Inicio » La UC » Equipo

La UC sufre como prisionera del ídolo Mario Lepe

La presencia de Mario Lepe en la banca de Católica se ha sostenido por la imagen que se construyó como jugador, sin embargo, su pasar como técnico no ha traído más que división entre la hinchada “fiel” y la de “cartón”.

¿Pero cómo? ¿Dos fechas y ya lo van a matar? No, no son sólo dos fechas, habrá un lapso de un poco más de un mes entre Clausura/Apertura y nada más. Un poco más de un mes donde no hay mayor cambio ni mejor disposición aparente para pensar que esto son sólo dos fechas.

No hay una idea distinta,  no hay un discurso renovado o al menos aterrizado. Lo de Mario Lepe hoy no se puede tomar como “sólo 2 fechas”, son siete meses en que la receta simplemente no cuaja y a pocos pareciera importarles: lo importante es ser “de verdad”  y tratar bien al “ídolo”, condición que –a juicio de quién escribe – ha sido un problema más que una virtud para la evaluación sensata del nivel de juego.

Mario Lepe y la UC

Foto: PhotoSport

Pese a que a veces la UC de Mario Lepe gana sus partidos, el fútbol que demuestra el cuadro colegial convence a muy pocos hinchas cruzados.

“Ah, valís hongo,  erís de cartón” dirá más de algún profundo analista sobre lo que acá escribo, cuestión que es lamentablemente donde se está llevando la discusión: los que creen ser mejores hinchas porque lo “respetan” a todo evento y los que creen (o creemos) que su indiscutible aporte como jugador no debe ni es factor para su evaluación como técnico.

¿Quién gana con esto?  Nadie más que  el cuerpo técnico ha sido el beneficiado por  el “barniz” de impunidad que otorga la figura de Mario Lepe como símbolo de la institución. Su continuidad no se ha visto (públicamente al menos)  tocada ni en lo más mínimo y es claro que ninguna dirigencia querría o querrá ser la que despidió al “gran capitán”, cuestión que no discuto en su etapa como jugador, pero sí como “míster” o “profe” del primer equipo.

Así es como, en este escenario, – y de manera innovadora porque van “sólo 2 partidos” -  tenemos que escuchar cómo Católica pudo haber ganado por cinco goles en el encuentro de este sábado pero, por causas que los oráculos aún no revelan y los mortales no podemos entender (porque somos adoradores y no ídolos),  terminamos perdiendo por dos goles contra uno con Toselli nuevamente como figura del equipo.

Junio es por contrato la fecha en que debe revisarse la idolatría. Desde ya, y  por mi parte al menos, espero que no se renueven los votos.

Más sobre La UC

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X