Inicio » Internacional » Equipo

Esclava sexual del Estado Islámico revela perversiones a las que fue sometida

Nadia Murad Basee Taha conmovió al Consejo de Seguridad de la ONU tras relatar las traumáticas experiencias que vivió.

Las atrocidades del Estado Islámico (EI) sobre sus víctimas se han vuelto noticia en medios de todo el mundo. Dentro de sus crímenes más cobardes se encuentra secuestrar a mujeres y luego convertirlas en esclavas sexuales que muchas veces terminan su suplicio con la muerte. Por lo mismo, no es común que precisamente una de estas víctimas logre escapar con vida para relatar al mundo los abusos a los que fue sometida.

Es el caso de Nadia Murad Basee Taha, quien conmovió al Consejo de Seguridad de la ONU tras relatar las traumáticas experiencias que vivió cuando cayó en las manos de ese grupo terrorista.

Nadia tiene hoy 21 años y estuvo tres meses secuestrada por el Estado Islámico, grupo que la convirtió en esclava sexual, tras lo cual fue abusada numerosas veces y sometida a todo tipo de perversiones.

El secuestro ocurrió cuando Nadia, parte de la minoría religiosa yazidí, estaba en un pequeño pueblo de Irak, tras lo cual fue llevada a Mosul. Los hombres que integraban su familia fueron ejecutados.

“Nos llevaron a Mosul con más de 150 familias yazidíes. En un edificio había numerosas familias yazidíes y los niños eran intercambiados como regalos (entre los milicianos del EI)”, relató Nadia.

nadia5

Nadia Murad Basee Taha relató al Consejo de Seguridad de la ONU las atrocidades a las que fue sometida.

Luego, su relato aborda las atrocidades sexuales a las que fue sometida: “Ellos nos tocaron y nos violaron. Yo estaba absolutamente petrificada. Cuando levanté la vista, vi a un hombre enorme. Parecía un monstruo”.

“Aquella noche me golpeó. Me pidió que me quitara la ropa. Me llevó a una habitación con los guardias y luego ellos cometieron su crimen (violación) hasta que me desmayé”, continúa, ante el impacto que su relato provocaba en los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU.

“Las violaciones se hicieron con el objetivo de destruir a las mujeres y a las niñas y garantizar que nunca tengan una vida normal de nuevo. El Estado Islámico convirtió a las mujeres yazidíes en carne para la trata (esclavas sexuales)”, dijo la joven de 21 años, citada por The Independent.

“Les imploro que se deshagan del Estado Islámico”, pidió Nadia.

Donatella Rovera, alta funcionaria de Amnistía Internacional, declaró que “cientos de mujeres yazidíes y niñas han visto sus vidas destrozadas por los horrores de la violencia sexual, y esclavitud sexual bajo el cautiverio del EI”.

La tortura sobre Nadia terminó cuando logró escapar del grupo terrorista. Hoy vive en Alemania.

En este link es posible ver el video (en inglés) con el dramático testimonio de Nadia.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X