Inicio » Internet » Equipo

¿Cómo nos afecta la nueva política de privacidad de Google?

La decisión, a pesar de que busca simplificar los contratos de privacidad para que el usuario pueda comprender los textos, ha despertado numerosas dudas.

Google cambió, otra vez.

En esta oportunidad, el gigante de las búsquedas online decidió unificar sus más de 70 versiones de políticas de privacidad en sus distintos servicios, por uno único y universal. Así, desde el 1 de marzo de 2012, la compañía prometió hacer las cosas más sencillas y de fácil entendimiento, enfatizando en que todo seguirá -más o menos- tal como antes, que no lucrarán con los datos recopilados de sus usuarios, ni que estén buscando recolectar más de ellos.

Los cambios, entonces, vienen en el sentido de que con esta unificación de sus servicios, la próxima vez que busques “cómo cocina sushi”, también encontrarás videos en YouTube con tutoriales y consejos de comida japonesa, en Google Books podrías encontrar textos con recetas y en Google Maps, seguramente, te recomendarán el restaurante más cercano.

¿Qué es lo polémico, entonces?

Privacidad Google

Foto: Guioteca

La nueva política de privacidad de Google comenzó a funcionar el 1 de marzo.

La preocupación de los usuarios radica en que con el nuevo contrato, Google podrá combinar los datos recopilados, función que permite esa “sincronización” entre sus servicios. Pero aunque estos datos siempre han estado en manos del motor de búsquedas, aunque fragmentados en distintos servicios, la nueva política preocupó a más de 50 organismos entre los que destacan la Electronic Frontier Foundation (EFF) y la Unión Europea (UE).

Estos últimos, justamente, han abogado para que Google retrase la entrada en vigencia de sus muevas políticas para que los parlamentarios tengan tiempo de analizarlas mejor y predecir sus consecuencias, lo que fue denegado por la compañía.

¿Y cómo se soluciona?

Según los entendidos, la manera más eficaz de prevenir posibles daños es navegar sin logearse en la cuenta de Google, vale decir, no utilizar Gmail, ni Google+, ni YouTube al mismo tiempo que se ha introducido un nombre de usuario y contraseña en alguna de estas plataformas.

La segunda opción es más radical y significa eliminar todo el historial de búsquedas y visitas a los servicios de Google:

  1. Entra a tu cuenta en Google.
  2. Elimina todo el historial de búsquedas (¡seguro que ni sabías que esto existía!).
  3. Ahora borra el historial de YouTube (¿sabías que es el segundo buscador más utilizado en la red?).
  4. Mira el Google Dashboard y asegúrate de que no hayan servicios asociados que tengan datos tuyos.
  5. Revisa las preferencias de publicidad, que también recolectan información sobre tu comportamiento online.

Ahora bien, si eres de decisiones extremas, puedes decidir cerrar todas tus cuentas en servicios de Google, para lo que te recomendamos que respaldes y descargues toda tu información con Google Takeout.

Links:

Más sobre Internet

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X