Inicio » Internacional » Equipo

Auge de la ultraderecha y el vuelco a la derecha de la UE

Hace algunos años, hablar de la Unión Europea (UE) era sinónimo de gobiernos socialistas o democristianos. Hoy, la derecha y, particularmente, la ultraderecha avanzan a gran paso.

Durante los años ochenta comenzó en Europa el proceso que finalizó con una supremacía total de gobiernos socialistas y democristianos durante los noventa y la primera década del presente siglo.  Sin embargo, en un par de años la situación cambió en forma rápida y, en la mayoría de los casos, sin transición de por medio.

Hoy, sólo dos de los 27 estados miembros de la Unión Europea se pueden considerar de izquierda o centro-izquierda. A saber, Chipre, gobernado por un presidente comunista, y Eslovenia, cuyo anterior gobierno era liderado por un socialdemócrata y en los recientes comicios legislativos ganó un partido de izquierda.

Algunos consideran que Austria es parte de ese grupo, ya que su canciller (principal figura de gobierno) es del Partido Social Demócrata, pero dado los resultados de las elecciones de 2008 tuvo que pactar con la derecha.

Unión Europea

Foto: AETOS

Poco a poco la UE ha ido avanzando hacia una posición política más cercana la derecha.

Pensando en 2011, había más países liderados por partidos políticos de centro-izquierda, pero todos cayeron. El caso más emblemático fue España, donde el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) sufrió una durísima derrota ante el Partido Popular. Antes, Finlandia, Grecia y Portugal vieron como la derecha llegaba al poder.

Pero el firme avance de la derecha no se ha quedado a nivel interno, ya que en el Parlamento Europeo también cuenta con una importante presencia.  De hecho, en las elecciones de 2009 el vencedor fue el Grupo del Partido Popular Europeo (PPE, con 265 de 736 escaños, es decir, el 36% del total) y con eso se llevó el control de dicha institución.

La ultraderecha, un peligro avalado por las cifras

Es importante destacar que la llegada de gobiernos de centro-derecha o derecha al poder es un proceso de cambio en medio del sistema democrático de un país, tal cual sería el giro desde la derecha hacia la izquierda o centro-izquierda.

Por eso, el gran dolor de cabeza y la profunda preocupación radica en el fortalecimiento de la ultraderecha europea. En las elecciones de 2009, candidatos “ultras” consiguieron 38 puestos, número nunca antes conseguido, y que dobla la cifra obtenida en 1999.

En términos porcentuales, equivale al 5.2%, no tan lejano, por ejemplo, del 11.4% obtenido por el Grupo de la Alianza Progresista de los Socialistas y Demócratas (S&D). ¿Algo más? Sí, pues en siete estados miembros (Austria, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Holanda, Hungría e Italia) los grupos de extrema derecha obtuvieron una cifra de dos dígitos y entre el 5% y 10% en otros seis (Eslovaquia, Finlandia, Francia, Grecia, Reino Unido y Rumania).

La realidad actual: los ultraderechistas al alza

Uno de los temas que más ha generado debate ha sido el gran apoyo que está obteniendo Marine Le Pen (Frente Nacional) de cara a las elecciones presidenciales de este año en Francia. Según los últimos sondeos, la francesa estaría cada vez más cerca de Nicolas Sarkozy, de quien se especula que incluso podría quedar fuera de la segunda vuelta (ante el socialista François Hollande).

Así, el espectro de los “ultras” se ha ido esparciendo por la Unión Europea, dejando atrás sus clásicos feudos de Escandinavia y Centro Europa.  La pregunta, entonces, es por qué es tan temida la ultra derecha.

Más allá de temas sobre los paradigmas económicos, lo que asusta son sus ideas en el plano social. Los diversos grupos y/o partidos políticos de ultra derecha tienen diferencias entre sí, pero normalmente son xenófobos, homófobos, islamófobos, racistas y contrarios a recibir refugiados e inmigrantes.  Además, suelen ser nacionalistas –razón por la cual algunos son euroescépticos- y muchas veces son muy conservadores en temas como el aborto, la familia y las libertades sexuales.

A continuación, conozca algunos de los principales partidos ultraderechistas de la Unión Europea (salvo Noruega y Suiza, que no son miembros):

Frente Nacional (Francia): fundado en 1972 y con grandes resultados en las últimas cantonales francesas (en algunas partes sobre el 20%), este partido se caracteriza por ser euroescéptico y tener una firme línea de rechazo hacia la inmigración.

Vlaams Belang (Bélgica): su base está centrada en la lucha independentista de la zona flamenca y su oposición contra la inmigración y la Unión Europea. Conocido por su carácter xenófobo.

Partido Liberal Austríaco (Austria): segundo partido más votado en su país en 1999, lo cual le permitió ganar seis ministerios y recibir una sanción de la UE. Actualmente, tiene cerca del 15% en el Parlamento y se presume que dentro de sus principios se encuentra el nazismo.

Partido del Progreso (Noruega): con el 22.9% de los votos es la segunda fuerza de su país. Sus políticas económicas son muy apegadas al liberalismo, pero el temor radica en sus posturas contra la inmigración.

Partido de la Libertad (Holanda): la principal lucha de este partido es el Islam, especialmente luego que su anterior líder fuese asesinado por un radical musulmán.

Otros grupos a tomar en cuenta son el Partido Popular (Suiza), Liga Norte (Italia), Verdaderos Finlandeses (Finlandia),  Partido Popular Danés (Dinamarca), Jobbik (Hungría), Ataka (Bulgaria), Demócratas Suecos (Suecia),  Unión Democrática del Centro (Suiza), Concentración Popular Ortodoxa (Grecia), Partido Nacional Esloveno (Eslovenia), Partido Nacional-Demócrata (Alemania) y el Partido Nacional Británico (Reino Unido), entre otros.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X