Trilogía del Paralaje Neandertal: Encuentro de dos mundos paralelos

Antes de escribir “Flashforward”, Robert Sawyer imaginó cómo sería una Tierra poblada por los neandertal y las consecuencias de abrir un portal hacia nuestro universo.

Guía de: Literatura Fantástica

Hace 29 mil años la evolución del ser humano dio un giro radical. Los neandertal, que habitaron Europa y vastas extensiones de Asia, desaparecieron de la superficie del planeta tras compartir —y competir— por casi 5.000 años con otra especie: los cromagnon. En otras palabras, los primeros hombres modernos y de quienes descendemos nosotros. De esta forma, los neandertal dejaron de ser la especie dominante del planeta y sus restos acabaron siendo estudiados en laboratorios de museos.

Homínidos

Foto: Ediciones B

Pero, ¿qué habría ocurrido su hubiésemos sido nosotros los seleccionados para la extinción? ¿Cuán diferente sería la Tierra si los neandertal hubieran continuado con su evolución hasta alcanzar un grado de desarrollo moderno? Esa es precisamente la idea central de la trilogía de novelas que compone El Paralaje Neandertal (Ediciones B), del escritor canadiense Robert Sawyer. El mismo que sorprendió al mundo con “Flashforward”, novela que inspiró (al menos por una temporada) la serie de televisión del mismo nombre.

La trilogía del Paralaje Neandertal comienza en “Homínidos”, cuando el físico neandertal Ponter Boddit accidentalmente abre un portal entre su universo y el nuestro. Su llegada a nuestra Tierra no pasa inadvertida. Primero será visto como un hallazgo antropológico y luego la paleoantropóloga Mary Vaughan descubrirá su valor como científico. Sin embargo, lo más interesante de este primer título es la mirada que Boddit ofrece de nuestro mundo: sobrepoblado, contaminado, poco armónico y excesivamente caluroso por el efecto invernadero.

Hibridos

Foto: Ediciones B

Luego la Trilogía del Paralaje Neandertal sigue con Humanos”, donde será Mary quien viaje al mundo neandertal, donde intentará comprender la Tierra de Boddit. Una sociedad que cuenta con un alto desarrollo científico y artístico, habiendo recorrido un camino muy diferente al nuestro. En su Tierra no existen los países, sino una sociedad global gobernada por consejos de ancianos. Las casas son orgánicas, la luz se genera a partir de reacciones químicas y el planeta está muchos menos poblado que el nuestro (apenas 185 millones). Además, los crímenes se castigan con la esterilización de quien los comete y de toda su rama familiar, lo que ha ido moldeando genéticamente los niveles de violencia y agresividad de los neandertal.

El cierre de la Trilogía del Paralaje Neandertal está dado por “Híbridos”, el punto de quiebre en este encuentro entre universos y razas. El neandertal Ponter Boddit y Mary Vaughan deciden tener un hijo. Pero no podrá existir sin la ayuda de la ingeniería genética desarrollada por los neandertal, única forma de salvar las diferencias cromosómicas entre ambos.

En este punto, ambos deberán tomar una serie de decisiones ya que, por ejemplo, la capacidad de creer en una religión y desarrollar una espiritualidad es privilegio exclusivo de los cromagnon, básicamente por un desarrollo cerebral diferente. ¿Debe tener esa facultad el niño que desean tener? Un dilema que Robert Sawyer aprovecha para llevar al extremo su mirada crítica y aguda de nuestra propia sociedad.

En síntesis, una aventura antropológica que no sólo ofrece un vistazo a un mundo “que pudo ser”, sino la posibilidad de mirar el nuestro a través de unos ojos extraños, casi alienígenas, pero inquietantemente cercanos a nosotros.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X