Inicio » Internacional » Equipo

Protestas en Hong Kong: Claves para entender manifestaciones contra el gobierno chino

Miles de civiles han ocupado el centro de la ciudad para impulsar una campaña de desobediencia civil.

Crece la tensión en Hong Kong, China, por las protestas por parte de manifestantes que reclaman elecciones libres. En las últimas semanas, miles de personas se han volcado a las calles para demostrar su descontento con la reforma que pretende llevar adelante el gobierno de Beijing.

Las manifestaciones han sido tan grandes que los habitantes, apoyados por el movimiento de estudiantes, han logrado avanzar hasta el distrito financiero de Hong Kong, situación que ha gatillado una violenta represión (ver imágenes) por parte de la policía, la que reaccionó con gas lacrimógeno y golpes contra personas que no estaban armadas.

prote-1

Todo comenzó cuando a fines de agosto el Parlamento chino aprobó la reforma electoral donde se implanta un sistema de elecciones en las que se restringe el grupo de candidatos para los próximos comicios generales en tres años más. Precisamente, todo lo que los ciudadanos de Hong Kong no esperaban.

Hasta el año 1997 Hong Kong era una colonia del Reino Unido, entonces Londres devolvió la isla a China con la condición de que la isla quedara con el sistema “un país, dos sistemas”, que apuntó a que Hong Kong gozaría de una autonomía respecto al resto de las ciudades de China, un modelo político y económico diferente.

Y claro, en agosto pasado se anunció que por primera vez los ciudadanos tendrían la posibilidad de elegir a sus líderes, lo que es apoyado por los movimientos, pero que tiene una piedra de tope al ser comicios privados de una libertad eleccionaria.

Dentro de las condiciones de la nueva reforma electoral, se estipula que solo dos o tres candidatos tendrán la posibilidad de participar y que además dichas opciones deberán ser preseleccionadas por una comisión de 1.200 miembros.

Claramente este tipo de elecciones son restrictivas y, por lo mismo, los estudiantes rápidamente empezaron un movimiento de protesta que culminó el pasado fin de semana con el Occupy Central, protestas en el centro financiero de la ciudad, uno de los lugares más importantes del mundo oriental.

La idea de este Occupy Central, que tomó el nombre del Occupy Wall Street de Nueva York en enero del 2013, es presionar por unas elecciones libres en el 2017 a través del bloqueo de las actividades financieras de Hong Kong.

Asimismo, dentro del conflicto se cuenta una consulta ciudadana realizada en junio de este 2014, donde cerca de 800 mil personas, casi el 10% de los habitantes de la isla, votaron a favor de elecciones libres.

Pero China no cede y las autoridades de Hong Kong no ceden. De hecho, estas últimas han repetido en varias oportunidades que las presiones son ilegales. Cy Leung, jefe del gobierno regional de Hong Kong, lo dejó claro y además advirtió de la orden policial que su administración ya dio.

“La policía está determinada a manejar la situación de forma apropiada y de acuerdo con la ley”, dijo, y horas más tarde las mismas fuerzas de orden lanzaron una lluvia de gas lacrimógeno sobre los manifestantes como parte del manejo dirigido desde las autoridades.

A futuro, las autoridades esperan que el movimiento de estudiantes deponga las marchas, pero lo cierto es que los estudiantes ya han anunciado que su movimiento no se detendrá. Incluso, los enfrentamientos se agudizaron cuando los manifestantes intentaron entrar en el distrito gubernamental de Hong Kong.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X