Inicio » La UC » Equipo

Católica clasifica: No se ilusionen con la calidad, no hay cómo

No puedo estar conforme o contento, hubo tiempos en que tampoco nos fue mejor en copas, pero al menos había algo que ir a ver. Hoy ni siquiera eso.

Martín Lasarte declaró tras el partido en Brasil que “el fútbol no sólo es calidad” palabras que no pueden más que hacerme ruido, principalmente, por la falta de la contraparte que permita mandarse una frase como esa (es decir, haber visto calidad).

La discusión es antigua y se potencia aún más con los logros de la vereda de al frente: “Lo que importa es avanzar, no importa cómo, primero resultados y luego exquisitez”.  Por acá al menos, no puedo estar más que en desacuerdo con aquella frase.

UC Sudamericana Ríos

Foto: EFE

Luego de anotar el Gol, Michael Ríos parece pedir que la suerte siguiera del lado de la UC, ruegos que por lo menos anoche fueron escuchados.

“Ah claro, seguro que si salen campeones no lo vas celebrar”. No me corresponde ni tendré la autoridad para negarle la alegría de festejar a quien así lo sienta,  pero desde ya respondo, desde mi sentir, que no veo mayor mérito en los rivales que la UC ha vencido, o más bien en la forma que la Católica ha vencido (triunfado en el global al menos).

“Ah claro, ¿de qué nos sirve jugar bien si no ganamos nada?”. Efectivamente no nos sirve de nada si lo único que te importa es tener una copa para mostrar, cuestión válida, pero que a mí por lo menos no me motiva por sí misma (o únicamente). Tan importante como la llegada es la forma en que se recorre el camino.

Me parece, y puedo estar equivocado, que una copa –lejos de significar un beneficio- no haría más que agravar los problemas de la UC, los problemas de fondo: la falta de ambición, la falta de convicción, la falta de un remezón para cambios de verdad y no “chiripazos” adormecedores para que todo siga como siempre ocultado por un “logro” circunstancial y extensible, en el tiempo, hasta que la gente se enoje de nuevo y nos obligue a buscar algo para calmarlos.

El gran pesar que me produce ver partidos como el de Brasil, o formas como esa para clasificar, es que cada vez es más ancha la calle que nos separa de las casas grandes del frente. Y desde afuera las medidas por reducir la brecha pareciera que siguen apelando al conformismo, la fe, la esperanza y la resignación como  apuesta a conseguir algo.  No puedo estar conforme o contento, hubo tiempos en que tampoco nos fue mejor en copas, pero al menos había algo que ir a ver. Hoy ni siquiera eso.

Triste la verdad, “el fútbol no es sólo calidad”, así que no se ilusionen con ver algo de eso, estamos en otra.

Más sobre La UC

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X