Guerra en Siria: ¿Cuál es su impacto en el conflicto entre EE.UU., Rusia, Irán e Israel?

Empezó como una sanguinaria guerra civil y ha causado más de 400 mil muertes y forzado el desplazamiento de millones de personas.

Guía de: Internacional

Guerra en Siria

El conflicto en Siria incluye a una gran cantidad de naciones.

En siete años un levantamiento pacífico en contra del Presidente sirio Bashar al Asad, dio paso a una cruenta guerra civil en la que algunas potencias regionales y mundiales han tomado parte. Según estimaciones de la Organización De Naciones Unidas, el conflicto le ha costado la vida a casi medio millón de personas y ha obligado a refugiarse en el extranjero a cinco millones de habitantes que han huido despavoridas de su patria.

Según señala BBC Mundo, Siria ha servido para que se escenifiquen varias guerras “proxy”, en las que grandes potencias llevan a cabo combates a través de terceros países. En el medio británico, Lina Khatib, experta en Medio Oriente del centro de estudios Chatham House señaló que “la comunidad internacional ha ignorado ampliamente la guerra siria. Si continuamos esperando sentados este conflicto va a crecer y nos golpeará sin siquiera darnos cuenta”.

Solamente en los últimos días, tres importantes participantes de la conflagración, Estados Unidos, Rusia e Irán, han lanzado a través de la prensa advertencias que hacen presagiar un aún peor panorama para Siria. A continuación, el portal británico realizó un análisis de cómo la situación podría agravarse y una solución diplomática es más bien una quimera que una posibilidad real.

Estados Unidos contra Rusia

Aunque la Guerra Fría parecía cosa del pasado, la tensión entre Washington y Moscú se ha reavivado. El analista del centro británico Royal United Services Institute (RUSI, por sus siglas en inglés), Shashank Joshi, declaró que “Estos grandes poderes están siendo liderados por verdaderos nacionalistas y por supuesto eso dificulta que un país determinado retroceda en una crisis”.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos criticó públicamente a Vladimir Putin, su par ruso, luego de brindar su apoyo a Bashar al Asad. Esto luego de un aparente ataque con armas químicas en perpetrado en la ciudad siria de Douma, la cual es controlada por facciones rebeldes. Luego de eso, Trump ha amenazado con liderar acciones militares contra el régimen sirio, y en su cuenta de Twitter oficial llamó a Rusia a “prepararse” para los misiles que se lanzarán a Siria. Por su parte Putin advirtió que habrán “repercusiones graves” si llegase a producirse una acción militar estadounidense.

¿Por qué Siria es importante para Washington y Moscú?  A Rusia el territorio le confiere una estratégica salida hacia el Mar Mediterráneo y apoyar a Siria es ‘mensaje’ del poder ruso en Medio Oriente, la que siempre se ha erguido como un bastión estadounidense.

PODRÍA INTERESARTE: PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE SIRIA: LA GUERRA QUE DESANGRA A UN PAÍS Y SACUDE AL MUNDO

Estados Unidos dio apoyo a grupos opositores sirios en un principio, aunque posteriormente enfocó una ardua lucha contra el Estado Islámico. Pero desde que Trump asumió el poder, el foco se desvió a contener la influencia de Irán en el resto de la región. El pasado enero el todavía secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson dijo que “Irán ha fortalecido dramáticamente su presencia en Siria al desplegar tropas de la Guardia Revolucionaria, que apoyan a Hezbolá en Líbano e importan fuerzas de terceros desde Irak, Afganistán, Pakistán y otros lugares”.

Israel versus Irán

El prestigioso medio de comunicación británico asegura que Israel, nación que ha atacado numerosos blancos militares en Siria, no ha admitido de forma pública poseer un rol en el conflicto. Pero con el correr de los días las tensiones entre Teherán y Jerusalén se han acrecentado luego que Israel interceptó un dron iraní que penetró su espacio aéreo a comienzos de año. Para responder las fuerzas aéreas sirias dispararon a posiciones iraníes y sirias, movimiento que derribó un caza F-16 israelí, lo que no ocurría desde la guerra contra Líbano en 1982.

Actualmente, Israel e Irán se encuentran próximos a una confrontación como nunca antes. Y ambas naciones no han retrocedido en sus advertencias, sabiendo que en Siria cada uno está desarrollando un importante papel.

Guerra en Siria

Donald Trump le habló fuerte a Rusia.

En noviembre, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo en Londres que su nación “no permitiría que Irán dominase en Siria. Quieren dejar su ejército, sus bases aéreas y sus aviones de combate a segundos de Israel y no vamos a permitir que eso pase”. A su vez, desde Irán el ayatolá Ahmad Khatami, expresó que Hezbolá estaba en condiciones de destruir ciudades israelíes.

Se debe precisar que Irán necesita que Siria logre transportar armas a Hezbolá en Líbano y que pueda ayudarle en su lucha contra Israel. Esto porque Siria, es visto por Irán como un Ferrero aliado no exclusivamente contra Israel, sino también contra su enconado rival Arabia Saudita.

Estados Unidos versus Turquía

Pero todo este conflicto incluso ha servido para separar a naciones que antes tenían lazos de amistad. Existen reportes acerca de la presencia de aproximadamente 2.000 efectivos de EE.UU. en Siria, y hasta ahora el principal aporte de ese país han sido miles de ataques aéreos, así como el entrenamiento de grupos rebeldes, entre ellos milicias kurdas. Esta situación ha molestado profundamente los turcos, quienes han mantenido desde hace décadas una encarnizada lucha contra el separatismo kurdo.

Guerra en Siria

Rusia y Siria representan un solo bloque en el conflicto.

A comienzos de 2018, Washington señaló que ayudaría a establecer una fuerza fronteriza ubicada al noreste de Siria, la cual estaría compuesta por combatientes kurdos, lo que llevó a Ankara a desarrollar una ofensiva militar.  Quienes gozaran de una gran amistad y ha sido aliados en la OTAN por décadas, hoy se miran de reojo.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X