Inicio » La U »

La U le gana 3-1 a Cobreloa y mantiene la ilusión

Una restauradora noche para la U: aprovechó muy bien el flanco derecho de su ataque para rápidamente desequilibrar frente a un Cobreloa que dio algunas concesiones en el primer tiempo, pero que fue un adversario de cuidado durante el partido. Vuelve la ilusión al equipo azul.

Guía de: La U

En la previa del lunes se enfrentaron con gritos y cantos dos hinchadas que se miran con recelo; a los tempraneros cantos y silbidos azules, se oponían el bombo y la típica sirena nortina, que con una barra menor en número, pero orgullosa de su historia, devolvía las pullas con fuerte lenguaje minero, siendo recurrentes las alusiones a la carencia de estadio azul, el desconocimiento de la nortina ciudad por los del bulla y su superioridad frente al albo enemigo común. Diálogos presenciados con desinterés de las Fuerzas Especiales.

Felipe Seymour

Foto: El Mercurio

Seymour pasó las penas de su frustrada convocatoria a la selección cerrando la goleada azul.

Las visitas de Cobreloa nunca son como para relativizarlas, hay bastante historia –y varios memorables malos ratos- frente al otrora “grande del norte” como para mirarlo por sobre el hombro. La ubicación de los naranjas en la tabla y la amenaza de la liguilla de promoción, metían presión en la previa ofreciendo un duro encuentro, tal vez rememorando las atractivas y sólidas presentaciones que acostumbraban a realizar en Santiago.

Para ratificar lo anterior, el técnico rival es un histórico de los loínos: Mario Soto, internacional chileno y tres veces finalista de la Copa Libertadores. Planteó un partido para contragolpear en los espacios que dejase el chuncho, buscando recuperar el balón en mediocampo y adelantando sus líneas (4-2-2-2). La rapidez de su transición al ataque, generó muchas llegadas, dos de ellas de altísimo riesgo en el primer tiempo.

Los cerca de quince mil esperanzados chunchos y la bulliciosa hinchada del “zorro” presenciaron un entretenido encuentro, buena asistencia con gancho femenino en un día laboral con clima de primavera. Tal vez sea una alternativa a considerar para ejercer la localía frente a la recarga de compromisos que debe atender el Estadio Nacional.

El encuentro fue equilibrado hasta la llegada del primer gol del chuncho, gran jugada de Puch recibiendo lateral por la derecha y el forzado rebote alto que concede Hurtado y que capitaliza Rivarola para abrir la cuenta (16’), luego mostrar a Gokú recibir su quinta amarilla y blanquear para llegar al clásico sin condicionantes.

El siguiente track de inmediato, Colocho Iturra desde treinta metros provoca un exigido y alto vuelo de Hurtado quien concede córner, rechazo naranja y un nuevo centro desde la derecha del proactivo Firulais concretado por el diablo González, líbero del modelo ajustado de Pelusso (3-4-1-2), quién fusila de cabeza a Hurtado provocando emotivos festejos. Los mejores momentos de la U.

Cobreloa sintió el golpe, pero igual logró con buen fútbol instalarse en terreno azul inquietando a Pinto por las bandas, inclinando a su favor el número de infructuosas llegadas; pero la U estaba intratable, salida rápida y largo pase desde la derecha que recibe un Seymour descolgado, aguanta la marca definiendo cruzado y por abajo a la derecha de la apurada salida de Hurtado (34’).

U-Cobreloa

Foto: El Mercurio

Desde la defensa, González también aportó con un gol.

Gran partido de Firulais. Ignorado en los reconocimientos finales de la prensa especializada, había participado en las tres jugadas de gol.

Fue una primera fracción desequilibrada en el marcador, pero de trámite compartido. Hacia el final de la etapa inicial el chuncho agazapado esperó el picaneo naranja con toda la hinchada atrás, defendiendo todos esta amplia diferencia (3-0). Un gran contrasentido, pero en ese tiempo al chuncho le salió todo y al rival nada en la red. Así es el fútbol, induciendo a la imprecisión para quienes comentan sin mayor compromiso mirando el luminoso cartel y marcador.

En el complemento Marino y Mena saltan al field sin trascender nuevamente, los mineros con pundonor evitan la goleada. Chucky González -interesante por su efectividad y potente media distancia- con marca distante elabora y convierte en golazo un balón controlado y cruzado desde la entrada del área (12’). Minutos después, un misil de Osorio hace oscilar al horizontal de Pinto rebotando fuera del área. Mejor cerrar el trámite hasta el final y disfrutar del sueño de estar algo más cerca de la punta.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X