Los equipos más millonarios del fútbol chileno: 10 planteles que hicieron historia

Los refuerzos en los que ha invertido Universidad de Chile traen al recuerdo otros intentos de potenciar oncenas para ser campeones.

Guía de: Fútbol Total

En la previa del inicio de una nueva temporada de nuestro fútbol –modestamente, bicampeón de América- y con el ejemplo entregado por Universidad de Chile que ha gastado millonadas por llevar a su plantel a jugadores de peso específico –como Jean Beausejour y la Gata Fernández- conviene realizar el nunca bien ponderado revisionismo histórico para traer al presente otros paradigmas de elencos que invirtieron con figuras para ceñirse la corona. A algunos les dio resultados, y el resto se quedó sólo con los números rojos que arrojaron las fallidas contrataciones. El repaso, a continuación:

equipos más millonarios del fútbol chileno

Palestino 1955: En su tercera temporada en Primera División, el elenco de colonia fue motejado directamente como Los Millonarios por el desembolso que utilizó para contratar refuerzos para llegar al título. En la coyuntura corrió la versión de que llegarían al club los ex riverplatenses Félix Lousteau y Néstor Rossi, pero finalmente arribó el ala izquierda de Santiago Wanderers compuesta por José Peta Fernández y Guillermo Díaz. Estos se unieron a Roberto Muñeco Coll, Juan Manuel López y Rodolfo Almeyda para consolidar un equipo que –tras coronarse campeón en aquella temporada- es considerado como uno de los mejores en la historia del fútbol chileno.

 

equipos más millonarios del fútbol chileno

O’ Higgins 1960: Decididos a ser referentes en la serie de honor, los rancagüinos potenciaron su plantel. Por eso, a los referentes como René Orlando Meléndez, Ricardo Storch y Roberto Rodríguez se les une Jaime Ramírez, que arribaba desde el Granada español; Jorge Robledo, dispuesto a probar que mantenía su potencia goleadora; y el argentino Federico Vairo, directamente desde River Plate. La expectativa era tan grande, que los diarios de la época bautizaron al cuadro celeste como Real O’ Higgins en clara alusión al Real Madrid. Finalmente el equipo decepcionó a los hinchas, no levantó la copa y se posicionó en un lamentable octavo lugar.

 

equipos más millonarios del fútbol chileno

Colo Colo 1972: Tras tiempos aciagos, en donde hasta hubo conflictos internos, en dicho año el cuadro popular decide ser protagonista, pero en serio. Por eso, se le encomendó la dirección técnica a Luis Alamos, quien congregó a verdaderos astros en el plantel que formó. De partida, auspició el retorno de Francisco Chamaco Valdés –quien había deambulado en Unión Española y Antofagasta Portuario- juntándolo con Carlos Caszely, a esa altura ya ungido como referente goleador de los albos. También potenció a Sergio Messen, quien había arribado el año anterior. Desde Lota Schwager trajo a los volantes Guillermo Páez y Alfonso Lara; mientras que desde Vélez Sarsfield llamó al portero argentino Miguel Angel Onzari. Este equipo campeón en aquella temporada fue la sinopsis del conocido Colo Colo 73, que quedó inscrito en los diversos anales por la campaña cumplida en la Copa Libertadores.

 

equipos más millonarios del fútbol chileno

Everton 1976: Tras el retorno desde el Ascenso a fines de 1974, y una irregular campaña en la serie de honor al año siguiente, la directiva ruletera apostó a formar un tremendo plantel para reverdecer los laureles obtenidos en 1950 y 1952. El directivo Antonio Martínez, dueño de la concesión del Casino de Viña, encabezó el proceso que tuvo a Pedro Morales como técnico y un equipo que se formó con el arribo del portero Leopoldo Vallejos y Jorge Américo Spedaletti, desde Unión Española; Mario Galindo, de Colo Colo; Mario Maestrito Salinas, Jaime Azócar y Mario Cáceres, de Huachipato; Sergio Negro Ahumada, desde los Tecos de México; Humberto López, de Lota Schwager; Julio Núñez, de Green Cross; José Orellana, de Aviación; Manuel Rubilar, de Santiago Morning; los brasileños Angel Brunell y Rafael Grillo; el uruguayo Carlos Luthar; y los argentinos Marcos Conigliaro y José Luis Ceballos, autor del 3-1 definitivo en la definición ante Unión Española, en el Estadio Nacional.

