Inicio » La U »

¿Qué hizo tan superior a la U sobre la UC?

Bajo el inclemente sol de mediodía la U hizo sentir su mejor fútbol en la precordillera. La U terminó corriendo mientras la UC se retiró acalambrada.

Guía de: La U

Ni pasillo ni la dignidad del reconocimiento local hubo para el ganador de la Copa Sudamericana. La U fue tan visitante en San Carlos de Apoquindo como lo fue en los partidos del torneo continental, acompañada del millar de hinchas se trajo un valioso triunfo desde Las Condes que le da la primera chance de pasar a la final del Clausura si supera en el marcador global a la UC el próximo jueves en el Nacional.

Durante la semana se especuló con un reconocimiento local para la coronación de la U en la Copa Sudamericana, nada de eso ocurrió. En el ambiente nacional, la indiferencia de albos y cruzados habla de su encontrado sentimiento frente al triunfo azul, corona que distribuye la exclusividad de lauros internacionales con los albos y supera en este aspecto a los católicos.

U UC

Foto: Marco Muga

Vargas y Aránguiz celebran el primer gol de la U.

El prendido ambiente de la precordillera no podía ser más auspicioso para la UCé, pero su dominio en las tribunas no se plasmó en la cancha como en el juego donde la U fue superior. Solamente en el comienzo del partido el pundonor y vehemencia cruzada inclinó el juego hacia la tribuna cordillerana, intentar seguirle el ritmo a la U le pasó una elevada cuenta los cruzados quienes terminaron muy mal el partido en el aspecto físico.

Un gran error de Rocky González le permitió al siempre punzante Kevin Harbottle enfrentar a Johnny Herrera y colgar en el ángulo opuesto su zurdazo poniendo a los locales arriba en el marcador (20’), instalando la sorpresa en San Carlos y exponiendo el prolongado invicto azul de esta temporada.

Merced a mejor su fiato físico y futbolístico la U aguantó el bochorno bajo el torturante sol de mediodía, que pese a ser evocador ochentero de Católica estuvo lejos de favorecer a los locales. La U se adaptó mejor a una condición de juego que devoró las resistencias físicas de los católicos quienes terminaron evidentemente acalambrados como en el caso del joven lateral Magnasco y torpemente expulsados como lo hicieron Mirosevic y Ormeño.

Antes que terminara el primer tiempo, y después de un largo asedio que inclinó la cancha hacia la entrada del complejo deportivo, un centro pasado de Mena no pudo ser despejado por la defensa local y permitió la habilitación de Matías Rodríguez –de irregular desempeño- para la mediavuelta de Charles Aránguiz (41’) que puso una merecida igualdad en el marcador.

El empate puso a la U nuevamente en órbita ganadora para sacar adelante un partido donde los unidos locales -jugadores, cuerpo técnico, dirigentes e hinchada- tenían por principal objetivo derrotar al coloso campeón azul.

Sucesivamente la U continuó apedreando la portería de Toselli en busca del gol de la ventaja. De forma inversa al gol del empate esta vez fue un rápido centro desde la derecha de Magalhaes que fue conectado de derecha por un aguerrido Eugenio Mena (71’), quién jugó la mayor parte del partido con una sutura local luego de recibir una fuerte y algo tardía entrada de Mirosevic a un balón aéreo.

La U dominó a la UCé en el trámite final del partido, con errores y estrecho margen a corregir en el partido de vuelta de esta semana, asumiendo nuevamente el protagonismo en el torneo local, que tiene como premio una nueva estrella.

Una nueva ilusión para la hinchada azul. Decretar este 2011 como el año de la U.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X