Marta Tejedor, la “Madre” de la Selección Femenina: “Han crecido muchísimo”

La entrenadora española puso las bases del representativo que hizo historia en el Mundial de Francia.

Guía de: Fútbol Total

“La mayoría del equipo titular estuvo a mis órdenes” señaló Marta Tejedor mientras las que fueron sus dirigidas edificaba su historia hacia el Mundial de Francia.

“La mayoría del equipo titular estuvo a mis órdenes”, señaló Marta Tejedor, mientras las que fueron sus dirigidas edificaban su historia hacia el Mundial de Francia.

Por estos días mundialistas femeninos, se puede decir que nadie quedó ajeno a lo que la Selección Femenina realizó en canchas francesas. Incluyendo a quien bien puede ser considerada la “Madre” de este equipo. Hablamos de Marta Tejedor, la DT española que tuvo su estadía en nuestro país entre 2007 y 2011, aportando al crecimiento de un ámbito como el fútbol femenino que en nuestro país se veía, con suerte, como una entretención para las mujeres.

Han crecido muchísimo. La Copa América fue un hito en todo sentido, ahí se rompieron esquemas y se generó una masa social que realmente está interesada en lo que hacen. Aparte, muchas pudieron salir a jugar afuera», señalaba al entrenadora en la previa del debut de las chilenas en los lares galos.

El proceso. Fue en agosto de 2007 cuando el directorio de la ANFP, liderado por Harold Mayne, haciéndose cargo de uno de sus postulados de campaña de fomentar el alicaído fútbol femenino anunció la contratación de esta entrenadora española, natural de la Gran Canaria, para dirigir el proceso cuya meta inmediata era el Mundial Sub 20 que se disputaría al año siguiente en nuestro país.

Metódica, exigente, Marta Tejedor incluso tuvo la bendición de Marcelo Bielsa, quien comentó que eran similares en su forma de ver y trabajar el fútbol.

“Si bien estoy llevando un ciclo que se asemeja al que ella está realizando, tengo la certeza de que lo que hacemos no tiene la dimensión de lo que ella logró hacer en este tiempo, por lo cual testimonio por ese trabajo”, señalaba el rosarino respecto a la labor de su colega.

Tejedor, mientras tanto, reflexionaba sobre su proceso que “ojalá algún día miremos para atrás y no nos reconozcamos. La evolución es infinita, hemos trabajado siete horas al día de lunes a viernes, entonces tenían que haber mejorías, si no, estábamos perdiendo el tiempo. Nuestra principal falencia es la falta de experiencia y hay una parte de ella que no se puede adquirir a contrarreloj”.

Esto fue en la previa de una gira europea del representativo juvenil, donde se enfrentó a España, Francia, Suiza más los equipos de Westfalia, Madrid, País Vasco y Zurich FC.

Lamentablemente, en el Mundial no pudo pasar la Primera Ronda, sin embargo llamó la atención de un medio no acostumbrado a ver mujeres chuteando un balón. En ese plantel mundialista despuntaban unas adolescentes Christiane Endler, Karen Araya, Daniela Pardo y Daniela Zamora. Fueron ellas la base de lo que vino después, con una nutrida agenda de partidos para empaparse de lo que era el fútbol femenino.

El inicio del seleccionado mayor –que volvió a la cancha luego de tres años sin jugar- fue en diciembre de 2009, con la participación en el Torneo de Sao Paulo, donde se venció a China, una de las potencias de la categoría, por la cuenta mínima. Un mes después, en el marco de la Copa Bicentenario disputada en Coquimbo se anotaron empates con Japón, Colombia y Argentina cayendo con Dinamarca (1-2).

Luego, en la Copa América de ese año, disputada en Ecuador, se rozó la clasificación al Mundial del año siguiente pero se terminó en el tercer puesto, relegada la Roja por Colombia. También, se jugó en el tradicional certamen del fútbol femenino Copa Algarve, en Portugal, donde las chilenas se enfrentaron al equipo local, Rumania y País de Gales en lo que fue un contacto en terreno con el balompié europeo.

El fin del proceso. Sin embargo, todo el proceso que encabezaba fue cortado de cuajo el 4 de noviembre de 2011 cuando el directorio de la ANFP, encabezado por Sergio Jadue, la despidió aduciendo falta de resultados tras quedar eliminado el representativo femenino en la primera fase de la competencia de fútbol en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, certamen al que Chile asistió por primera vez, tras alcanzar la respectiva clasificación.

Durante su estadía en Quilín, Marta Tejedor dirigió 29 partidos en el representativo absoluto, obteniendo 5 triunfos, 10 empates y 14 derrotas. Pero, al margen de los resultados, se había avanzado y se comenzaba a vislumbrar un avance en la materia. Aún así, la entonces cúpula del fútbol chileno desechó todo aquello y finiquitó a la estratega hispana, quien tenía contrato indefinido y que ganaba menos que un DT de Primera División.

Proyecciones y prejuicios. Siete años después, mientras la Selección Femenina fortalecía su clasificación al Mundial de Francia, Marta Tejedor declaraba a la prensa chilena, con un dejo de orgullo, que la mayoría del equipo titular estuvo a mis órdenes cuando yo dirigía a la selección y eso también me pone muy feliz”. Incluso, admitió que tras la victoria sobre Uruguay (1-0) se emocionó.

Pero también, comentó sobre lo que debía hacer el país para el desarrollo del fútbol femenino. “Se notan esos 11 años de trabajo, aunque yo creo que falta poner más énfasis a nivel escolar y universitario. Eso sería clave en el desarrollo. Especialmente, en la generación que viene después de esta, porque de lo contrario habrá un vacío de tiempo entre dos o cuatro años”.

Pero también, en su momento mientras esta Selección construía su camino a Francia, Tejedor no tuvo filtro al afirmar que “es cierto que todavía quedan algunos prejuicios, que el fútbol es de gueto, es de lesbianas. Pero no todas las jugadoras son lesbianas, ni tampoco se van a volver lesbianas porque juegan al fútbol”, concluyó quien a principios de este año se hizo cargo del Birmingham City de la Premier League Femenina inglesa.

Más sobre Fútbol Total

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X