Inicio » La UC » Equipo

Nueva polémica en Católica: Sube el precio de las entradas

A las críticas por el nivel de juego mostrado por la UC, ahora se suman los reclamos de algunos hinchas por el incremento que tuvo el valor de las entradas.

Un alza de mil pesos en las entradas del precio socio provocaron la “explosión” de varios hinchas criticando la medida de Cruzados.  ¿Qué tanto influye el precio en las asistencias? Es factor, sin duda,  pero no es el único ni el más relevante.

1.- Hábito y nivel del espectáculo: Cierto es que la Católica no juega bien, sin embargo, los costos que deben asumir mensualmente en  Cruzados no son variables, son fijos y estos requieren de una tarifa plana o predeterminada al inicio de cada torneo. Pensar que el costo de la entrada va a fluctuar  si se juega bonito o no es al menos discutible.

UC sube Precios de las Entradas

Foto: Cruzados

Ahora las críticas hacia Cruzados no tienen que ver sólo con el fútbol, sino que también con el alto precio de las entradas.

Cuando uno va al cine la entrada siempre cuesta lo mismo, sus precios no varían si es que la película la encontraste buena o mala. “Ah pero el cine por lo menos es más cómodo”, cierto, y San Carlos de Apoquindo se está adaptando a la necesidad de entregar mayores comodidades como nunca antes se hizo desde 1988 hasta la fecha.

Por otra parte, y como se puede ver en la nota “Sueldos de Primera subieron 15% en 2012” publicada el domingo por Deportes de El Mercurio, el alza de la entrada puede responder también a un mayor costo de plantilla, pero eso parece que no entra en el análisis del que simplemente se quiere quejar.

Ir  al estadio es una cuestión de hábito, de costumbre. Se tiene o no el gusto de ir. Se hace o no el esfuerzo por ir, mil pesos más o menos no son lo más relevante en el asunto.  No hace mucho tiempo pagaba $500 por la entrada de socios, ¿debí dejar de ir la primera vez que me subieron el precio? ¿Bajó radicalmente la cantidad de asistentes?

La asistencia no es sólo una cuestión de precio. Ir a la ópera,  a mí por lo menos,  no me entusiasma ni con entradas regaladas. El valor del ticket  no es el único ni el principal factor.
2. – “Ir al estadio cuesta lo mismo que verlo por CDF”: En este punto, me parece, que si de verdad lo tomas como argumento es porque pocas veces fuiste al estadio. La comparación, excepto para el que es de región y tiene bajo acceso al recinto, no resiste análisis. Por lo demás el cálculo es mentiroso, nadie obtiene CDF y/o Fox Sports si no paga el premium o por lo menos la mensualidad básica del cable. “Es que son cosas distintas”, perfecto, por eso mismo no lo metamos en la excusa para no ir al estadio.

Ninguna de los dos “productos” (el que quiera negar a una SADP como negociante ya es otro asunto) es un artículo básico. Al consumirlos, al dedicarle parte de nuestras “lucas” asumimos  que darnos “el gusto” de ser futboleros tiene un costo adicional a lo primordial. Si es justo o no que sea así es otra discusión, en cualquiera caso somos los consumidores los que hemos validado el sistema. Si no hubiera demanda habría cambiado la forma de la oferta, el CDF no creció por la falta de abonados.

3.- Costos de transporte, la distancia del estadio etc.: Si queremos quejarnos motivos no nos van a  faltar, insisto en el tema,  a nadie le sobra el tiempo ni la plata pero la micro sigue costando lo mismo (por ahora), el litro de bencina no cambia de valor si vas o no al estadio, y el tiempo no se detiene o corre más rápido con la nueva política tarifaria.

Mi punto es: el que quiere ir encontrará la manera de hacerlo,  4 mil pesos más (pensando en dos partidos nacionales y dos de libertadores) si bien afectan el bolsillo no son razón para alejarse del estadio si de verdad tienes el hábito. ¿No vas sólo al estadio? Perfecto, son mil multiplicados por la familia o entradas que tengas que pagar  pero, nuevamente, recalco que el alza al estadio no es más escandalosa o dañina que el alza y costo/beneficio de comprar cajas felices, cigarros u otros “gustos” o actividades de la vida.

4. La cuestión es quejarse: Acá creo que está el punto más relevante porque si de verdad tienes la costumbre de ir al estadio, de verdad pensaste el tema  y lo incluiste o analizaste en tu presupuesto sabrás que el alza no te afectará mayormente porque entonces te abonaste. Esa es la principal razón del alza, empujar a la gente hacia los abonos  y no del que va a unos o dos partidos. El abono asegura que si se juega, lo que se juegue, tendrás tu asiento en el estadio.

Si no sacaste ese cálculo ahí el tema ya pasa por ti. Alternativas para asistir con regularidad y precios más convenientes existen, diversas formas de pago también.

5.- La evidencia mata la queja: No tengo la menor duda que si Católica avanzara a fases importantes de la Libertadores el estadio se va a llenar, lo mismo contra Colo Colo y Universidad de Chile con tal vez incluso entradas más caras.

Ahí entonces la queja será por qué no lo jugaron en  un lugar más grande, cuestión que espero que no se haga. Jugar en San Carlos de Apoquindo es fundamental y hacerlo también implica un costo, si es mil pesos por partido no me parece un precio tan escandaloso por ese beneficio.

Mucho más daño que el alza de mil pesos a la asistencia de los estadios producen las barras financiadas por los propios clubes, pero de eso nadie pareciera quejarse o darle importancia.

Más sobre La UC

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X