Inicio » La UC »

No da el ancho: Mario Salas volvió a fallar en un torneo internacional con la UC

Tal como sucedió en 2015 y 2016, el técnico de Los Cruzados cometió errores infantiles que le costaron caro a su equipo.

Guía de: La UC

Historia repetida. Y otra vez con un pésimo final para Universidad Católica. Los Cruzados cayeron anoche 2-3 ante Atlético Paranaense, en San Carlos de Apoquindo, y se despidieron en la primera fase de la Copa Libertadores. La derrota con los brasileños culminó un semestre para el olvido en la precordillera.

UC mal semestre

Caras largas: La UC se quedó sin pan ni pedazo para comenzar este año.

El principal responsable de la eliminación es, sin dudas, Mario Salas. Es cierto que los jugadores no rindieron como en 2016, pero los errores del “Comandante” volvieron a ser determinantes para dejar a la UC con un horrible sabor de boca en competencias internacionales.

Enano UC

Diego Buonanotte fue un “fantasma” durante todo el semestre.

Tal como ocurrió en las Copa Sudamericana de 2015 y 2016, el “Comandante” no dio el ancho con los rivales extranjeros. Le pasó hace dos años con Libertad de Paraguay, una serie que dejó escapar de forma insólita de local tras ponerse 2-0 en ventaja. Ni hablar de lo sucedido la temporada pasada con Real Potosí, uno de los peores elencos de Bolivia. Lo del DT estudiantil fue vergonzoso y tiró la llave a la basura en ambos duelos, con modificaciones que no fueron acorde al nivel que se exige en la precordillera.

En este certamen tuvo la opción de redimirse. Pero no, tropezó con las mismas piedras anteriores. La Franja arrancó bien con los empates frente a Paranaense y San Lorenzo y la enorme victoria ante Flamengo en Santiago. Sin embargo, el ex entrenador de Chile Sub 20 cometió equivocaciones infantiles, tanto en el planteo como en las sustituciones, en Brasil, Argentina y el choque de este miércoles. ¿El resultado? cero puntos de nueve posibles, tres caídas absolutamente evitables y un nuevo fracaso continental para la escuadra colegial.

Silva mal

Santiago Silva fue de lo mejor que tuvo la UC en la Libertadores.

Anoche, la Católica realizó excelentes 70 minutos, ganaba por la mínima (gol del “Tanque” Silva) y clasificaba a los octavos de final porque el “Fla” superaba al “Ciclón” en Buenos Aires. La salida de un extenuado José Pedro Fuenzalida comenzó la debacle, porque Fernando Cordero no fue la solución que el partido necesitaba. La visita empató, Salas se desesperó y mandó a la cancha a Roberto Gutiérrez por Fabián Manzano, que estaba teniendo una correcta actuación en el medio campo. La UC se quedó sin marca y dejó espacios al por mayor, los que el conjunto forastero aprovechó al máximo para convertir dos goles más.

¿Qué viene ahora? Tratar de cerrar una primera mitad del 2017 para el olvido venciendo a la Universidad de Concepción, el sábado en Collao. Después habrá casi dos meses para renovar al plantel, entre los que se van y llegan. La Copa Chile arranca el fin de semana del ocho de julio. Lo cierto es que, si sigue con su nulas variantes tácticas y con más errores que aciertos, a Mario Salas le empezarán a contar las horas para finiquitar su vínculo.

Más sobre La UC

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X