Inicio » La UC » Equipo

Derrota de la UC: 5 minutos fatales, 3 puntos perdidos

La UC fue débil en defensa y lo pagó muy caro. En 5 minutos Caracas hizo 3 goles y liquidó el partido. Vea brevemente las principales claves del partido.

Así como dijimos el viernes que se ganó un partido de copa en Liniers, se perdió otro el miércoles. Bajo el mismo lema de que los errores se pagan, y en la copa es más caro porque estamos contra los mejores del continente.

Católica viene cometiendo un error que no ha solucionado, y con la partida de Marcos González se agravó. Cuando juega David Henríquez de central, la defensa se echa atrás y alarga el equipo, dejando espacios en mediocampo. El miércoles los espacios los encontró Caracas a espaldas de Ormeño, y los aprovechó muy bien. En el primer tiempo creó al menos 3 ocasiones claras.

UC-Caracas

Foto: José Alvújar

Pratyo y el resto de la UC estuvieron lejos del nivel que mostraron en el triunfo ante Vélez.

En el comienzo del segundo, se encontró con un gol offside y católica no reaccionó. Como no reaccionó y quedó tambaleando, vino el segundo como si fuera un gancho de derecha que terminó por cerrarle el ojo a la  UC, le ganan la espaldas a los medios, Eluchans no puede anticipar y de mediavuelta viene un derechazo de 30 metros que Toselli rebota hacia el medio, tremendo error porque el delantero venezolano se relamía para empujarla.

Pero no sería lo peor todavía, faltaba el uppercut final que dejaría a la UC en la lona. Centro a la espalda de David Henríquez que perdió toda noción de donde estaba el delantero y de cabeza decreta el 3-0 parcial. Partido liquidado.

Poco más queda por comentar, la UC empujó y consiguió un rápido descuento. Luego vendrían los cambios para intentar la hazaña heróica, sale Parot (el único central sin amarilla) por Cañete. Y luego Felipe Gutierrez por Roberto. Casualmente salen los dos menores del equipo, aunque no es tan casual porque es algo que se repite en TODOS los técnicos del mundo, sale el más fácil de sacar, el más débil dentro del grupo, el que menos o voz tiene. A veces es justo, otras no, pero siempre pasa.

En ataque fue bien predecible, nunca estuvo con superioridad numérica por las bandas. Quizás acostumbrado al tandem Valenzuela-Meneses que abre la defensa rival. Y las pocas que tuvo, no las supo aprovechar. Tiró mil y un centros que Remi Vega atrapó con suma facilidad, y cuando no salió fueron los delanteros cruzados quienes ganaron pero sin impericia.

Calandria, nuevamente carente de movilidad y mal con la pelota en los pies, muy mal control dirigido pero hizo el gol, que es de lo que viven los delanteros. Roberto Gutiérrez con mucha entrega, pero debió salir del área para encontrarse con la pelota y ese no es su hábitat natural. Villanueva (quien entró al final por Calandria) muy pero muy opaco, entrando poco en juego y sin su velocidad que lo caracterizaba.

Así la UC se fue diluyendo y apagando en un partido que pareció una pesadilla.

La copa sigue el 22 de marzo frente a Caracas en Venezuela, pero este domingo a las 18.30 recibiremos a Ñublense para intentar lavar heridas y pasar las penas con fútbol.

Más sobre La UC

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X