El Congreso de Estados Unidos es sacudido con ola de denuncias por acoso sexual

Un candidato al Senado, quien fue respaldado por Trump, enfrenta 8 acusaciones. Hay más casos.

Guía de: Internacional

Imagen de referencia. Foto: nyccriminallawyer.com

Imagen de referencia. Foto: nyccriminallawyer.com

El mundo del espectáculo se remeció el pasado mes de octubre cuando una investigación del New York Times y el New Yorker ‘hizo caer’ al poderoso productor de cine Harvey Weinstein, quien en esos artículos periodísticos era acusado por una docena de mujeres de acoso sexual, agresión sexual e incluso violación. Tras las publicaciones, cerca de 80 mujeres más han acusado por los mismos hechos al hombre de cine.

Luego de ese episodio empezó una escalada de acusaciones en la industria cinematográfica, la cual logró repercusión mundial con la campaña impulsada a través de redes sociales por la actriz Alyssa Milano en la cual millones de mujeres denunciaron a través del hashtag #MeToo, lo que traducido al español significa ‘Yo también’, el haber recibido acosos sexuales. El propósito de visibilizar el problema se logró, y fue a escala planetaria.

PODRÍA INTERESARTE: Campaña #MeToo contra el acoso sexual se viraliza y da cuenta de la magnitud del problema

Y finalmente esta situación ha empezado a traspasarse a otros ámbitos, como la política. El Congreso estadounidense sabía que algunos legisladores elegidos habían sido severamente cuestionados por actos reñidos con la moral. Sólo entre 1997 y 2016, el Congreso gastó la exorbitante cifra de 15 millones de dólares debido a denuncias entre sus propios trabajadores.

John Conyers Jr. de Michigan renunció a su cargo. Foto: The Wasington Post.

John Conyers Jr. de Michigan renunció a su cargo.

Al banquillo de los acusados

Todo llegó más allá luego que la primera semana de diciembre renunciaron a sus cargos dos congresistas demócratas, tras registrarse acusaciones en su contra. Incluso un candidato al Senado, del partido republicano, y quien fue apoyado por el presidente Donald Trump, ha sido denunciado por acosar sexualmente a varias mujeres, incluso algunas siendo menores de edad cuando ocurrieron los hechos.

El congresista demócrata John Conyers Jr. por Michigan, de 88 años, tiene el dudoso honor de ser el primer congresista denunciado públicamente por manosear al menos a dos mujeres, las cuales trabajaban para él. De inmediato desde distintos sectores le instaron a dejar su puesto, en tanto el propio Comité de Ética de la Cámara de Representantes inició una investigación en su contra, puesto que trascendió que el político estableció un acuerdo de confidencialidad con una de las víctimas y el cual equivaldría a 27 mil dólares.

De todas formas, Conyers, se defendió negando cualquier acusación. “No son precisas, ni son ciertas”, aunque el pasado 5 de diciembre dio a conocer su retiro de la arena política y sus planes para apoyar a su hijo, quien quiere seguir el camino de su padre.

De todos modos, las acusaciones siguieron sucediendo, esta vez contra el senador demócrata por Minnesota, Al Franken, quien dimitió a sus privilegios tras ser acusado por ocho mujeres de haberlas besado y tocado sin consentimiento, lo que supuestamente aconteció entre los años 2003 y 2010.

Una de las mujeres afectadas, la periodista y modelo Leeann Tweeden, aseguró que, durante 2006, el senador la “besó forzosamente” y tocó sus pechos sin su consentimiento. Posteriormente la tejana Lindsey Menz, dijo que Franken le tocó el trasero y luego la estrechó contra sí mientras se tomaban una fotografía.

Roy Moore fu apoyado por Donald Trump pese a que ha sido ampliamente criticado desde distintos sectores. Foto: USAtoday.

Roy Moore fu apoyado por Donald Trump pese a que ha sido ampliamente criticado desde distintos sectores.

Franken, visiblemente avergonzado en conferencia de prensa, el 7 de diciembre se disculpó con las víctimas y anunció su renuncia indeclinable al Senado. “Sé en mi corazón que nada de lo que he hecho como senador, ha deshonrado esta institución. Sin embargo, hoy estoy anunciando que, en las próximas semanas, voy a renunciar el Senado de EE.UU.”.

Apoyo de Donald Trump

El mismísimo Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se ha visto salpicado por las denuncias de acoso, a raíz de que apoyó a Roy Moore, quien está optando por un escaño al Senado por el estado de Alabama.

Moore es un cristiano evangélico, quien llegó a ser presidente de la corte Suprema de Alabama y ha recibido denuncias de al menos ocho mujeres por acoso sexual, los cuales habrían ocurrido en la década de los 70’. Leigh Corfman indicó en su declaración que cuando ella sólo tenía 14 años, Moore la besó y tocó contra su voluntad.

Tras destaparse el escándalo, el Partido Republicano le solicitó formalmente a Moore a renunciar a las elecciones que se desarrollarán el 12 de diciembre. A pesar de eso, el político negó las denuncias e incluso, es uno de los favoritos para lograr un espacio en la Cámara de Representantes.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X