Fiestas ilegales son el gran peligro del verano europeo para nuevos rebrotes de coronavirus

La preocupación en diversos países es frenar este tipo de celebraciones que posibilitan un aumento en casos de Covid-19.

Guía de: Internacional

Las fiestas rave están teniendo un auge preocupante en el viejo continente por el nulo distanciamiento físico.

Las fiestas rave están teniendo un auge preocupante en el viejo continente por el nulo distanciamiento físico.

En el hemisferio norte en estos momentos se vive el verano. Pero es un verano distinto puesto que muchos países vienen de meses de confinamiento a raíz de la irrupción del coronavirus en sus vidas. De todas formas, se ha detectado una tendencia que apunta directamente contra toda medida de distanciamiento físico, necesario para la detención de los contagios: el auge de numerosas fiestas ilegales.

En su primera edición de agosto, el semanario Der Spiegel tituló “¿Somos demasiado imprudentes?”, mostrando de fondo la realización de una fiesta rave (en base a música electrónica) en Hasenheide. Incluso después de esta publicación el legislador Karl Lauterbach, del partido social demócrata, llamó a penalizar a los jóvenes asistentes a estas celebraciones en “cientos de miles de euros”.

Algo similar ocurrió en la región francesa de Lozère, donde se organizó un a rave clandestina que “atrajo a casi 10.000 personas en el fin de semana, antes de ser clausurada”. En la ocasión Infobae recoge que “las autoridades dijeron que pocos de los asistentes usaban mascarillas y que no se implementaron ni siguieron medidas de distancia social”.

Muchas fiestas raves ilegales se realizan al aire libre, en la mitad de bosques o en playas escondidas.

Muchas fiestas raves ilegales se realizan al aire libre, en la mitad de bosques o en playas escondidas.

Muchos jóvenes participan en las fiestas debido a que vienen de meses de confinamientos, cuarentenas, teletrabajo y distancia social y los llamados a prevenir los contagios no están causando efecto.  A tanto ha llegado la inconciencia que Alemania advirtió a sus ciudadanos que cancelaría todos los vuelos a las islas Baleares en España si no se controlaba el auge de las fiestas ilegales.

La Deutsche Welle (DW) informó con preocupación que las fiestas ilegales reúnen a “miles de personas en eventos musicales en toda Europa este verano, a pesar de la amenaza de una segunda ola de coronavirus”. Mucho de este fenómeno se explica porque los clubes nocturnos permanecen cerrados. De este modo las reuniones suelen organizarse en bares, casas, en el medio de la calle o en parques y áreas semi rurales de toda Europa. Incluso en Estados Unidos esta tendencia también se masificó.

Preocupación de las autoridades

En junio Hans Kluge, director regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que “por primera vez en meses, Europa experimentó un aumento en los casos”. Posteriormente Michael Ryan director de emergencias sanitarias de la entidad agregó que la causa de este rebrote se origina porque jóvenes entre 15 y 25 años no estaban cumpliendo medidas de prevención como mantener la distancia social y usar mascarillas en público.

Muchas fiestas serían organizadas por grupos criminales que quieren vender a los asistentes el MMDA o éxtasis.

Muchas fiestas serían organizadas por grupos criminales que quieren vender a los asistentes el MMDA o éxtasis.

En redes sociales han proliferado anuncios de invitaciones a fiestas rave en lugares apartados como bosques o playas escondidas. Lo que las autoridades sospechan es que muchas de estas celebraciones son organizadas por grupos criminales que buscan vender drogas como el MDMA, más conocida como éxtasis, que son muy consumidas en circuitos de música electrónica.

¿Por qué lo hacen?

En Ginebra Didier Pittet, vocero del hospital universitario de esa ciudad indicó que entre el 40% y el 50% por ciento de los nuevos casos detectados en la segunda mitad de julio “estuvieron ligados a personas que frecuentaron discotecas y bares, locales para bailar o donde la gente está muy junta”.

Quien ha tratado de entender el auge de las celebraciones en medio de la pandemia es Beate Peter, socióloga y musicóloga que señaló a DW que la pista de baile es finalmente “una oportunidad para no pensar demasiado”, agregando que en esta clase de fiestas “no se puede realmente mantener la distancia social: en las raves se trata de estar muy cerca”. A su vez el DJ alemán Elias Doré señaló que “la gente simplemente anhela el contacto social. Tengo la impresión de que, más allá de lo que hagan las autoridades, en el verano habrá muchas raves secretas e ilegales por todas partes”.

La organización de las celebraciones aumenta los contagios y preocupa a diversas autoridades europeas.

La organización de las celebraciones aumenta los contagios y preocupa a diversas autoridades europeas.

En tanto Clifford Stott, psicólogo social de la Universidad inglesa de Keele, manifiesta que las reuniones masivas son un canal de conexión con lo que la gente percibe como sus derechos fundamentales. “¿Por qué no reunirse? Antes del coronavirus lo hacíamos todo el tiempo. Pero algunas personas lo hacían más que otras: principalmente, los jóvenes. Tengamos en cuenta que ahora mismo no hay ningún lugar para que los jóvenes se reúnan. No pueden ir a los clubes nocturnos, están todos cerrados”.

Stott según consiga Infobae señala que la realización de “estas fiestas libres se dan en un contexto de restricción y, por supuesto, por definición, constituyen una afirmación de resistencia a esas medidas restrictivas”. Muchas personas suelen protestar ante las medidas restrictivas de los gobiernos, por lo que asistir a una rave es algo similar: “Quiero salir y las autoridades dicen que no puedo. Pero ¿sabes qué? Me vale madre, voy a salir. En ese gesto hay una afirmación de poder”, concluyó, “y eso causa mucha alegría”. Lamentablemente el costo de esta decisión de ‘resistencia’ lo suelen pagar otros de avanzada edad o con enfermedades de base, puesto que los jóvenes no son la población más vulnerable al SARS-CoV-2.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios