¿Bateristas indeseables? Aquí esta la solución

Tal vez muchos de los lectores digan “¡ese músico soy yo!, me reclaman todo el día y eso que tengo todo aislado y toco mi instrumento muy despacio”.

Muchos de nosotros hemos tenido “la suerte” de vivir cerca de un baterista, algunos simplemente se lo toman como un vecino más, otros como el gran productor de ruido del barrio, pero si hay algo en que todos coincidimos es en que en el momento menos pensado empieza esa gran avalancha de ruido que no deja ni escuchar nuestros propios pensamientos.

Tal vez muchos de los lectores digan “¡ese músico soy yo!, me reclaman todo el día y eso que tengo todo aislado y toco mi instrumento muy despacio”.

Este mundo globalizado hace que cada día vivamos más cerca el uno del otro y es en esos momentos de cambio donde debemos hacer la diferencia, para beneficio propio y del resto.

Bateristas indeseables

Foto: Agencias

Las baterías electrónicas parecen ser la solución para los bateristas indeseables.

Es una modalidad muy conocida en ciertas metrópolis, sobre todo los que viven en departamentos: muchos bateristas cambian su instrumento acústico por uno electrónico, el cual pueden tocar todo el día y noche sin molestar a nadie.

Si estás en la duda, aquí las claves para hacer este cambio tan importante: acústica vs electrónica.

Sonido: gracias a los avances tecnológicos ahora es posible “simular” o “emular” sonidos de baterías profesionales y de todos sus componentes, es decir, “quiero sonar tal como suena la batería de mi banda favorita”, se logra bajando los sonidos de internet y se incorporan a tu batería electrónica.

Precio: como en todo el mercado de instrumentos musicales, hay productos económicos y los no tanto. En el caso de las baterías electrónicas los precios van desde los $120.000 (usd$240) hasta los $6.000.000 (usd$12.000). A mayor precio mejores prestaciones, pero las diferencias no son tan abismales como se cree, con una de $350.000 (usd$700) harás maravillas.

Versatilidad: la gracia de las baterías electrónicas es que pueden ser usadas tanto para que ensayes solo o con tu banda. ¿Cómo? te preguntarás, bueno, estas baterías tienen la opción de ser usadas con audífonos o conectadas a parlantes o amplificadores (como los de guitarra o bajo).

Durabilidad: Están compuestas de elementos muy resistentes y están hechas para que se desarmen y entren en una maleta sin problemas, por lo que podrás llevarla a otros lados.

En síntesis, suenan igual a las acústicas, no cuestan más caras, puedes tocar solo o con tu banda y la podrás llevar a todos lados.

Si molestas a tus vecinos o tus vecinos te molestan, acabas de leer la solución.

Más sobre Instrumentos Musicales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X