Sergio Moro: ¿Por qué el juez que persiguió a Lula da Silva se convertirá en ministro de Jair Bolsonaro?

El presidente electo de Brasil realizó una polémica designación que disparó todo tipo de suspicacias.

Guía de: Internacional

moro texto

Durante los últimos años, Sergio Moro ha alcanzado notoriedad absoluta en Brasil, debido a que el 4 de marzo de 2016 acudió a la residencia del por entonces intocable ex presidente Lula da Silva y lo obligó a salir, subirse a un auto y comparecer antes las autoridades para prestar testimonio por el máximo escándalo de corrupción en la historia de Brasil: la Operación ‘Lava Jato’.

Así, de una manera aparatosa y profundamente mediática, Lula debió salir de su feudo e iniciar un largo periplo que incluso lo llevaría a la cárcel en algún momento. Hoy el juez Sérgio Moro nuevamente es noticia en Brasil, aunque esta vez es porque el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, ha anunciado que a contar del 1 de enero de 2019, cuando asuma su gobierno, será el próximo ministro de Justicia de la principal democracia de América del Sur.

El diario El País de España hurga en las razones por las que el oriundo de Maringá, (ubicado en el estado del Paraná), formado en la prestigiosa Universidad de Harvard y que durante su carrera participó encabezando la lucha en diversos casos contra el lavado de dinero, sea quien ocupe este importante cargo.

Ningún caso de los vistos por Moro fue tan mediático como la Operación ‘Lava Jato’ que estalló en 2015. Allí se hizo conocido por casi sin inmutarse dictar órdenes de prisión para los empresarios más ricos y poderosos de la primera economía de Latinoamérica y se hizo célebre por hablar en los medios de comunicación acerca de un país limpio, que se alejaba a pasos agigantados del lema tristemente conocido en Brasil como ‘rouba mas faz’ (roba, pero hace).

bolso texto

El presidente electo de Brasil pensó en Moro como ministro de Justicia.

Durante los años de exposición mediática apareció lo que más pudo en cada noticiero, trasmisión de radio y revistas. Además, fue conocido por perseguir a Lula sin tregua. Incluso en abril de 2017, cuando Lula fue a prestar declaración a Curitiba, donde estaba el centro neurálgico de la investigación de Moro, el encuentro fue publicitado casi al estilo de una pelea de boxeo.

De por sí, las élites y el establishment empresarial alabaron a Moro, por poner en serios problemas al que fuera también expresidente del Partido de los Trabajadores. En julio de ese año, se dio el lujo de condenar a Lula y, en menos de un año, se convirtió en el primer juez en encarcelar a un mandatario de Brasil.

Aunque en todas sus intervenciones públicas Moro negó tajantemente aspirar al intrincado mundo de la política, el diario español señala que había poderosas razones para creer que al nuevo presidente de Brasil, elegido democráticamente, le caía en gracia Moro.

De todos modos, el hecho que haya aceptado un cargo en el próximo gobierno de Bolsonaro mancha un poco su inmaculada carrera como juez, porque finalmente su persecución contra Lula cobra una dimensión política inalienable, porque permitió que el principal adversario de Bolsonaro no pudiera competir libremente en elecciones. Incluso, su famosa frase pronunciada cuando redactó la histórica causa contra Lula y que fue ideada por el escritor inglés Thomas Fuller “nunca subas tan alto que estés por encima de la ley”, toma un nuevo significado.

Lo cierto es que Moro señaló que la principal razón que lo hizo asumir, según indica El Mercurio, se debe a que vio “una oportunidad para hacer importantes reformas anticorrupción”. A su vez, ABC de España indica que “Al elegirle, el futuro presidente, que tomará posesión de su cargo el 1 de enero, se ha blindado tras el escudo de la trasparencia y la justicia”.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X