Inicio » La UC »

Lasarte, los peligros de ser general después de la batalla

El DT debe ser capaz de interpretar los partidos durante los noventa minutos de juego. Para analizar el post partido están los periodistas y los hinchas.

Guía de: La UC

No hay periodista radial que no concuerde en el análisis post partido de Martín Lasarte. Gane, pierda, golee o empate, le da medio a medio al clavo. Para elogiar a sus jugadores por el funcionamiento del equipo, o para asumir que sus pupilos se echaron atrás y no supieron aguantar el resultado.

Es difícil escuchar de boca del entrenador de los cruzados algo distinto a lo que se ve desde las tribunas. Cada acierto y error de pelota parada, funcionamiento y trámite del partido, están presentes en sus conferencias de prensa.

Hasta aquí, sueño cumplido para cualquier hincha cruzado. Un entrenador de tamaña calidad analítica en San Carlos y que además dirigió en España, no hay por donde perderse.

Lasarte

Foto: EFE

Pero el problema es que esa lógica no se aplica al fútbol, si no todos seríamos entrenadores. El DT debe ser capaz de interpretar los partidos durante los noventa minutos de juego. Para analizar el post partido están los periodistas y los hinchas, quienes no pueden hacerlo más que para fantasear con los esquemas.

Ritmo copero

Lasarte parece ser un entrenador que necesita jugar bajo presión eliminatoria como por Copa  Sudamericana. Cada vez que enfrentó estos partidos metió a “ritmo copero” con pierna fuerte, velocidad y fútbol. Incluso en Colombia cuando parecía que quedaba fuera, logró modificar el esquema y controlar la pelota después del gol de Tomás Costa.

Ante La Serena, con riesgo inminente de comenzar a complicarse en la lucha por los play off, el DT entendió que debía generar cambios durante los noventa y se la jugó con tres delanteros. Nico Castillo y Michael Ríos marcaron la pauta.

Bajo presión aplicó todo el verso de las conferencias al partido y enmendó el rumbo del equipo, que a pesar de la presión de los últimos minutos controló sin contrapeso en la cuarta región.

A poner fichas a estas dos victorias, esperar que se conviertan en racha y que Católica logre amarrar un ritmo de fútbol característico. Ese que a ratos muestra en la Copa jugando en San Carlos, dejando atrás ese elenco parco y sin respuestas que lo llevó a seis derrotas en siete partidos.

Todos somos generales después de la batalla. En favor de Lasarte, ha planteado que los resultados llegarán en 2013. No antes. Por ahora habrá que seguir sigiloso el paso y esperar.

Por ahora.

Más sobre La UC

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X