“La guerra de los mundos”: la primera invasión alienígena

Desde su publicación, el clásico de H. G. Wells ha inspirado un sinnúmero de otras novelas, series de televisión y películas que tocan la idea de un ataque a manos de una raza alienígena superior.

Guía de: Literatura Fantástica

El reciente estreno de “Falling Skies”, el nuevo proyecto televisivo de Steven Spielberg, trae de regreso el tema de la invasión extraterrestre a la Tierra. La idea no es nueva, sin embargo, siempre parece haber espacio para volver a contar la misma historia. Así lo demostró el año pasado la nueva versión de “V: Invasión extraterrestre” y en estos meses películas como “Skyline” y “Battle: Los Angeles”.

Sin embargo, el origen de todas estas películas y series de TV es uno solo: “La guerra de los mundos” (1898), la famosa novela del escritor británico H. G. Wells, y que describió la primera invasión de extraterrestres (en este caso desde Marte) a la Tierra.

La guerra de los mundos

Foto: Penguin

“Nadie hubiera creído en los últimos años del siglo XIX que las cosas humanas fueran escudriñadas aguda y atentamente por inteligencias superiores a la del hombre y mortales, sin embargo, como la de éste; que mientras los hombres se afanaban en sus asuntos, fuesen examinados y estudiados casi tan cerca como pueden serlo en el microscopio las transitorias criaturas que pululan y se multiplican en una gota de agua (…) Inteligencias vastas, frías e implacables, contemplaban esta tierra con ojos envidiosos y trazaban con lentitud y seguridad sus planes de conquista. Y en los comienzos del siglo XX sobrevino la gran desilusión”, se lee en sus primeras páginas.

Herbert George Wells (1866-1946) fue una de las grandes figuras de la literatura de ciencia ficción, gracias a títulos como “La máquina del tiempo” (1895), “La isla del doctor Moreau”  (1896) y “El hombre invisible” (1897). Sin embargo, “La guerra de los mundos” es, a todas luces, la obra que sentó las bases de qué pasaría si nuestro planeta fuera atacado por una raza tecnológicamente más adelantada.

La guerra de los mundos

Booket

“Ya la parte intelectual de la humanidad admite que la vida es incesante lucha por la existencia, y parece ser que ésta es la fe de los marcianos. Su mundo está ya muy frío, mientras el nuestro ofrece plétora de vida; pero plétora de lo que consideran como vida inferior. Y el único medio que tienen de escapar al aniquilamiento que, generación tras generación, merma sus filas, consiste en llevar la guerra en dirección al sol”, continúa.

Los marcianos, que Wells describe como criaturas muy semejantes a un pulpo, llegan a la Tierra en gigantescos cilindros. Y rápidamente inician la conquista de las principales capitales del mundo —comenzando por Londres—, así como el exterminio de la humanidad a través del uso de gases tóxicos y sus enormes máquinas de tres patas, entre otras armas.

Pero la humanidad, indefensa ante esta raza implacable y tecnológicamente superior, finalmente logra revertir su destino cuando los marcianos empiezan a morir y sus máquinas de guerra quedan inmóviles. ¿La razón? Los alienígenas no tenían defensas naturales contra los virus terrestres. Y eso es lo que finalmente detiene la invasión.

La mayoría de los análisis literarios que se han hecho de “La guerra de los mundos” consideran que la novela realmente denuncia el colonialismo de las grandes potencias europeas de la época, pero también refleja el sentimiento de inseguridad imperante en el Viejo Continente, donde pocos años después estallaría la Primera Guerra Mundial.

En 1938 el actor y director de cine Orson Welles adaptó la novela a un radioteatro en formato de transmisión en vivo, cambiando Gran Bretaña por Estados Unidos y ambientándola ese mismo año. Emitido en formato de noticiario, desató el pánico entre los ciudadanos de Nueva Jersey y Nueva York, quienes creyeron que realmente estaban siendo invadidos por alienígenas. La televisión todavía no existía en términos masivos y esa noche las personas, ciertamente, no contaban con otra fuente de información que no fuera la radio.

La novela de H. G. Wells ha tenido dos adaptaciones al cine: una de 1953 y otra de 2005, esta última precisamente dirigida por Steven Spielberg. Y todo indica que —ya sea en cine o televisión— la amenaza de una invasión desde otro planeta seguirá presente por mucho tiempo.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X