¿Cuál era el esquema táctico de Barrabases? Las claves para ganar Copas América y Mundiales

En un estilo lúdico, analizamos la estrategia en cancha que el mítico club de fútbol utilizaba en cada una de sus historietas y que se traducía, en la mayoría de las veces, en triunfos.

Guía de: Fútbol Total

formacion

Lo que viene a continuación es un sano ejercicio utilizando al mítico equipo de Barrabases que -antes de Sánchez, Vidal, Medel y todos los demás- ganaba todo, incluyendo Copas América y Mundiales. Por eso vale la pena preguntarse lo siguiente: ¿Cuál era la táctica qué le permitió al elenco de Villa Feliz tantos triunfos?

Tras un primer análisis, se puede concluir que Mister Pipa, el benemérito técnico de aquella oncena, fue un adelantado en sus tiempos. Justifiquemos tal premisa.

En 1954, cuando Barrabases comenzó a publicar sus aventuras jugaba con el esquema de la época. Vale decir, un portero (Sam); tres backs (Mono, Pelusa Roque), dos halves de apoyo (Ciruela y Bototo) y su famosa línea de forwards, integrada por Torito (puntero derecho), Chico (entreala derecho), Pirulete (centro delantero), Guatón (entreala izquierdo) y Pelao (puntero izquierdo). Salvo Pirulete, quien las hacía todas cubriendo toda la cancha, el resto del dibujo táctico del 3-2-5 no variaba.

El equipo de Villa Feliz en su versión 1954.

El equipo de Villa Feliz en su versión 1954.

Sin embargo, 24 años después, en su tercera época, el elenco de Villa Feliz mostró un 4-3-3 que movió a engaño. Claro, porque nominalmente la alineación era con Sam, siempre en portería; Mono, como lateral derecho; Pelusa, de líbero; Ciruela, stopper; Roque, lateral izquierdo; Bototo, volante de contención y encargado de los tiros libres y penales; Chico, de “8” o sea volante de creación; Guatón, de “10” o volante de enlace; Torito –siempre luciendo su boina blanca- como puntero derecho; Pirulete al centro; y Pelao en la punta izquierda.

El caso es que Torito, en algunos partidos, aprovechando su despliegue y contextura física retrocedía algunos metros para ayudar en el mediocampo, con lo que el esquema barrabasino pasaba a un 4-4-2 ¡Mister Pipa se adelantó a Arturo Salah y lo que hizo en el Colo Colo campeón de 1986! Incluso, hubo momentos –como en la primera final de la Copa Río de Janeiro ante la Selección Brasileña, en 1979- en que el dueño de la boina blanca fue enviado por el técnico a ubicarse delante de la línea de cuatro, para impedir los avances de los verdeamarelos. O sea, ¡estamos hablando de un 4-1-3-2!

Pero eso no es todo, porque Pirulete mantuvo su libre albedrío para desempeñarse por toda el campo, ayudando al resto de su equipo en labores defensivas y ofensivas –una suerte de Di Stéfano modelo cómic-. Y Pelao era lo que hoy se conoce como “delantero periférico”, o sea un atacante que se mueve por todo el frente del ataque, con pelota dominada, arrastrando marcas, y esperando a algún compañero que llegara desde atrás para formalizar el ataque –generalmente, eran Chico y Guatón-.

Otro detalle, ¿podían jugar juntos Pirulete y el brasileño Palmatoria, siendo ambos, siempre nominalmente hablando, centrodelanteros? ¡Claro que sí! La indesmentible habilidad de Pirulete le permitía llegar con balón dominado habilitando al carioca –nunca quedó claro si Palmatoria era del Estado de Rio de Janeiro- quien sabía definir en espacios reducidos porque como alero no funcionaba. Esto se refrendó en la victoria 5-3 sobre Los Valientes, donde inicialmente el moreno ingresó por el carril derecho, reemplazando a Torito, pero no agarraba ninguna. Por eso, en el segundo tiempo, trocaron puestos con Pirulete, y con cuatro habilitaciones suyas Palmatoria anotó cuatro goles esa tarde. El quinto fue una jugada personal del capitán barrabasino.

Conclusión, entonces, Barrabases jugaba con un 4-3-3 muy elástico, donde el mediocampo y delantera gozaba de mucha movilidad y coberturas, por el constante movimiento de Pirulete y sus compañeros para copar el máximo de espacios en los últimos tres cuartos de la cancha.

¿Qué le parece este análisis?

Más sobre Fútbol Total

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X