Pizzi vs. Sampaoli: Descubra las siete diferencias

Inevitable es la comparación entre ambos estrategos, sobre todo si el actual DT ha recibido críticas por la forma en que juega la Selección Nacional.

Guía de: Fútbol Total

pizzi

En la víspera del duelo ante los mexicanos, han surgido algunas comparaciones entre el actual DT de la Selección Nacional, Juan Antonio Pizzi, y su antecesor Jorge Sampaoli. Básicamente, la discusión radica en que la notoria diferencia de mano que hay entre ambos estrategos y que, obviamente, ha influido en el despliegue del equipo.

Las siete diferencias entre ambos técnicos, a continuación.

1. Sistema de Juego: El casildense varió entre el 4-3-1-2 y el 3-4-1-2 –donde Gary Medel se reveló como líbero-, más uno que otro experimento con el 3-4-2-1 –con Alexis Sánchez como solitario atacante-. Todo, dependiendo del rival de turno. Por el lado del rosarino, su esquema básico es el 4-2-1-3, mutando en algunos pleitos al 4-3-3 donde el peso se lo lleva el tridente del mediocampo –Charles Aránguiz, Marcelo Díaz y Arturo Vidal- para manejar el ritmo de las transiciones.

Cuando conquistó la Copa América, Sampaoli lo hizo con su básico 4-3-1-2 que, según las circunstancias, mutaba al original 3-4-1-2. Para Pizzi, todo parte desde una correcta defensa compuesta por una línea de cuatro más tres delanteros –que incluye un atacante central-. En el sector medio ha formado con un “doble 6” y, según los hombres que disponga, de un volante central o de un enganche. De ahí no sale, siendo por ende draconiano en su pensamiento táctico.

2. Pressing o dosificación: Con Sampaoli la característica era la presión desde el primer momento para provocar el error del rival y la posesión del balón, tras lo cual se iniciaba el rápido traslado hacia el área antagonista. Pero tras el partido con Holanda en el Mundial 2014, el calvo estratego optó por sacar un poco el pie del acelerador para no descuidar la retaguardia.

Con Pizzi –hasta antes del pleito con los panameños- se apelaba a la dosificación, esperando zonalmente para quitar la pelota y comenzar el traslado, atildado, hacia sector contrario. Eso se notó en demasía, por ejemplo, en los partidos ante Venezuela –por las Clasificatorias mundialistas- y Jamaica –amistoso previo a esta Copa América- donde el equipo chileno tuvo lentos comienzos para ir tomando velocidad con el transcurrir de los minutos.

3. Administración del balón: Ya está dicho que por el vértigo al que apostaba Sampaoli el objetivo era el traslado rápido del implemento. Con Pizzi se privilegia la buena conducción, con rotación para armar una buena jugada de ataque. Vulgo, cuidarla en una suerte de “mientras más la tengamos nosotros, menos la tendrán ellos”. De ahí, también que el despliegue del actual modelo de la Roja parece ser más lento aunque el rosarino se salió del dogma el martes para superar a Panamá.

4. Con un “9” o sin un “9”: Sampaoli desechaba alinear un centro delantero clásico –salvo en ocasiones en que, avanzado el partido, cambiaba la mano mandando a uno como sucedió con Mauricio Pinilla en el Mundial de Brasil-, optando por una de sus obsesiones tácticas: el 9 Mentiroso, un media punta.

Pizzi, cuando asumió en la Roja, explicó que uno de sus dogmas era incluir un ariete propiamente tal. Si bien dio resultados en el encuentro clasificatorio ante los venezolanos, en la Copa América Centenario recién logró réditos con la alineación de Eduardo Vargas.

5. ¿”10” clásico o “10” a la europea?: La gran diferencia entre ambos. Porque, a pesar de que peleaban y volvían, Jorge Sampaoli siempre mostró predilección por Jorge Valdivia, representante del 10 clásico, aquel cuya función específica es recibir en su sector y enviar el pase el vacío o abrir la cancha con cambios de frente.

Juan Antonio Pizzi, en tanto, está muy influenciado por la Escuela Europea donde prima el valor equipo por sobre el valor individual, donde todos marcan, todos defienden y todos atacan. Al ser consecuente con su estilo de formación, Pizzi dejó a Valdivia fuera de la nómina actual.

6. Rendimientos: Considerando sólo los primeros cinco partidos oficiales –Clasificatorias mundialistas y Copa América- por cada técnico, Jorge Sampaoli muestra un rendimiento del 80 por ciento, fruto de cuatro victorias y una derrota (el 0-1 en Lima ante Perú, en marzo de 2013). Juan Antonio Pizzi tiene 60 por ciento, gracias a tres triunfos y dos caídas (el doble 1-2 que le endosó Argentina en las Clasificatorias y en esta Copa América Centenario).

7. Disciplina: Tema complicado en las últimas décadas de la historia de la Selección, sabido de sobra es lo sucedido con Arturo Vidal durante la Copa América del año pasado. El propio Sampaoli admitió, posteriormente, que si hubiera sido otro jugador el involucrado tal vez la decisión habría sido diferente. Pizzi, a su vez, ha expresado que no le temblará la mano si le toca enfrentar esas circunstancias… no importando el nombre que sea.

Más sobre Fútbol Total

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X