Las polémicas secuelas de “Blade Runner”

Inspiradas a medio camino entre la novela de Philip K. Dick y la cinta de Ridley Scott, estos libros nunca llegaron a brillar como las obras originales.

Guía de: Literatura Fantástica

Hablar de “Blade Runner” implica, obligadamente, referirse a un hito de la ciencia ficción. Es una de las películas más emblemáticas que se hayan filmado y además está inspirada —con varias licencias, por cierto— en “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?” (1968), un clásico de la literatura de este género y una obra imperdible de Philip K. Dick.

Por eso causó impacto mundial que el director de aquella cinta, el británico Ridley Scott, recientemente anunciara que volverá a ese mundo creado en 1982. Si bien ya firmó contrato, todavía no está claro el guión, básicamente porque no se ha definido si será una precuela, una secuela o un spin-off. Incluso se habla de una serie de filmes basados en “Blade Runner”.

Blade Runner 2

Foto: Bantam

Lo que no muchos saben es que hace más de diez años que existen tres novelas que —con no mucho éxito— intentaron prolongar la trama de la cinta de Scott, más que intentar seguir la línea de la novela de Dick. ¿Cómo? Demos un vistazo (pero si no ha leído el libro o no vio la cinta, mejor que no siga leyendo). ¡Alarma de spoiler!

El responsable de estos libros es K. W. Jeter, un escritor estadounidense de ciencia ficción y terror —además de varias novelas de “Star Trek” y “Star Wars”— que recibió la autorización para escribir secuelas de la cinta, tomando también algunas cosas de la novela de Philip K. Dick.

La trama de “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?” / “Blade Runner” está ambientada en 2019, en la ciudad de Los Angeles. En ese futuro, la humanidad ha logrado crear androides orgánicos llamados “replicantes” —cuyas vidas adultas son muy cortas—, pero que producto de sangrientas rebeliones en colonias espaciales, tienen prohibido el ingreso a la Tierra. Y para asegurar que eso se cumpla, las autoridades crean un grupo especial de policías conocidos como “blade runners”. Rick Deckard es uno de ellos, en retiro (en la novela se llaman “cazador de bonificaciones”). Pero es “reactivado” para perseguir y exterminar a un grupo de “replicantes” que se ha infiltrado en la ciudad.

Blade Runner 3 Replicant Night

Foto: Bantam

Deckard entra al corazón de la Corporación Tyrell, la compañía creadora de los “replicantes”, donde conoce a Rachel, quien al comienzo parece ser humana, pero que después se descubre que es una replicante especial: “sin fecha de término”. Y al final de la cinta, ambos abandonan la ciudad para buscar un lugar donde establecerse.

“Blade Runner 2: The Edge of Human” (1995) comienza con Deckard y Rachel viviendo en un lugar alejado, hasta donde llega Sarah Tyrell, quien se identifica como nieta de Eldon Tyrell (el fundador de la compañía) y que ella fue el modelo para crear a Rachel. Ella le pide que busque a un sexto “replicante”, mientras que aparece el humano que la corporación usó como modelo para crear a Roy Batty, el “replicante” militar de la cinta.

“Blade Runner 3: Replican Night” (1996) continúa la historia de Deckard en Marte, donde es consultor para una película sobre su experiencia como “blade runner”. Paralelamente se comienza a develar el misterio origen de la Corporación Tyrell.

Por último, “Blade Runner 4: Eye and Talon” (2000) centra su historia en Iris, una policía “blade runner” que tiene la misión de encontrar al búho de Tyrell, que contiene información relevante para la compañía.

Ninguna de estas tres partes alcanzó a destacar de la forma en que lo hicieron la novela de Philip K. Dick o la cinta de Ridley Scott. Lo que demuestra que no siempre es tan fácil “endosar” el universo creado por uno autor a otro. Ahora habrá que esperar a ver cómo Scott revive un clásico que —al menos en un su versión original— era simplemente perfecta.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X