Inicio » La UC » Equipo

La UC versus Colo Colo, clásico amargo

Católica dominó todo el partido, pero no tuvo claridad para ganarlo. Repasamos las claves de este nuevo clásico en el monumental, donde la UC es el mejor visitante histórico.

Así como la UC en muchos partidos de este año, no mereció irse victorioso u otros como el último de Copa Libertadores donde lo mejor del partido fue el resultado, en esta ocasión no debió haberse retirado del estadio Monumental con sólo 1 punto. Son las cosas del fútbol, dicen algunos, pero en el análisis más profundo uno puede encontrar ciertas correlaciones o motivos que logran explicar de cierta forma cómo se producen esas instancias que a los ojos del público en general parecen injustas.

Esta vez la UC tuvo un exceso de dominio y una escasez de ocasiones. Algo que parece una contradicción pero fue totalmente real. A ratos movió la pelota sin oposición alguna, con un Colo-Colo desesperado por recuperar la pelota, pero carente de todo orden y estrategia para lograrlo. Fue en esos momentos donde a la católica le faltó profundidad, faltó un jugador en el área y alguien que le diera una pelota de gol. Parece algo tan simple de decir, pero tan difícil de lograr.

UC versus  Colo Colo

Foto: El Mercurio

El partido entre Colo Colo y la UC dejó una sensación amarga en ambos planteles, ya que los dos elencos necesitaban de un triunfo para respirar tranquilidad esta semana.

El rival por su parte, sin elaboración de juego tuvo ocasiones, hizo que Garcés fuera figura, tapara un mano a mano clarísimo a Miralles y poco después Rubio agarró un rebote en el área y tuvo la frialdad para ponerle la pelota de gol al mismo que había fallado anteriormente.

Las cosas del fútbol, un equipo que hizo todo por poner jugadores en posición de gol no lo logró salvo en 2 ocasiones: A los 2′ cuando Pratto le gana a un infantil (y lento) Mena y le sirve en bandeja el gol a Villanueva, que inexplicablemente elevó estando a 2 metros del arco, y nuevamente Pratto asistiendo a Silva quien demoró en exceso la definición y fue sorprendido por la espalda.

Pero esto se explica por la carencia de un 10 y de un 9, nada más y nada menos. Si quieres poner en posición de gol a un jugador que defina correctamente, debes tratar de tener a un asistidor (10) y a un goleador (9) y ambos estaban en el banco de suplentes de la UC. El único goleador con que cuenta este plantel es Roberto Gutierrez (otro podría ser Calandria quien no entró en el banco de suplentes), y como asistidores están Cañete y Felipe Gutierrez. Lamentablemente Cañete entró muy tarde, y Roberto no pudo entrar ya que estaban hechos los 3 cambios, ya que Pizzi estuvo forzado a meter a Hans Martinez por el lesionado Adán Vergara.

Para que vean que la lesión de Vergara por un planchazo grotesco de Jorquera, influyó más allá de si lo expulsaban o no. Agotó un cambio que pudo ser crucial cuando Colo-Colo quedó con 10 hombres producto de la expulsión de Jerez y corrían poco más de 80′ de juego.

A la católica le lloró un 9 sobre el final del partido, y le sobró gente en el mediocampo porque Silva y Costa se comieron la cancha pero no tenía variantes en ataque cuando Pratto se recogía para pivotear y sacar defensores rivales del área, ahí faltó el otro que se metiera a definir, detalles que dejaron a Católica a 2 puntos menos de su rival por el primer puesto y a Colo-Colo un punto más cerca de clasificar a playoffs.

Más sobre La UC

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X