Madre chilena emociona por su esfuerzo y compromiso con sus tres hijos con autismo

En íntima conversación con Guioteca, compartió su experiencia y lo que espera para sus hijos.

Guía de: Inclusión

Sin duda que el amor de madre es incondicional y no conoce de límites. Sin embargo, siempre sorprende conocer historias de aquellas mujeres que, pese a las dificultades, logran apoyar de la mejor manera a sus hijos.

Gentileza Lorena Sanchez

Este es el caso de Lorena Figueroa, 37 años y Técnico en Atención de Párvulos con mención en Educación Diferencial, quien es madre de Esteban (de 14 años), Emilio (11) y Elías (5), los tres con autismo. La coordinadora de La Tribu, agrupación que nació en La Cuarta Región hace cinco meses y está conformada por un grupo de siete familias, amigos y profesionales al servicio de las personas con discapacidad, cuenta su experiencia a Guioteca:

-¿Qué significa para ti ser madre de tres hijos con autismo?

Un desafío. Convertirme en activista por sus derechos. Lograr que sean autónomos e independientes y educar a la sociedad que el autismo es una condición diversa, que ningún niño es igual a otro.

-¿Cómo es lo cotidiano, el colegio, la relación con ellos?

Los mayores no van al colegio desde este año, harán exámenes libres. El pequeño va al jardín infantil. Ellos prefieren las rutinas y saber con antelación lo que ocurrirá. Debo tener “la parabólica” funcionando siempre, porque son muy concretos y literales, (para explicarles qué significa cada cosa) cuando no lo entienden.

-¿Cómo son los chicos?

Los tres son muy diferentes. Esteban, el mayor, vive la adolescencia como cualquier joven y necesita mayor apoyo emocional en esta etapa. Conversa mucho con nosotros (papá y mamá). Se parece mucho a veces al joven de la serie Atypical. Emilio disfruta hoy mucho de la libertad, de no ir todos los días al colegio. Le gusta despertar cuando ya no tiene sueño. Es autodidacta y lee muchos libros. Cuando algo no lo entiende, siempre pregunta qué significa. Elías, a diferencia de sus hermanos, que tuvieron diagnóstico después de los tres años, recibió estimulación temprana con apoyo profesional, lo que favoreció todas sus áreas de desarrollo. Es muy sociable y alegre. Le gusta cantar, dibujar y conversar de lo que sueña e imagina. Es de ideas fijas, pero si la explicación es convincente, puede cambiar de opinión.

-¿Qué piensas de la Inclusión en Chile?

La inclusión es una palabra muy manoseada y no practicada. A pesar de los esfuerzos realizados en los últimos años, la inclusión es un derecho para quienes pueden pagar por ella.

-¿Qué le aconsejarías a los padres que tienen hijos con discapacidad?

Que nunca crean que tener un hijo con discapacidad es una bendición. Que vivan su duelo y se levanten con fuerza del dolor. Que sus hijos son primero personas, distintas a los otros (como todos), pero iguales en derechos y que los esfuerzos los den para hacer que tengan un desarrollo en igualdad de condiciones. Y que entiendan que juntos llegamos más lejos.

-¿Qué sueñas para tus hijos?

Que sean respetados y entendidos en su diversidad. Que ellos respeten y amen a su prójimo. Que cuando ya no estemos a su lado, sepan vivir independientes y autónomos, y que cada día elijan ser felices.

Más sobre Inclusión

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X