Inicio » La UC » Equipo

El amargo debut de la UC en Copa Libertadores

Anoche debutó el campeón del fútbol chileno en Copa Libertadores 2011, en un partido cerrado a la UC se le escapó la victoria en los instantes finales, aquí las claves del partido.

El debut de la UC en la Copa Santander Libertadores 2011 comenzó con problemas, Hans Martinez estaba enfermo y no podría ser de la partida pese a que se esperó hasta última hora su inclusión en el 11 inicial. Despues de esa decisión, su puesto lo tomó Alfonso Parot y Diego Opazo entraría en el banco de suplentes.

UC-Unión

Foto: El Mercurio

Lucas Pratto fue una de las mejores figuras de la UC.

Casualmente Parot fue uno de los mejores del equipo (para mí el más regular de los 14 que jugaron) y sería protagonista de la jugada que definiría el partido.

Antes de eso, se enfrentaron dos equipos bastante parecidos, con DTs que buscan un juego similar, con mucha pasada de los laterales, cambios de frente y ataque numeroso en nombres, pero muy ordenado.

La UC eso sí privilegia más el toque a ras de piso sin pegar pelotazos y Unión cuenta con Ligüera, que tiene una muy buena pegada que utiliza tanto para cambiar de frente como para poner pelotazos que desahogan la presión del rival.

En materias defensivas no se parecen tanto, Unión prefiere pasar la línea de la pelota y juntar casi a los 11 jugadores para defenderse y Católica apuesta mucho más en la presión y achique de espacios, sacrificio de sus puntas y sobretodo del enlace. Este último sería Marcelo Cañete, que con la pelota en los pies tuvo muchos problemas nuevamente.

Cañete realiza una tarea de muchísimo sacrificio, debe ser uno de los máximos quitadores del equipo, pero no logra explotar al máximo ni esos balones robados, ni las que recibe con espacios. No sé si será que llega muy cansado a la jugada por todo el trajín que se le encomienda o por falta de entendimiento con el equipo, pero cuando tiene que tomar decisiones importantes, no hace lo que todos esperan de un jugador con esos pergaminos y termina siendo intrascendente.

Como se vió el fin de semana pasado en una cancha horrorosa como la de La Calera, esta vez le pasó algo similar con el malísimo cesped de Santa Laura, que pese a verse “bonito” desde lejos, al analizar la trayectoria del balón nos encontramos con muchísimos saltos inesperados.

Tan opaco fue el rendimiento en ofensiva de Cañete que Pizzi decidió quedarse “sin eganche” y apostar con 3 puntas con Pratto haciéndolas de pívot para elaborar la jugada, pero una vez en ofensiva metiéndose en el área. Así precisamente llegaría el primer gol cruzado que sería el empate 1-1 (UE se había puesto en ventaja por un infortunio precisamente de Parot), centro de Villanueva (entró por Cañete) y cabezazo al gol de Pratto entre los centrales que miraban.

Luego el segundo llegaría con la fórmula que más buscó la UC, Eluchans anticipó en medioterreno y cedió a Pratto que tiró un centro pasado que Meneses concretaría en un golazo y victoria parcial para la UC.

Pizzi despues del 2-1 cambiaría a la figura de la UC, Pratto por Tomás Costa para dar piernas frescas y experiencia en medioterreno, dejando a este último como volante por derecha y Meneses al izquierdo, pero no advirtió que el seleccionado chileno ya no daba más y esperó mucho para sacarlo, lo hizo al final poniendo a Diego Opazo en su posición. Para mí gusto personal, creo que era para poner a Felipe Gutierrez y ayudar a tener más la pelota, pero es debatible.

UC-Unión

Foto: El Mercurio

Pizzi debió contener a sus jugadores, quienes difícilmente olvidarán el pésimo arbitraje de Puga.

La UC tuvo el 3-1 con una media vuelta sin arquero de Roberto Gutierrez que se iría a 30 cms del palo izquierdo de Lobos, pero sería en los descuentos cuando llegaría lo más polémico del arbitraje malísimo de Puga: Pelota que se iba al córner y cae Kevin Harbottle en un forcejeo mutuo con Alfonso Parot a 10 metros del balón en disputa, el árbitro ubicado a 5 mts de la jugada hace la seña de que sigan jugando, que no fue nada y el asistente #1 (ubicado a 15 mts del encontrón) corre señalando la pena máxima, Puga entonces decretaría penal en el minuto 91.

Hablo del mal arbitraje de Puga porque sin ser un partido friccionado le sacó 6 amarillas a la UC, permitió que Estevez se riera en su cara durante todo el partido simulando faltas en numerosas oportunidades, y estando mejor ubicado que su asistente y señalando que no fue foul, cobrara un penal que decidiría el partido. Además, al momento de patear el penal (con el juego detenido) se señalaron 3 minutos de descuento, y luego del reinicio del juego sólo se jugaron menos de 60 segundos. Eso habla de la falta de personalidad para dirigir partidos importantes como este.

No hubo tiempo para más y la UC no puede ganarle a un equipo chileno de visita en Copa Libertadores, desde que en 1990 venciera a Colo-Colo.

Más sobre La UC

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X