano sacerdote asegura que el demonio le tiene miedo: Lleva 6 mil exorcismos

El Padre Francisco López Sedano lleva 40 años de servicio.

Guía de: Fenómenos Paranormales

El Padre Francisco López Sedano, un religioso mexicano de 81 años perteneciente a la orden de los Misioneros del Espíritu Santo y coordinador nacional emérito de exorcistas de la Arquidiócesis de México, ha realizado más de 6 mil exorcismos durante 40 años de ministerio, lo que le ha permitido conocer todos los arcanos de la milenaria lucha del Dios y el hombre contra el demonio.

El sacerdote y exorcista mexicano Francisco López Sedano.

El sacerdote y exorcista mexicano Francisco López Sedano.

“Antes de hacerme exorcista no sabía que el demonio fuera una entidad tan realista y pudiera actuar tan agresivamente. Siempre me preguntan si le temo al diablo, pero la verdad creo que es el demonio el que me teme a mí. He hablado con el maligno muchas veces, porque el demonio habla a través de la gente, gente que se ha metido en sus terrenos, porque satán es como un perro rabioso, pero amarrado: no te ataca si no te metes en su territorio. Cuando lo conmino a abandonar el cuerpo de una persona poseída me ha dicho ‘¿Y tú quién eres para expulsarme?’. Y le respondo: ‘no soy nadie, pero vengo de parte de Cristo, tu Dios y Señor y te largas ahora mismo; te mando en nombre de Él que te vayas, ¡fuera!”, confesó el religioso, quien agregó que se hizo exorcista hace más de cuatro décadas “por necesidad” después de ver “casos muy serios y dolorosos”.

exorcismo (1)

 

En una entrevista que concedió al diario norteamericano “Hoy Los Ángeles”, que se publica en español en California, este octogenario sacerdote entregó reveladores conceptos acerca de la lucha con el demonio y algunos consejos para que el maligno no pueda entrar en las vidas de las personas.

“Un compañero sacerdote que estaba metido en eso me hizo ver que combatir al maligno era una obligación. Me dijo: ‘tienes que meterte en esto por mandato del Señor’. Los tres mandatos son llevar la palabra de Dios, sanar enfermos y echar demonios. Los tres están vigentes en la iglesia. En primer lugar hay que aclarar que cuando se habla con el demonio no se habla con una cosa, sino que se habla con una persona, puesto que Jesús se le enfrentó muchas veces y habló con él. Lo más le gusta al maligno es separarnos de Dios, llenarnos de dudas, meternos miedo, amenazarnos, tenernos temblando. Para ello nos induce odio, desesperación, pereza, cansancio, sueño y desconfianza, es decir, todo lo negativo”.

demonio-habla-a-un-hombre-770x423

El religioso detalló que durante más de 40 años de lucha contra el diablo ha visto toda clase de cosas increíbles. “Cuando hay presencia del demonio puede suceder cualquier cosa. Los posesos se manifiestan de mil formas distintas. Empiezan a gritar, a ladrar como perro, a vociferar o a retorcerse y a andar como culebras en el piso. Pueden oír voces, sentir odio o rechazo por Dios. En una ocasión, me enfrenté a un muchacho de unos 18 años que empujó cinco bancas bastante grandes y pesadas que ni 10 personas lo habrían logrado. Tenía una fuerza terrible. Lo tuvimos que agarrar entre tres para practicarle el exorcismo. Habiendo presencia del Otro, ya se explica cualquier cosa. Que puedan subirse por las paredes, sí; y volar también”.

El exorcista añade que los posesos a veces sufren de daños o molestias físicas que la ciencia médica no puede detectar. “Los daños de satanás están fuera del orden médico clínico. Es gente que tiene un dolor de espalda terrible, pero los médicos dicen que está perfectamente bien. Gente que vive con una diarrea permanente y con nada se le quita; gente que tiene dolor de ojos y los oftalmólogos no les encuentran nada. Son daños inexplicables para la medicina”.

exorcismo

El Padre López Sedano afirma que la mayoría de las veces son las mismas personas las que permiten que el diablo entre en ellas, porque “no se metería con nosotros si no le abriéramos puertas. Por eso Dios prohíbe practicar magia, superstición, brujería, hechicería, adivinación, consulta a muertos y espíritus y astrología. Esos son los siete terrenos de la mentira y el engaño. Que los astros influyan en nuestra vida es otra mentira. ¡Están a millonadas de kilómetros! Son cuerpos formados por metales y gases, ¿cómo van a influir en nosotros? Lo mismo pasa con la magia, que es atribuir a las cosas un poder que no tienen. Cargar una herradura porque me va a dar buena suerte es otra falacia”, aseguró.

Además, explica que hoy lamentablemente existen muchos sacerdotes que se niegan a luchar contra el demonio por simple miedo o porque incluso no creen en él. “Muchos sacerdotes no quieren entrarle al toro, como decimos en mi país, porque le tienen miedo al diablo, a la venganza del Otro. Algunos incluso no creen en el demonio. No creen, no intervienen y por eso no tienen experiencia. Me han tocado casos en los que, previamente, la gente fue con su párroco y éste les dijo: ‘usted está imaginándose cosas, eso no existe’. Y la persona se va sin saber qué hacer, porque en la noche ‘alguien’ lo molesta, lo golpea, lo tumba de la cama, lo golpea contra la pared”.

PFranciscoSedanos_TribunaBahia_110117

El Padre y exorcista, el mismo que cree que “no podemos imaginar el cielo porque está fuera de nuestro alcance” y que los abusadores de niños merecen que “les corten sus partes”, relató finalmente que por su avanzada edad y sus problemas de salud ya no realiza tantos exorcismos como antes, pero de todas maneras se siente recompensado por haber liberado a miles de personas poseídas. “Si muriera ahora me gustaría que mi epitafio sólo dijera: “Gracias, Señor, por la vida”. Es cierto que en el mundo hay mucha maldad, pero para mí se confirma la esperanza, porque desde la cruz Cristo ya venció y ganó la guerra absoluta. Satanás trata de hacerle un poco la guerra, pero no le hace ni cosquillas”.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X