Inicio » Fútbol Argentino » Equipo

Filtración masiva de fotos de jugadores desnudos causa revuelo en las redes

Los futbolistas enviaron las fotos a diversas mujeres para intentar conquistarlas, pero la jugada les salió bastante mal.

Cayeron en la trampa. Sucumbieron a la tentación. Pecaron de ingenuos. Como consecuencia, la condición de jugadores de fútbol como radar para atraer mujeres se les volvió en contra, convirtiéndose en un arma de doble filo.

En una modalidad que cada día suma a más futbolistas, los propios protagonistas les cedieron las fotos íntimas a estas señoritas, quienes decidieron “incendiarlos” compartiendo las imágenes que terminaron filtrándose en las redes.

centurion-rojo-geminiani

No se trata de un caso de “hackeo” de las cuentas de las redes sociales ni del robo de los teléfonos celulares, como podría sospecharse. Por ese motivo, el revuelo y el escándalo que se generaron al difundirse el material no sorprenden.

Algo que sí llama la atención es que los jugadores actuén como si no supieran el riesgo que corren al enviar los mensajes con contenido pornográfico. Se exponen a que lo que pertenece a su intimidad, trascienda y tome estado público. Aun si lo que más importa es cómo rinden los fines de semana, cuando se dedican a lo que evidentemente mejor saben hacer, que es jugar al fútbol.

Los cuerpos de Marcos Rojo, del Manchester United y la Selección Argentina, Ricardo Centurión de Boca y Lautaro Geminiani, de Patronato de Paraná, se viralizaron en las redes con pocas horas de diferencia. Y los tres jugadores aparecen en poses similares, exhibiendo sus genitales con total soltura.

Rojo y Centurión son conocidos por haber sumado escándalos de alta rotación en los medios. El lateral izquierdo ex-Estudiantes de La Plata fue acusado de mantener relaciones sexuales con una instructora de fitness y de ofrecerle dinero para esconder el acercamiento.

Por su parte, el mediocampista de Boca, ex-Racing, ostenta un triste inventario en materia de conductas inapropiadas, incluyendo la portación de un arma cuando tenía tan solo 16 años.

Barrasbravas de Boca exigieron a los jugadores que no salgan a divertirse 

En medio del escándalo por la publicación de las fotos que no envidiarían a la mejor producción xxx, barras de Boca, encabezados por Rafael Di Zeo y Mauro Martín, se presentaron en el entrenamiento del equipo para “charlar” con los jugadores y exigirles que sean “serios” y no salgan a bailar. Porque “en Boca no se jode”.

Trascendió que el uruguayo Rodrigo Bentancur -sobre quien se rumoreó que será transferido a la Juventus a fin de año- y Andrés Cubas también mantuvieron chats subidos de tono con botineras, aunque no habrían enviado fotos prohibidas.

Personas que no son ejemplo de nada, que lucran a costas de los clubes y cometen infinidad de contravenciones y delitos, gozan de impunidad para pasear por un entrenamiento y enseñarles cómo deben portarse.

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X