Armas para matar hechas instrumentos musicales

Y es así como un cargador de una metralleta se transforma en el cuerpo de una guitarra eléctrica, o las recámaras de un revolver en los potenciómetros.

En México, donde el caos, la violencia y el crimen son pan de cada día, un escultor hace de malos recuerdos y de macabros momentos algo de arte y cultura.

Se trata del artista Pedro Reyes, quien convierte en instrumentos musicales armas que causaron la muerte de personas en ese país, para dar conciencia sobre la paz a través de sus sonidos.

“La idea es transformar un agente de muerte en un agente de vida. Si las armas hacen que ciudades enteras vivan bajo el miedo y que nadie quiera salir de sus casas, la música hace exactamente lo opuesto, que la gente recupere el espacio público y que todas las personas tengan un espacio de convivencia”, dijo el artista en una entrevista.

Armas instrumentos musicales

Foto: Internet

Y es así como un cargador de una metralleta se transforma en el cuerpo de una guitarra eléctrica, o las recámaras de un revolver en los potenciómetros; otras partes hacen el mástil del mismo instrumento.

“Es convertir todo lo negativo que tienen las armas en algo positivo. Esa transformación que está sufriendo la materia física es la transformación que queremos ver en la sociedad. Creemos que la mejor forma de cambiar el mundo es a través del arte y la creatividad”, apuntó.

Esta iniciativa se inició el año 2007, cuando se organizó una donación masiva voluntaria en el municipio de Culiacan en Sinaloa, uno de los lugares más afectados por la violencia que atraviesa México que ha causado la lamentable muerte de más de 70.000 personas en los últimos 6 años.

Armas transformadas

Lo curioso de esto es que se le han dado múltiples usos o transformaciones a estas armas donadas, dentro de los cuales algunas fueron convertidas en palas para plantar árboles, origen del cual nace la idea de Pedro Reyes para convertirlas en instrumentos musicales.

Reyes recibió unas 500 cajas con más 6.700 armas, las cuales fueron abiertas y exploradas por el músico Edi Kistler, que asesoró al escultor sobre las posibilidades musicales de las piezas, las cuales se hacen en base a armas, pero se le van agregando cápsulas u otros aditamentos para que queden completamente funcionales.

En total, Reyes ha fabricado unos 70 instrumentos, la mayoría de ellos para ser tocados por músicos o para exposiciones y otras están en venta en la galería Labor de la capital mexicana por un precio que puede alcanzar los 60.000 dólares ($30.000.000).

Reyes quiere que su proyecto se replique en otras partes del mundo, que más artistas y músicos les quiten a las armas su uso para matar y les den la nueva misión de hacer música.

Más sobre Instrumentos Musicales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X