“Endymion”: Dan Simmons sorprende a los lectores con nuevas interrogantes y protagonistas

La tercera entrega de “Los Cantos de Hyperion” se ubica 274 años después de los acontecimientos de “La caída de Hyperion”.

Más de algún lector se habrá sentido algo decepcionado, o al menos con una buena cuota de incertidumbre en sus expectativas, al notar en la contraportada de “Endymion” (Nova, $ 22.900) que Dan Simmons no continuaba —en esta, la tercera novela de su obra maestra “Los Cantos de Hyperion”— con las historias de los personajes que nos habían embrujado en las dos primeras entregas.

En mi caso, la pregunta era clara. ¿Cómo, considerando el cambio de personajes y de escenario, podrá continuar con la historia sin perder lo que ya había logrado en el lector?

Endymion

Pues Simmons, para mí, no solo lo logra, sino que incluso lo supera, disfrazando esta nueva novela como una clásica historia de héroe y damisela en peligro, pero dándonos muchísimo más que eso.

En “Endymion”, Simmons sitúa la historia nada menos que 274 años después de los sucesos de “La caída de Hyperion”. El mundo no es igual. En este tiempo, este mundo llegó a ser dominado por Pax, el brazo armado de la Iglesia Católica, que usa el parásito cruciforme para garantizar la inmortalidad y poseer la fe y la obediencia de los mundos.

Es en este contexto en que aparece Aena, la hija del cíbrido Keats; una especie de mesías, temida por unos, esperada por otros, precisamente por lo que podría provocar en el orden establecido.

Tal como en las entregas anteriores, nada es lo que parece. La protagonista, a veces parece ser una especie de princesa indefensa. Pero en el trasfondo hay algo más, que el lector brega por descubrir y no lo logra, enmarañándose más y más en el apasionante laberinto de Simmons. Lo mismo pasa con el héroe de la historia, protector de la heroína. ¿Es el héroe de verdad? ¿Por qué la mayor parte del tiempo parece no tener idea de nada?

Simmons abre y abre interrogantes, puestas en página de forma tan brillante que —por mucho que queden dudas— es inevitable seguir haciéndose las preguntas.

Por lo demás, hay una gran diferencia entre este libro y los otros, que a mi parecer, lo beneficia. “Endymion” es, en principio, un libro de pocos personajes principales. Vale decir, guiados por al autor, los logramos conocer a todos. A fondo. Y a conocerlos y amarlos.

Asimismo, esta novela tiene, en muchos momentos, grandes escenas de acción, manejadas con gran suspenso por el autor.

No parecía posible, pero “Endymion” no solo iguala, sino que supera el nivel de sus predecesoras de la saga. Y de paso abre las expectativas en torno al cuarto y último volumen de “Los Cantos de Hyperion”.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X