 

equipos más millonarios del fútbol chilenoO’ Higgins 1978: Fue el técnico Nelson Oyarzún quien dio forma de este plantel que inició una etapa que culminó con su participación en la Copa Libertadores del año siguiente, hasta donde el cuadro celeste accedió a semifinales. El popular Consomé –que falleció en aquel 1978 por culpa de un severo cáncer estomacal, mientras tenía a su cargo a Ñublense de Chillán-  llevó a Rancagua, desde Everton de Viña del Mar, a Leopoldo Vallejos y Nelson Acosta; de Deportes Concepción, a Luis Droguett, René Valenzuela y René Serrano; de Universidad Católica, a Eduardo Bonvallet, de Unión Española, a Waldo Quiroz, Miguel Ángel Neira y Víctor Pizarro; de Palestino, a Guido Coppa; de Green Cross, a Patricio Romero; y a los brasileños Mario Baesso y Eduardo Lima. Fue Luis Santibáñez –sucesor de Oyarzún- quien terminó de darle forma a este equipo en un escenario donde se dio el llamado Dos por Uno, iniciativa liderada por Raúl Contreras, timonel del mineral El Teniente. Este personero logró inscribir como socios a todos los mineros del mencionado yacimiento y también, aplicar el hecho que por cada uno de esos asociados Codelco pagaba por dos más.

 

equipos más millonarios del fútbol chileno

U. Católica 1981: En su intento por terminar la sequía de 15 años sin levantar el trofeo de campeón, el club estudiantil vació la billetera llevando a su recién inaugurado centro en la precordillera, bautizado como San Carlos de Apoquindo, a lo mejor de la escena nacional. Destacaban el portero Adolfo Nef, proveniente de Colo Colo, y el Mariscal Alberto Quintano, desde Universidad de Chile. También, los dos mejores volantes de enlace del momento, Miguel Angel Neira y Manuel Rojas; el centrodelantero paraguayo Miguel María Michelagnoli; y los brasileños Edú y Toninho, que no respondieron a lo que se espera de un futbolista nacido en la tierra del samba. ¿Qué pasó? No pasó nada, porque el llamado Equipo de las Estrellas se quedó sólo en eso, en el nombre.

 

equipos más millonarios del fútbol chileno

Rangers 1983: Tras pasar altibajos, y salvarse incluso del descenso por decreto, para aquella temporada el club talquino apoya al técnico Orlando Aravena en llevar hasta la zona del Maule refuerzos que hagan de los rojinegros protagonistas. Así, llegaron a la Séptima Región experimentados como Hugo Solís, Santiago Oñate y Atilio Herrera, más el brasileño Rubens Nicola –algunos con deseos de demostrar que todavía podían ser aporte en el balompié profesional-. De esta manera, se registra una positiva campaña cuyo relumbrón más potente fue la goleada 5-2 a Colo Colo por la antaña Copa Polla Gol.

 

equipos más millonarios del fútbol chileno

Colo Colo 1986: Recién asumido el directorio encabezado por un poco conocido Peter Dragicevic, se anuncia que se realizará una renovación del plantel para recuperar el título que no se gozaba desde 1983. La prensa comienza a hablar del Equipo de las Estrellas, ya que se rumorea al peruano Julio César Uribe y el brasileño Renato. Efectivamente, llegó Renato… pero no era Renato Portaluppi sino que otro con alcance de nombre que duró tres meses en Pedreros antes de retornar a su país. Los que sí llegaron fueron, desde Unión Española, Fernando Astengo y Arturo Jáuregui; el uruguayo Herbert Revetria; y Hugo Rubio, directamente desde el Málaga español hasta Macul. Estos, junto a los referentes Roberto Rojas, Jaime Vera y Jaime Pizarro lograron la corona tras una dramática definición con Palestino.

 

equipos más millonarios del fútbol chileno

O’ Higgins 1986: En la misma temporada, pero en Segunda División (actual Primera B) el club rancagüino no quería extender su estadía en dicha serie tras descender a fines de 1985. Para ello, formó un cuadro potente con figuras probadas como el portero Enrique Enoch; los zagueros Leonel Chuflinga Herrera y Manuel Alvarado más el delantero Horacio Simaldone, todos recién desechados de Colo Colo; más Hugo Solís, José Bernal, Hermes Navarro, Darío Scatolaro e Iván Valdés, todos con destacado recorrido en la Serie de Honor. Estos se unieron a referentes locales como Cristian Trejos, Ricardo Lee y Aníbal Tunga González para provocar el rápido retorno. Lamentablemente para las aspiraciones de los celestes, Lota Schwager –liderado por el incombustible Patricio Bonhomme- los privó de ese logro.

 

equipos más millonarios del fútbol chileno

U. Católica 1994: En aquella temporada, los cruzados se pusieron como objetivo reconquistar el título nacional, con el cual habían celebrado por última vez en 1987. Por eso, para potenciar el plantel que el año anterior había alcanzado el subcampeonato en la Copa Libertadores –donde resaltaban los argentinos Sergio Vásquez y Ricardo Lunari, más Mario Lepe y Luis Pérez, entre otros- llegaron a San Carlos los trasandinos Alberto Acosta y Néstor Gorosito. Con esa dupla el elenco de la cruz azul se imponía como local y llegó a estar 16 fechas invicto. Sin embargo, la aparición en Universidad de Chile de un mozalbete que hacía goles y que se llamaba Marcelo Salas dejó a ese equipo de la UC con el molde hecho.

Más sobre Fútbol Total

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X