Inicio » La U »

La U vs Colo Colo: la previa de un nuevo clásico

El otoño encuentra a albos y azules con diferentes expectativas frente a un nuevo clásico, sacando el foco de la tabla de posiciones lo único que interesa es el triunfo.

Guía de: La U

Ha vuelto a hablar Johnny Herrera en estos días, pese a que su delicada situación judicial aconseja mantener un bajo perfil apareció por la sala de prensa del CDA para encender la primera flama del clásico, picaneando a los albos por sumar puntos renunciando a sus históricas convicciones de jugar al ataque. El equipo de Gallego, sin destacar por su nivel de juego, ha vuelto al triunfo y es un rival de cuidado para la U que pretende derrotar a los albos.

Estuvo cerca la U a fines del año pasado de vencer al cacique, solamente el insólito error de la terna arbitral en el comentado episodio del guardalíneas Basualto, a quien se le cae torpemente su banderín dejando de prestar atención al juego en los minutos finales y decisivos de un clásico. En su blopper incluso pisó la bandera impidiéndose ver la jugada y levantarla para sancionar la posición inválida de Cámpora en el empate de noviembre.

Clásico

Foto: El Mercurio

La U buscará ganar el clásico para llegar mejor preparada a la definición del campeonato.

La U pondrá lo que mejor tenga en la cancha, pero también será por lo que se incline Sampaoli, a quien no se ha visto precisamente muy claro en las últimas semanas, donde ha encarecido en rubro “banca” a millones de dólares. Salvo decisiones impulsivas y poco predecibles, desde su lógica del continuismo, en la titularidad buscará los ajustes para definir los once de la U de este sábado.

Después de lo que mostró la U frente a Palestino –que fue muy poco- el retorno a la titularidad de Seymour y Puch aparecen como de urgencia, sin Puch no hay desequilibrio ofensivo en la zona de transición al ataque por la izquierda, sin la presión contagiosa de Seymour sobre el balón el rival avanza con comodidad por la zona media y pese a que está peleado con el gol Canales tiene más jerarquía que Gabriel Vargas, por derecha Eduardo Vargas debería comenzar jugando el clásico.

Marcelo Díaz –de grandilocuentes declaraciones e impresentables frente a sus cinco clásicos perdidos- debería ceder el lugar a Seymour, a la derecha el guapo Aránguiz es un número puesto y a la izquierda el irregular Mena completarían la zona de lucha y marca en mediocampo.

En la conducción probablemente insistirá en la sobriedad de Marino quien sus mejores momentos los muestra cuando hace circular rápidamente el balón, si se le esconden los receptores se ve obligado a abusar de su conducción. Como alternativa Pérez García nuevamente esperará por una oportunidad y los muy escasos minutos de juego, que ya afectan su confianza.

Herrera es el titular fijo en el arco y ahora tenemos los mayores problemas para el clásico: la defensa. El partido que harán los delanteros colocolinos tiene antecedente en lo que hicieron frente a Santos, al irregular Miralles no lo contendrá Rojas y Abarca ¿podrá brindar seguridad y salir ganador en la marca del mejor delantero del país?, Paredes.

Pese a tener dos por puesto, en defensa la U no tiene garantías, sí tenemos conocidas ingenuidades para jugar clásicos. La U produce marcadores desde inferiores, que de niños eran delanteros, y compra jugadores que no rinden cabalmente en partidos definitorios; ayuda a la U que los temores de Gallego deban hacer correr más metros a los delanteros albos y descansar a los defensas azules, pero también deberán soportar el pique explosivo del cacique con espacios.

Para la U ganar el clásico es importante: derrotar al archirrival que intenta meterse entre los ocho que jugarán los play offs es un buen consuelo para una campaña apenas aceptable de acuerdo a los cuantiosos montos de las inversiones realizadas.

El arbitraje nacional por estos días está en entredicho, con remociones y pasadas de cuenta derivadas de las elecciones perdidas, confiemos que la terna arbitral que se designe para este sábado no influya en el resultado y sancione con energía la habitual violencia de los defensas y volantes albos, donde regularmente tienen gente que juega gratis e impunemente.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X