Inicio » La UC »

Las conclusiones futbolísticas que deberían sacar en la UC tras perder con Ñublense

Patricio Rubio marcó el único gol del partido en Santa Laura.

Guía de: La UC

La ilusión que había en los hinchas de Universidad Católica terminó en frustración y bronca en el primer partido de la temporada, tras perder por la mínima en Santa Laura ante Ñublense.

Todos los dardos fueron contra el técnico Nicolás Núñez, quien en siete meses de trabajo no ha logrado darle al equipo un sentido futbolístico, y mucho menos conseguir los resultados esperados.

¡Increible-Nublense-sorprende-a-Universidad-Catolica-y-logra-su-primer-triunfo-de-la-temporada

Si bien la UC jugó un buen primer tiempo, y mereció irse ganando de no ser por el tanto anulado a Gonzalo Tapia, en el segundo el nivel individual y colectivo decayó muchísimo.

¿Qué conclusiones tácticas y futbolísticas se pueden sacar, de cara al choque con Palestino del próximo sábado, y del importantísimo duelo por Copa Sudamericana frente a Coquimbo del martes 5 de marzo? Acá las decimos:

SOTO Y MENA NO NECESITAN PUNTEROS: Los dos laterales tuvieron muy poca injerencia ofensiva. Eso se debió principalmente a que siempre recibieron en campo propio, y en que tanto Alexander Aravena como Tapia nunca se asociaron con ellos. Soto y Mena son lo suficientemente rápidos y con gran ida y vuelta para jugar solos por la banda, y para aprovechar su gran cualidad: la velocidad.

ARAVENA Y TAPIA DEBEN JUGAR POR EL CENTRO: El “Monito” influyó prácticamente nada en ataque. Siempre que intentó lo hizo por fuera, quedando desacomodado y fuera de la zona donde hace más daño. El “Gonza” fue de lo mejor en ataque, y cada uno de sus piques provocó daño, sobre todo cuando eran por dentro. Los dos son mucho mejores segundas puntas que extremos.

EL 4-3-3 HAY QUE CAMBIARLO: Agustín Farías tuvo unos muy buenos primeros 45′, en las coberturas, en el orden defensivo y en sacar al equipo del fondo. Lucas Menossi estuvo preciso en el manejo de la pelota y en la distribución. El problema fue que César Pinares perdió cada balón que tocó. El volante argentino se quedó sin un socio para el juego colectivo, y el equipo nunca tuvo profundidad en la segunda mitad. Al no tener un 10, nadie se pudo hacer cargo del mediocampo. Eso debería cambiar con el ingreso de Joaquín Torres.

THOMAS GILLIER COMO TITULAR: El arquero, en su debut profesional, mostró mucha personalidad y seguridad. Es cierto que le llegaron muy poco, pero cuando intervino lo hizo bien, y mostró además un buen juego de pies. Tuvo la mala suerte de que a Patricio Rubio le quedó el rebote tras taparle el penal. Se merece seguir atajando.

Más sobre La UC

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios